CADA ACCIÓN Ha perdido más de dos euros en un año

Iberdrola supera a Telefónica en bolsa por primera vez en la historia

El hundimiento bursátil que está sufriendo la compañía de telecomunicaciones desde marzo de 2017, llevándola a mínimos en 15 años, ha hecho que ceda la cuarta posición del Ibex

Foto: El presidente de Iberdrola, Ignacio Sanchéz Galán, al inicio de la junta general de accionistas de Iberdrola. (EFE)
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sanchéz Galán, al inicio de la junta general de accionistas de Iberdrola. (EFE)

El hundimiento que ha sufrido la acción de Telefónica en los últimos 11 meses ha provocado un adelgazamiento de su capitalización bursátil que ha hecho que pierda la cuarta posición del 'ranking' de mayores cotizadas españolas en favor de Iberdrola. La divergente evolución que han tenido estas dos compañías en los últimos cinco años les ha llevado a igualar sus fuerzas en lo que a volumen en bolsa se refiere. En la tarde de este miércoles, ha sido la primera vez en la historia que ha cerrado la bolsa con Iberdrola por encima. No obstante, ya en algún momento puntual del intradía había superado a Telefónica en las últimas fechas.

Tras el cierre de la sesión, Iberdrola valía en bolsa 38.870 millones de euros, mientras que Telefónica concluía en los 38.810 millones. Con este sorpaso, la firma de telecomunicaciones, la multinacional más valiosa de España durante muchos años, vería cómo otras cuatro compañías ya la habrían superado. Antes que Iberdrola, Banco Santander, Inditex y BBVA habían pasado por encima de la empresa presidida actualmente por José María Álvarez-Pallete, que ya no está en el podio de las tres grandes en España.

La expansión internacional llevada a cabo en la última década por la eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán, unida a que fue una de las primeras que se posicionaron claramente en el sector de las renovables, le ha llevado a mantener una tendencia al alza que le ha distanciado claramente del resto de sus competidoras españolas en el sector, mucho más circunscritas al negocio en España y a la generación desde fuentes contaminantes. Por el contrario, Telefónica sufre una tendencia bajista muy marcada desde agosto de 2015 que a partir de marzo de 2017 se ha intensificado. De hecho, en estos momento está en su nivel más bajo en 15 años.

Evolución de la cotización histórica de Telefónica. (Bloomberg)
Evolución de la cotización histórica de Telefónica. (Bloomberg)

TELEFONICA

6,9260€-0,0790€-1,13 %
  • VOL. DIARIO (Tit.)13.044.549
  • APERTURA7,0050€
  • MÁXIMO6,8930€
  • MÍNIMO7,0370€
  • ÚLTIMA SESIÓN04/09/2018

La multinacional —construida a base de extender su negocio a otras latitudes desde la privatización que propició José María Aznar en su primera legislatura— se ha visto frenada tras alcanzar unos ratios de deuda difícilmente sostenibles, que ronda los 50.000 millones de euros. No obstante, en los últimos meses está optimizando su pasivo alargando plazos de vencimientos y recortando su endeudamiento, un factor fundamental de cara a lograr el beneplácito de las agencias de 'rating'. La operadora trata de abaratar créditos por 5.000 millones.

En los últimos tiempos se ha encontrado con algunas dificultades, como la venta de O2 en el Reino Unido, que finalmente se frustró. También vio truncada la salida a bolsa de Telxius, la filial que engloba sus activos de infraestructura de red y cable submarino. No obstante, este 'match-ball' se salvó posteriormente con la venta del 40% al fondo de capital riesgo estadounidense KKR.

Hace pocas semanas sufrió otro golpe en la reputación después de que BBVA tuviera que minusvalorar su participación del 5% en la compañía, lo que le ha supuesto un golpe contable de 1.123 millones de euros. Una operación que por el momento no ha hecho CaixaBank, dueño de otro 5% de la empresa con sede en Las Tablas.

Al bajar en bolsa, Telefónica ha encontrado en su camino a Iberdrola. La firma decidió extender su negocio fuera de España y apostar por la generación verde. Hoy está situada de forma consistente en países de alto crecimiento o primeras potencias. En todos cuenta con activos de generación renovable. Así, tiene una presencia destacada en Reino Unido, con la filial Sottish Power, y otros países europeos como Alemania y Francia, donde recientemente ha anunciado la puesta en marcha de parques marinos eólicos como el de Wikinger y Saint Brieauc, respectivamente.

También está ampliando su presencia en Portugal, con la construcción y explotación a largo plazo de centrales hidroeléctricas en el Alto Támega, al norte del país. En el país vecino ya han iniciado una campaña para entrar en comercialización y esta misma estrategia pretende ponerla en marcha ahora en Italia.

Evolución histórica de la cotización de Iberdrola. (Bloomberg)
Evolución histórica de la cotización de Iberdrola. (Bloomberg)

IBERDROLA

6,3960€-0,0080€-0,12 %
  • VOL. DIARIO (Tit.)9.443.360
  • APERTURA6,4040€
  • MÁXIMO6,3580€
  • MÍNIMO6,4440€
  • ÚLTIMA SESIÓN04/09/2018

Sin embargo, lo más destacado del crecimiento de Iberdrola está en América, con la fuerte presencia en EEUU, con su filial Avangrid, o su posicionamiento en Brasil, donde ha construido una gran filial fruto de unir Elektro y Neoenergía, aunque su salida a bolsa por el momento ha fracasado. También cabe destacar la presencia de la compañía en México. Antes de Navidad, recibió la buena noticia de que la reforma de Donald Trump le había reportado 1.200 millones de euros.

A pesar de todo, Iberdrola en los últimos tiempos no está experimentando un crecimiento tan fuerte. Ha llegado al nivel de Telefónica en este momento más por deméritos del rival. La compañía está sufriendo con su negocio en España y Reino Unido, donde el mercado ya está muy maduro y no existen tantas oportunidades de crecimiento.

En España se ha visto muy perjudicada por la sequía, que ha castigado a sus hidroeléctricas. La firma mantiene un duro pulso con la Administración por razones regulatorias diversas. El ministro de Energía trata de rebajar las retribuciones reguladas. A todo esto hay que sumar el malestar por su participación en Gamesa, que ha visto cómo se deprecia un 50% en los últimos meses. El presidente no ha dudado de culpar de tal hecho a la gestión de los alemanes de Siemens.

En Reino Unido, también mantiene disparidades de tipo regulatorio en lo que respecta al negocio de comercialización. Su principal lastre en las islas en el último año ha sido la depreciación de la libra que provocó el Brexit, que ha supuesto un impacto negativo para las cuentas consolidadas de la compañía. El sorpaso a Telefónica podría materializarse si se cumplen los vaticinios de Morgan Stanley, que ve un futuro despejado para la compañía en este 2018 y considera que la acción podría elevarse hasta los ocho euros.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios