credit suisse sufre grandes pérdidas

El 'elefante de Wall Street' se pone las botas con el desplome del mercado

Un misterioso 'trader' conocido como el 'elefante del VIX' ha dado un enorme pelotazo con una apuesta por un aumento de la volatilidad que mantuvo cuando estaba en mínimos

Foto: El 'elefante de Wall Street' se pone las botas con el desplome del mercado. (Imagen: E. Villarino)
El 'elefante de Wall Street' se pone las botas con el desplome del mercado. (Imagen: E. Villarino)

Olvídense del lobo de Wall Street. El hombre de moda en el mercado es ahora el 'elefante de Wall Street'. Se ha dado en llamar así a un misterioso 'trader', cuya identidad permanece oculta y que acaba de ponerse las botas con el desplome del mercado. Más en concreto, con el fuerte aumento de la volatilidad que ha conllevado la caída. El 'elefante' apostó por que esto iba a ocurrir hace meses y aguantó la posición, pese a que la volatilidad cayó a mínimos históricos y todo el mundo lo consideraba un perdedor. Ahora se ha cobrado su venganza, y puede obtener unos beneficios superiores a 250 millones de dólares.

La volatilidad hace referencia a las oscilaciones de los índices entre máximos y mínimos, y se mide por varios índices, el más conocido de los cuales es el VIX, referido al S&P 500 norteamericano (se le conoce como el 'índice del miedo', porque la volatilidad sube cuando los inversores se asustan y baja cuando están confiados). Al igual que se puede invertir al alza o a la baja en una acción o un índice, también se puede apostar por la subida o la bajada de la volatilidad, mediante unos instrumentos conocidos como opciones.

Leonardo DiCaprio, en 'El lobo de Wall Street'.
Leonardo DiCaprio, en 'El lobo de Wall Street'.

Lo que hizo el 'elefante del VIX' (llamado así por el tamaño de sus inversiones) fue tomar una fuerte posición alcista en opciones sobre este indicador a la espera de un repunte de la volatilidad, que ha sido bajísima durante el último tramo de la subida, cuando Wall Street encadenaba máximo histórico tras máximo histórico. Y no solo eso, sino aguantarla pese a las pérdidas que acumulaba, que llegaron a 45 millones: hizo la apuesta inicial en julio del año pasado y la fue renovando trimestralmente (lo que se conoce como 'rollover'; las opciones vencen cada tres meses) a pesar de que el VIX se encontraba en la zona de 10 puntos, cerca de sus mínimos históricos.

Con el batacazo histórico del Dow Jones este lunes, el indicador se disparó hasta 37 puntos, lo que por fin compensó los meses de sufrimiento. Ahora bien, la posición todavía tiene más recorrido hasta llegar a un beneficio potencial máximo de 262,5 millones. Aunque la estructura de la posición —que se ha convertido en la comidilla financiera en las redes sociales— implica que, para ganar todo ese dinero, el VIX debe situarse cerca pero no por encima de 25 en el vencimiento de febrero.

¿Qué buscaba el 'elefante'?

Los medios norteamericanos especializados dan dos explicaciones a esta misteriosa posición: o bien el inversor estaba convencido de que la volatilidad iba a repuntar a corto plazo (hasta las series más largas se acaban porque nada dura para siempre, y esta había superado al récord), o bien trataba de cubrir una posición igual de grande en acciones, puesto que el VIX suele moverse a la inversa de los índices bursátiles. Es decir, lo que pierde en sus acciones lo gana en las opciones sobre la volatilidad.

El 'elefante' no está solo. Más recientemente, ha aparecido otro inversor anónimo, al que se le ha puesto el sobrenombre de '50 centavos', con una posición similar, si bien de un tamaño más reducido. Y que también ha obtenido pingües ganancias con el batacazo del mercado.

Un bono de Credit Suisse, el gran perdedor

Oficina de Credit Suisse en Lucerna, Suiza. (Reuters)
Oficina de Credit Suisse en Lucerna, Suiza. (Reuters)

Ahora bien, en el mercado, las sonrisas de unos son las lágrimas de otros. En este caso, los grandes perdedores son los clientes de Credit Suisse. El banco suizo tenía unos productos muy populares que se utilizaban para apostar por una baja volatilidad, al contrario que el 'elefante' (técnicamente, se trata de un bono inverso sobre el VIX). El folleto de este producto establece que, si su valor sufre una caída superior al 80% en un día, puede cancelarse. Y es lo que ha hecho la entidad. Para hacerse una idea del quebranto sufrido por los inversores, este bono cotizado tenía un valor en enero de 2.170 millones y el lunes cayó hasta 63,2 millones.

Esto puede implicar importantes pérdidas para Credit Suisse, no tanto por su inversión en el bono (afirma que no tenía ninguna) como por las consecuencias del desastre para sus clientes. Podemos estar ante un caso parecido al de las preferentes o los convertibles en España: estos productos complejos sobre la volatilidad se han vendido masivamente a inversores minoristas, que en la mayoría de los casos no tenían los conocimientos suficientes para entenderlos y no eran conscientes de que podía ocurrir una cancelación como la del lunes. Se avecina una avalancha de pleitos y puede que cambios regulatorios de gran calado en EEUU.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios