baja su peso en el capital al 3%

Goldman Sachs deja sin armas a los bajistas de DIA al reducir su participación

El gigante norteamericano ha sido el mayor prestamista de acciones para los ‘cortos’ hasta ahora. Los bajistas han reducido sus posiciones en las últimas semanas.

Foto: Puesto de Goldman Sachs en Wall Street (Reuters)
Puesto de Goldman Sachs en Wall Street (Reuters)

Los bajistas pierden fuelle en DIA. Y no porque su comportamiento en bolsa asuste, prácticamente plano en 2018 tras perder lo ganado en la sesión posterior al aumento de la participación del multimillonario ruso Mikhail Fridman. El problema para los ‘cortos’ es que tienen menos munición para disparar.

[Siga aquí la cotización de DIA en el Ibex 35]

Las posiciones cortas tradicionales preocupan a una compañía cotizada en la medida en que las ventas en ‘corto’ puedan afectar a la cotización y por el hecho de que parte del capital esté en manos de inversores que apuestan contra las acciones. Para ello, toman prestados títulos que venden al recibirlos y los compran cuando van a devolverlos.

Es decir, para que los ‘hedge funds’ se pongan bajistas en un valor, necesitan que alguien les preste acciones. El mayor prestamista de los fondos internacionales que presionan a la empresa que dirigen Ana María Llopis y Ricardo Currás ha sido hasta ahora Goldman Sachs.

El gigante norteamericano alcanzó el 11,5% del capital en enero, aunque no está claro si el banco de inversión se puede considerar un socio o un enemigo. La participación ha estado construida casi íntegramente a través de derivados, con más de la mitad prestada a terceros. En concreto, declaró un préstamo del 7,5% del capital.

Los fondos internacionales suelen realizar esta práctica para sumar puntos adicionales de rentabilidad por las comisiones que pagan los prestatarios, generalmente los bajistas. Es decir, Goldman Sachs fue el principal arsenal de munición para los ‘cortos’ durante los últimos meses.

Los bajistas alcanzaron en junio una presión histórica en el 24,86% del capital, pero en julio ya tuvieron que cerrar parte de sus posiciones cuando el ruso Mikhail Fridman se hizo con un 10% a través de su vehículo Letterone, con un 3% en acciones y el resto en derivados. El multimillonario ha aumentado su inversión al 15% y ha adquirido un compromiso de comprar acciones representativas de un 10% adicional.

Coincidiendo con esta inversión, Goldman Sachs ha reducido su participación al 3,3% y, con este movimiento, recorta el préstamo de valores a la mínima expresión, al 0,02%. Otros accionistas de DIA también alquilan sus acciones, aunque en porcentajes muy inferiores al 7,5% que tuvo Goldman: BlackRock tiene una participación del 3% y presta el 0,6%; Morgan Stanley, con un 4,4%, presta el 2,89%; y Norges Bank, que tiene un 3%, alquila el 2%.

La presión de los bajistas se alivia

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recopila las posiciones cortas de más del 0,2% y publica los agregados que soportan las empresas cada dos semanas, además de actualizar a diario los movimientos individuales que sobrepasan el 0,5% del capital.

El 19 de enero, último dato facilitado por el supervisor, el volumen de ‘cortos’ se situó en el 15,71%, el dato más bajo desde febrero del año pasado, aunque DIA sigue siendo la empresa española más presionada por los bajistas, por delante de Técnicas Reunidas y Cellnex.

Desde esta actualización, los fondos de cobertura más agresivos contra la cadena de supermercado han realizado varios movimientos, en general a la baja. Tiger Global Management, uno de los ‘hedge funds’ más famosos y poderoso del mundo, el fondo británico Marshall Wace y los fondos de la gestora estadounidense BlackRock son los que tienen mayores posiciones cortas al pasar del 2% del capital en cada caso. Por su parte, Darsana, ENA Investment, WorldQuant y Capital Fund pasan del 0,5%.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios