ES SU BANCO FAVORITO EN ESPAÑA

JP Morgan apuesta por Santander aunque ve en Cataluña un riesgo para la banca

Los analistas de JP Morgan advierten que la incertidumbre política en Cataluña podría afectar a la macro y como derivada a la capacidad del sector de volver a ser rentable

Foto: Ciudad financiera de Banco Santander (Efe)
Ciudad financiera de Banco Santander (Efe)

Cataluña amenaza con descarrilar la progresión de los bancos españoles, que durante los últimos años han hecho esfuerzos para adaptarse a un mundo de tipos al 0% que presiona a la baja su rentabilidad. Los analistas de JP Morgan Cazenove advierten de que la incertidumbre podría afectar a la economía y, como derivada, al negocio bancario.

Se trata del principal riesgo que ven estos expertos para el sector financiero español, en el que ven una mejoría y en que destacan a Banco Santander como la “primera opción” para invertir en bancos en España o Portugal. La entidad cántabra subió este jueves un 1,2% hasta los 5,9 euros y acumula una revalorización del 8% en el año.
De los analistas que siguen a Banco Santander y cuyas valoraciones recoge Bloomberg, 17 aconsejan comprar, el 47% aconseja comprar, el 42% opta por mantener y un 11% restante por vender. El precio objetivo que otorgan es de 6,07 euros, lo que implica un potencial de revalorización del 3% frente a los niveles actuales.

[Siga la cotización de Banco Santander en el Ibex 35]

Capacidad de volver a ser rentables

El sector aún sufre los estragos de la política monetaria expansiva, ya que los tipos bajos reducen su capacidad de obtener rentabilidad con el negocio tradicional de captar y prestar dinero, al caer el diferencial entre el rendimiento que pagan a los depositantes y el que reciben del crédito. Asimismo, los últimos datos de préstamos publicados por el Banco de España, correspondientes a noviembre, fueron “débiles”. Sin embargo, en JP Morgan recuerdan que el crecimiento del 4,4% interanual del crédito al consumo supuso una “sorpresa positiva”.

Las entidades han hecho esfuerzos por incrementar el peso de estos préstamos, con los que obtienen una rentabilidad mayor que con las hipotecas. Esta tendencia “podría ayudar al crecimiento de la banca española”, explican los analistas de JP Morgan Cazenove a sus clientes en un informe. Aunque alerta de que la debilidad de los volúmenes de préstamos penalizan a la capacidad de generar beneficio.

En este contexto, la firma de inversión anticipa el punto de equilibrio del sector entre rentabilidad y coste del capital (lo que exigen los inversores a cambio de invertir) en la segunda mitad de este año o a principios de 2019. Sin embargo, Cataluña “añade riesgos en el corto plazo”, sostienen. Lo que temen estos expertos es que este punto deseado por parte de las entidades se retrase por culpa de la crisis catalana.

“La incertidumbre política catalana podría impactar a la macro”, resume el informe. A su juicio, las elecciones del pasado 21 de diciembre no han modificado la situación de fractura social que existe en la región, otorgando aún una elevada visibilidad a la política. El impacto en la economía podría desacelerar la reducción de activos improductivos de los balances.

Por otro lado, el euríbor, que marcó otro mínimo histórico en diciembre en el -0,19%, seguirá en terreno negativo durante este ejercicio, según las proyecciones del banco de inversión. Esto supone un enorme hándicap para el negocio bancario tradicional. Las estimaciones de los analistas de la entidad pasan por una leve normalización hasta el -0,02% en diciembre de este año y se situará en positivo a lo largo de 2019. La política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) es clave para este proceso, y las actas de la última reunión publicadas este jueves han dejado la puerta abierta a una modificación de sus perspectivas.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios