Barcelona (Pikolin): "Tener alternativas a la financiación bancaria como el MARF es sano"
  1. Mercados
La Renta Fija a examen

Barcelona (Pikolin): "Tener alternativas a la financiación bancaria como el MARF es sano"

¿El Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) está siendo verdaderamente efectivo? , ¿cómo está cambiando el día a día de las empresas españolas? Los expertos responden

placeholder Foto:

Tras cuatro años de vida, el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) se ha convertido en una importante fuente de financiación para las pymes españolas, que han iniciado un cambio de modelo desde la tradicional bancarización que existía en el tejido empresarial hacia uno mixto que incluye el mercado de capitales.

La pregunta ahora es si este mercado está siendo verdaderamente efectivo y cómo está cambiando el día a día de las empresas españolas. Estas cuestiones han sido sometidas a debate en la mesa redonda organizada por El Confidencial y Axesor, 'La renta fija a examen, ¿hacia dónde camina en mercado?', en la que han participado Gonzalo Gómez Retuerto, director generante del MARF; Alejandro González de Aguilar, socio de Financial Advisory de Deloitte; Javier García-Palencia, `head of debt capital markets´ en Alantra; Luis Barcelona, director financiero de Pikolin; Álvaro Bergasa, responsable de mercados de capitales de Banca March; Gabriel Pañeda, gestor de renta fija en Mutuactivos, y Adolfo Estévez, 'managing director' de Axesor Rating.

El empresario español se ha encontrado con más fuentes de financiación de las que nunca ha tenido

En este sentido, la primera idea en la que coinciden todos ellos es en que gracias al MARF el empresario español se ha encontrado con más fuentes de financiación de las que nunca ha tenido y la posibilidad de acceder a los mercados de capitales ha reducido considerablemente el riesgo de que una crisis del sector bancario acabe contagiando a todo el tejido empresarial, como ocurrió con el cierre del grifo del crédito.

Sin embargo, una cosa no quita la otra. De hecho, “hay veces que es buena la financiación bancaria, hay veces que es bueno emitir un bono, hay veces que es bueno ir a un inversor institucional porque tienes que hacer un desarrollo específico...”, asegura González de Aguilar.

Por ello, la combinación perfecta para las empresas que están buscando financiar proyectos es contar con un bono “que permite financiar una estructura 'bullet' sin necesidad de pagar cuotas durante la vida de la operación y combinarla con un préstamo bancario que sí te permite el apalancamiento”, añade García- Palencia.

placeholder

Pero el MARF no solo es una herramienta que permite diversificar las fuentes de financiación, sino que está actuando de detonante para la profesionalización de las empresas. Y es que, por un lado, las empresas lo ven como un paso intermedio hacia un paso posterior, como pueda ser una salida a bolsa o la entrada de un nuevo socio, mientras que, por otro, en palabras de Estévez, “cualquier salida al mercado, sea vía 'equity' o vía deuda, abre nuevas vías de financiación para que en un momento potencial futuro, en el que la financiación bancaria pueda estar más complicada, ya se tengan esas bases desarrolladas para poder financiar en épocas más inestables”.

Un buen ejemplo de estos aspectos es Pikolin, que en 2015 protagonizó la primera colocación de bonos de una sociedad limitada en el MARF para sus proyectos en expansión. Una experiencia que ha defendido su director financiero, Luis Barcelona, que lamenta que a las pequeñas y medianas empresas les esté costando asimilar este cambio de modelo “por un tema de desconocimiento, tanto desde un punto de vista de lo que es el mercado, como en el sentido de que las empresas ya conocemos a los bancos, sabemos cómo son y abrirte a un nuevo mercado se cree equivocadamente que regulatoriamente es muy complicado”.

En este sentido, Barcelona destaca que “cuando se es una empresa relativamente profesionalizada, es muy sencillo acceder a un mercado como es el MARF”, y "tener mercados alternativos donde uno se puede financiar siempre es sano para un empresario que acaba por ver al banco y otros empresarios financieros como proveedores".

Y, además, apetito inversor hay. De hecho, una de las críticas que se le pueden hacer al MARF es su falta de liquidez. No obstante, aunque “las emisiones que salen, por tamaño, tienen un componente estructural de menor liquidez”, explica Retuerto, “se tiende a creer que esa iliquidez la provoca la falta de compradores y es más bien al contrario, lo que sucede es que realmente no hay inversores que quieran deshacerse de ese papel”.

placeholder

Tan es así que, desde el otro lado, es decir, desde la posición del inversor, “el MARF nos ha aportado diversificación y acceso a una serie de compañías que antes eran de claro difícil acceso”, asegura Pañeda. Eso, además, en un momento en el que en general el mercado de renta fija está relativamente caro, por lo que las oportunidades se encuentran en nichos de mercados de compañías particulares que cotizan en mercados como este.

Compañías que, sin ser 'investment grade', tienen “una calidad crediticia magnífica”, porque el espectro que va entre los doble B+ y los triples C es muy amplio, defiende Bergasa, que considera que hay que desterrar el concepto de bono basura. “Hay empresas con facturaciones de 6.000 millones, ebitdas de 500, poco apalancadas, que tienen 'rating' doble B+ por las características de su sector”, asegura el experto.

placeholder

“Me atrevo a transmitir mucha confianza, que España, Europa y el mundo empresarial en general es un mundo donde el 95% de las empresas son 'non investment grade' y que dentro de ello los B y los dobles B son buenas calidades crediticias donde se puede invertir, siempre y cuando se haga un análisis adecuado”, concluye.

Mercado Alternativo de Renta Fija Axesor Renta fija