ASÍ SIGUEN COBRANDO COMISIONES

Los bancos catalanes venden fondos extranjeros para frenar la salida de clientes

La huida de partícipes de los fondos de los bancos catalanes fue compensada en parte con su traspaso a fondos internacionales, que siguen dejando gran parte de su comisión al banco

Foto: El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (Reuters)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar. (Reuters)

La fuga de clientes de los bancos catalanes en octubre no solo se produjo en los depósitos, sino también en los fondos de inversión. Para tratar de detener esta huida, CaixaBank y Sabadell ofrecieron (y siguen ofreciendo) a sus clientes traspasar el dinero de los fondos de sus gestoras a otros de grandes firmas internacionales como BalckRock, Fidelity o JP Morgan. De esta forma, el partícipe se siente seguro al tener su dinero en una gestora extranjera inmune a lo que pueda ocurrir en Cataluña, y los bancos, además de no perder el cliente, siguen cobrando las comisiones retrocedidas por estos fondos.

Así lo aseguran varias fuentes del sector. "Igual que en los depósitos han ofrecido a los clientes cuentas espejo en otras comunidades para evitar que se fueran a otras entidades, en los fondos han tenido que adoptar esta estrategia con los partícipes a los que no convencían de que su dinero no estaba en peligro porque Cataluña no se iba a independizar", según una de ellas.

Sede de Fidelity en Boston, EEUU. (Reuters)
Sede de Fidelity en Boston, EEUU. (Reuters)

Otra añade que "esta fórmula es muy positiva para el banco porque sigue cobrando retrocesiones de comisiones para retribuir a la red, con lo cual minimiza el impacto. Y evita que el cliente se vaya a otro banco con el argumento de que su dinero va a estar todavía más seguro en una gran firma internacional que en otro banco español, ya que a ellas seguro que no las va a afectar nada de lo que pase aquí". "Eso sí, para que funcione, tiene que tratarse de nombres muy conocidos, no de pequeñas boutiques o firmas grandes pero que no le suenan al cliente español", apostilla.

Como es sabido, las entidades solo colocan a sus clientes los productos que dejan comisiones para remunerar a su red de oficinas: o bien los de su propia gestora o bien los de otras firmas, normalmente extranjeras, que les retroceden parte de su comisión de gestión, lo que se conoce como retrocesión o 'rebate'. Esta retrocesión suele representar más del 50% de lo que paga el partícipe cada año para que le gestionen su dinero.

Salida de 850 millones en octubre

Esta medida no fue suficiente para evitar importantes fugas de patrimonio en octubre. Según los datos de Inverco, CaixaBank, Sabadell y la gestora independiente EDM sufrieron la salida de 848,8 millones en octubre, que fueron a parar sobre todo a BBVA, Santander y Bankia. La asociación de las gestoras de fondos asegura que, en octubre, CaixaBank Asset management registró reembolsos netos por 648,05 millones, lo que deja su patrimonio gestionado en 44.255,3 millones (sigue siendo la gestora líder en España con diferencia). En el caso del Sabadell, las retiradas ascendieron a 107,23 millones; mantiene su cuarta posición con 16.226,7 millones de activos bajo gestión.

Nueva sede del Banco Sabadell en Alicante. (EFE)
Nueva sede del Banco Sabadell en Alicante. (EFE)

No obstante, fuentes de estas entidades aseguran que las cosas habrían sido mucho peores si no hubieran hecho estas ofertas a sus clientes. De hecho, CaixaBank admite que registró un crecimiento de las fondos de terceras gestoras superior a los 1.100 millones, lo que compensó el descenso de las suscripciones en fondos propios su gestora. Y asegura que, sumando fondos de inversión propios de la entidad, fondos de terceras gestoras y carteras de gestión discrecional, CaixaBank alcanza los 440 millones en suscripciones netas hasta el 26 de octubre.

Según las fuentes consultadas, el grueso del movimiento se ha frenado tras los cambios de sede fuera de Cataluña y tras el fracaso de la intentoda independentista y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, si bien todavía porsigue un goteo de salidas desde los fondos y los depósitos de las entidades catalanas. Ahora bien, persiste el temor entre los inversores a que vuelva a recrudecerse la situación tras las elecciones del 21 de diciembre, lo que podría provocar una nueva fuga de cientes. Aunque, si sucede, pillará a CaixaBank y Sabadell mucho más preparados en que octubre

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios