Los inversores, aliviados por el 155 pero con temor a posibles incidentes en su aplicación
  1. Mercados
ESPERAN QUE PONGA FIN A LA CRISIS

Los inversores, aliviados por el 155 pero con temor a posibles incidentes en su aplicación

Los mercados reaccionarán hoy a la puesta en marcha del artículo 155, anunciada el viernes por la noche. Los inversores hablan de alivio, pero con cautela por posibles incidentes

placeholder Foto: Comparecencia de Mariano Rajoy el viernes por la noche tras el Consejo de Ministros extraordinario. (Reuters)
Comparecencia de Mariano Rajoy el viernes por la noche tras el Consejo de Ministros extraordinario. (Reuters)

La sensación generalizada entre los inversores, sobre todo extranjeros, es de alivio por la decisión del Gobierno de aplicar el artículo 155 para acabar con el golpe independentista en Cataluña. Distintas fuentes del mercado aseguran que la opinión mayoritaria es que estas medidas pondrán fin a la crisis y que la situación volverá a la normalidad, lo que debe reflejarse en las cotizaciones. Sin embargo, fuera de España existe un gran temor a que se produzcan incidentes después de las escenas vividas el 1 de octubre. Y también hay preocupación por el daño que ya se ha infligido a la economía española.

La bolsa llegó a caer un 2% el viernes tras la declaración unilateral de independencia, pero redujo sus pérdidas al cierre hasta el 1,45% anticipando las medidas del Ejecutivo. Peor le fue a la prima de riesgo, que subió el 8% hasta 121 puntos básicos. Durante todo este proceso, tanto las acciones —en especial las de los bancos, y más concretamente las de los catalanes—, como el bono del Estado, han caído en momentos en que parecía factible que Cataluña proclamara la independencia de verdad, y han recuperado con fuerza cuando esa posibilidad se alejaba. Siguiendo esa lógica, ahora deberíamos asistir a un nuevo movimiento alcista.

placeholder Panel informativo de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Panel informativo de la Bolsa de Madrid. (EFE)

En conjunto, la bolsa española tampoco ha sufrido demasiado en el último mes: simplemente, se ha quedado un poco rezagada (el 1,6%) respecto a los principales mercados mundiales, que se encuentran en zona de máximos históricos. En general, el consenso del mercado sigue pensando que la economía española está fuerte y que la cuestión catalana se resolverá con negociaciones y nuevas elecciones. La mayoría de los inversores creen que esto será un 'non-event', sobre todo después de ver que la reacción de los mercados no ha sido tan negativa tras el Brexit y la victoria de Trump. "Mucho ruido y pocas nueces", concluye Kepler Cheuvreux.

En este escenario, los inversores se han encontrado con una sorpresa inesperada muy agradable: la convocatoria de elecciones el 21 de diciembre por parte de Mariano Rajoy. Uno de los temores del mercado es que se prolonguen durante mucho tiempo la incertidumbre y las tensiones, con el consiguiente impacto en la economía (mayor cuanto más tarden en resolverse estas tensiones). Por tanto, poner una fecha próxima a la convocatoria electoral y disolver el Parlament autonómico para que no siga siendo un foco de inestabilidad tras la destitución del Govern son buenas noticias en este sentido.

Los posibles disturbios, el mayor riesgo

Ahora bien, a pesar de esto la economía catalana ya ha sufrido un daño importante, que afectará a la del conjunto de España. Ahí aparece un riesgo importante de decepción para el citado escenario optimista de los analistas y gestores foráneos, si finalmente este impacto está más en línea con el que se teme la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), de 1,2 puntos del PIB, que con las tres décimas que estima el Gobierno.

Pero esto se verá más adelante. A corto plazo, el mayor riesgo para el escenario de solución que abre el 155 es que asistamos a nuevos incidentes y disturbios como los vividos el 1-O, algo que puede suceder si los agitadores independentistas intentan evitar la toma del control de las instituciones autonómicas. Si esto ocurriera (de momento, el fin de semana no nos ha dejado ninguna escena de este tipo), volverían los miedos a la inestabilidad y las caídas a la bolsa y a los bonos.

Inversores Cotizaciones Noticias de Cataluña Independencia de Cataluña Mariano Rajoy Mercados Bolsas
El redactor recomienda