Goldman: la recuperación española depende de que los bancos sigan dando crédito
  1. Mercados
NO ESPERA IMPACTO DEL REFERÉNDUM CATALÁN

Goldman: la recuperación española depende de que los bancos sigan dando crédito

Goldman Sachs se muestra optimista sobre la recuperación española, pero advierte de que su continuidad depende de que la banca siga dando crédito. Y resta importancia a Cataluña

placeholder Foto: Logotipo de Goldman Sachs en el parqué de la Bolsa de Nueva York. (Reuters)
Logotipo de Goldman Sachs en el parqué de la Bolsa de Nueva York. (Reuters)

La recuperación económica en España tiene bases sólidas más allá del sector inmobiliario y debería continuar en los próximos años, si bien el ritmo de crecimiento dependerá por encima de todo de la capacidad de la banca para seguir concediendo crédito al ritmo al que aumenta la demanda. Así lo asegura Goldman Sachs, que también considera que el mayor riesgo para la bonanza actual es la fragmentación política, que impide aprobar nuevas reformas, pero no la situación en Cataluña: a su juicio, el referéndum no tendrá consecuencias sobre la economía ni impacto en la bolsa.

placeholder

El banco de inversión norteamericano considera en un amplio informe sobre España que la fortaleza de la recuperación en nuestro país en los últimos tres años no es una mera consecuencia del bajo nivel al que había caído la economía tras la doble recesión de 2008 y 2012. Por el contrario, cree que es fruto de la efectividad de las reformas adoptadas a partir de ese año, como demuestran la caída de los costes laborales o el incremento de las exportaciones. A su juicio, España ha conseguido un desapalancamiento (reducción de deuda) que ha permitido una expansión sostenible "con la combinación virtuosa de un alza de los ahorros y de los gastos de los hogares".

Y a partir de ahora, ¿qué? Goldman considera que continuará el crecimiento hasta 2020, si bien se irá ralentizando: para 2018 espera un 2,5% (el Gobierno prevé el 2,6%) y posteriormente cree que llegará al 1,6%, con lo que perdería el diferencial actual con la media de la zona euro. Ahora bien, el potencial de crecimiento dependerá de "la disponibilidad de crédito para seguir invirtiendo en los sectores productivos de la economía". Es decir, de la banca.

placeholder

Goldman alaba la reforma del sector financiero acometida en España y la compara con la difícil situación de la banca italiana. Y "aunque los límites de la capacidad de los bancos para conceder crédito no se han puesto a prueba todavía", también se muestra cautelosamente optimista. Para la salud de la banca, es vital la evolución del mercado inmobiliario (todavía tiene muchos activos improductivos y la mejoría del mercado le permitirá venderlos más rápidamente y a mejor precio), y este análisis se pregunta si nos encontramos en el inicio de una nueva burbuja y si el país va a repetir los errores del pasado.

No hay otra burbuja inmobiliaria

Su respuesta, de nuevo, es positiva. En su opinión, la sólida recuperación de la vivienda es un reflejo de las positivas perspectivas de la economía en general, y no la causa de dichas expectativas. Se basa en que los fundamentales del sector son sostenibles a medio plazo: el mercado todavía está absorbiendo el exceso de capacidad (los precios y el volumen de transacciones siguen muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis); existe potencial para un mayor crecimiento de la demanda por la caída del desempleo y la formación de nuevos hogares, y también hay margen para una mayor oferta (nueva construcción) gracias a planes como la operación Chamartín en Madrid.

Otro riesgo para la actividad es la ausencia de nuevas reformas provocada por la fragmentación política, ya que considera a las acometidas hasta ahora insuficientes para mantener el ritmo actual de crecimiento. Ahora bien, con las ya adoptadas, sí basta para cumplir sus previsiones a medio plazo. Tampoco le preocupan demasiado los acontecimientos en otros países europeos, ya que la 'reflación' global ha reducido ese riesgo.

Cataluña requiere más autonomía

placeholder Urna simbólica colocada en Pamplona por miembros de Bildu. (EFE)
Urna simbólica colocada en Pamplona por miembros de Bildu. (EFE)

Lo mismo ocurre con la situación en Cataluña, que explica para unos clientes que desconocen este asunto. Aunque espera que se celebre el referéndum y que obtenga una clara mayoría a favor de la independencia por la abstención de los que se oponen a ella, considera que no tendrá impacto ni en la economía ni en la bolsa. Cita tres razones para ello: el Gobierno de Madrid no reconocerá el resultado al considerarlo inconstitucional; el Ibex no ha mostrado ninguna reacción en anteriores referendos, consultas y otros acontecimientos relacionados con el independentismo, y el índice español ya ha sido castigado un 6% desde el anuncio de esta votación en junio, con lo que ya acumula un descuento suficiente respecto al resto de Europa (es decir, no hay margen para una caída mucho mayor).

Esta firma se atreve incluso a aventurar que una solución duradera para este conflicto "requerirá que se conceda mayor autonomía a Cataluña (si bien no la independencia), revertiendo en la práctica las decisiones tomadas en 2010 que limitaban su autonomía". Parece referirse a la anulación del nuevo Estatut por inconstitucional. Esta solución sería la mejor, porque es la que favorece a la mayoría de la población catalana, asegura.

Goldman Sachs Reformas Referéndum Bancos españoles Recuperación económica Banca
El redactor recomienda