POSIBLE RETIRADA DE DEPÓSITOS COMO BOICOT

Los bancos catalanes, castigados en bolsa por el impacto de esta crisis en su negocio

CaixaBank y Sabadell fueron castigados el miércoles en bolsa por la inestabilidad en Cataluña: los inversores temen las presiones que pueden sufrir y una retirada de depósitos

Foto: Sede de CaixaBank en Barcelona. (EFE)
Sede de CaixaBank en Barcelona. (EFE)

La tensión por el referéndum independentista en Cataluña no había preocupado hasta ahora a los mercados, que lo consideraban un asunto menor y que no contemplaban un escenario de secesión. Pero este miércoles, coincidiendo con las detenciones y los disturbios, los bancos catalanes fueron castigados en bolsa con caídas del 3,78% para el Sabadell y del 1,91% para CaixaBank. Los inversores temen las consecuencias derivadas de la tensión de las calles e incluso por la retirada de depósitos, aunque otros creen que es simplemente una excusa para tomar beneficios en estos valores.

De hecho, este jueves, son precisamente los bancos los que lideran las subidas del Ibex 35, con Santander y BBVA a la cabeza, pero seguidos de cerca por Sabadell y Caixabank, cuyo rebote rondaba el 1,5% en la media sesión.

El primer informe sobre el tema, de Citigroup, publicado por El Confidencial, consideraba improbable el referéndum e imposible la independencia, pero alertaba de que la posible inestabilidad en las semanas previas a la consulta podía tener impacto en el mercado español. Algo que se está cumpliendo. Ese impacto se ha centrado en el sector bancario, considerado el más vulnerable en las circunstancias actuales.

¿Por qué? En primer lugar, se han visto metidos en medio del conflicto al tener que fiscalizar los gastos de la Generalitat por orden del Ministerio de Hacienda. Como reacción, Oriol Junqueras ha anunciado presiones a las entidades para que incumplan esta orden ministerial. Este pulso puede tener consecuencias impredecibles para los bancos, que pueden sufrir sanciones procedentes de uno u otro lado.

Posible boicot por los dos lados

En segundo lugar, los banqueros (y en general, casi todos los grandes empresarios) catalanes han mantenido un perfil tibio respecto al llamado 'procés', y han tratado de no mostrarse partidarios de ninguna postura. Eso les puede pasar factura con la inestabilidad actual. Y lo que es peor, se les puede pasar por los dos lados: los independentistas les pueden atacar por 'proespañoles' —tanto CaixaBank como Sabadell han anunciado que tendrían que salir de Cataluña en caso de que se independizara para mantenerse en la zona euro—, y en el resto de España pueden sufrir por su catalanidad.

Vista del edificio central del Banco de Sabadell en Barcelona. (EFE)
Vista del edificio central del Banco de Sabadell en Barcelona. (EFE)

El castigo más evidente en ambos casos sería una retirada de depósitos. Fuentes de distintas entidades de toda España aseguraban ayer que no se ha producido de momento un trasvase de fondos desde los bancos catalanes, pero nadie descarta que pueda ocurrir en los próximos días si continúa el choque de trenes. En caso de que se agraven los disturbios, también podríamos ver incluso actos de violencia contra las sucursales. Este boicot también se puede producir contra otros productos de esta comunidad: la empresa de frutos secos Borges cayó el miércoles un 6,33% en bolsa.

No obstante, otros profesionales del mercado consideran que el castigo bursátil no irá demasiado lejos y que se trata de una mera corrección después de las fuertes subidas experimentadas este año: tanto CaixaBank como Sabadell aumulan ganancias superiores al 30% en 2017. "Mucha gente quería tomar beneficios y los acontecimientos en Cataluña les han ofrecido la oportunidad para ello", explica un gestor de fondos.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios