PRESENTACIÓN RESULTADOS SEMESTRALES

Los Villar Mir reinciden: pierden 10 millones con el Popular tras el fiasco de Bankia

La familia Villar Mir y la banca no terminan de llevarse bien. Cada vez que invierte últimamente dinero en el sector acaba perdiendo dinero, como le ha ocurrido de nuevo

Foto:  El presidente de OHL, Juan Villar Mir.
El presidente de OHL, Juan Villar Mir.

La familia Villar Mir y la banca no terminan de llevarse bien. Pese a que el octogenario presidente del 'holding' empresarial es consejero de Banco Santander y llegó a ser un accionista destacado de la institución financiera, cada vez que invierte últimamente en el sector acaba perdiendo dinero. La última operación que se ha saldado con números rojos ha sido la que hizo en el Popular, que le han supuesto una pérdida de 10 millones de euros. Lo llamativo es que esta apuesta la hizo a través de OHL, con lo que las minusvalías la han pagado todos los accionistas de la constructora.

OHL reconoce en sus cuentas semestrales que, de los 32 millones de pérdidas que registró entre enero y junio de este año, un tercio se corresponden con una inversión fallida en Banco Popular. Según distintas fuentes, la incursión en el capital de la entidad intervenida por el Banco Central Europeo (BCE) el pasado 7 de junio se produjo al suscribir la ampliación de 2.500 millones que el antiguo equipo gestor del Popular lanzó en el verano de 2016. Una operación que se hizo mediante la venta de acciones a 1,25 euros por título, que tras la resolución adoptada por las autoridades comunitarias valen cero.

Según estos datos, OHL adquirió ocho millones de acciones de Popular, que ahora ha tenido que provisionar en su totalidad. Según otras fuentes consultadas, la inversión se hizo a petición de los antiguos gestores del banco intervenido, liderado en ese momento por Angel Ron. Otras compañías cotizadas y no cotizadas han reconocido que recibieron la invitación del consejo de administración del Popular para acudir a la citada ampliación de capital, una búsqueda de fondos que en ese momento se consideraban vitales para garantizar la solvencia de la institución.

Banco Popular (E. V.)
Banco Popular (E. V.)

Todos los que invirtieron en esa operación han perdido su dinero, incluido los Villar Mir, que ya hicieron algo parecido cuando destinaron 20 millones de euros a comprar acciones de Bankia en la Oferta Pública de Suscripción (OPS) a través de la que el banco presidido entonces por Rodrigo Rato salió a bolsa. A diferencia de lo que ha ocurrido con el Popular, la familia hizo aquella apuesta principalmente desde el 'holding' Grupo Villar Mir, con lo que las pérdidas fueron sufragadas por los propios empresarios. Solo algunos de los 20 millones fueron apostados desde OHL. Ahora, los números rojos han ido íntegramente contra el bolsillo de todos los accionistas de OHL, algo impropio porque, según los propios estatutos de la compañía, entre sus objetos no está el de tomar participaciones en bancos.

La aventura en Bankia acabó mal. Además de perder el dinero, Grupo Villar Mir ha presentado una querella contra la institución financiera por considerar que fue uno de los perjudicados de la quiebra y posterior nacionalización. Una batalla legal que han empezado otros inversores institucionales, como Iberdrola, Meliá o Porcelanosa, y que hasta la fecha se ha saldado con sentencias en contra. La familia está a la espera de que se fije la fecha del juicio de las tres reclamaciones que presentó a través de OHL, Ferroatlántica y Fertiberia, tres de las principales filiales del 'holding'.

Según fuentes jurídicas, los reconocidos empresarios madrileños tienen todas las de perder. Ya no solo por los antecedentes de Iberdrola, que pide la devolución de 12,5 millones, sino porque tenía en el consejo de Bankia a Javier López Madrid, a su vez consejero delegado de Grupo Villar Mir y consejero de OHL hasta el pasado mes de mayo. Antes de la celebración de la junta general de la constructora, dimitió por la presión del resto de miembros del órgano de gobierno dada su reputación por su implicación también en la operación Lezo.

En consecuencia, se considera que tenía toda la información disponible para saber el estado de salud real del banco y los riesgos que asumía. El yerno de Juan Miguel Villar Mir ha sido uno de los condenados por el uso fraudulento de las llamadas tarjetas 'black', pese a que devolvió inmediatamente el dinero gastado tras conocerse su irregularidad.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios