provisiona por contratos "onerosos" heredados

Los riesgos que MásMóvil señala de "especial atención" en su llegada al Mercado Continuo

La compañía de telecomunicaciones, que saltó al Mercado Continuo el pasado viernes, lanzó una serie de advertencias en el folleto que la CNMV le exige hacer público ante los inversores

Foto: Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil. (Reuters)
Meinrad Spenger, CEO de MásMóvil. (Reuters)

La operadora de telecomunicaciones MásMóvil debutó en el Mercado Continuo el pasado viernes con un alza del 1,56%, por lo que obtuvo el beneplácito de los inversores del que no han gozado otras empresas en los últimos años, como Telepizza, Parques Reunidos o más recientemente Gestamp. Todas ellas cerraron su primer día de cotización con fuertes caídas. Pese al alza de la operadora, existen algunas contraindicaciones reflejadas en su folleto de llegada a la primera división bursátil, publicado antes del toque de campana que dio el fundador de la compañía, Meinrad Spenger, este viernes. La empresa ya cotizaba en el MAB, por lo que la operación contemplaba un salto de categoría, sin ampliación de capital ni nuevos socios.

MASMOVIL

96,3000€0,0000€0,00 %
  • VOL. DIARIO (Tit.)-
  • APERTURA96,3000€
  • MÁXIMO-€
  • MÍNIMO-€
  • ÚLTIMA SESIÓN05/09/2018

A MásMóvil le avalaron algunas estadísticas que presentó el mismo día del debut. En el primer trimestre del año, la compañía llegó a los 4,6 millones de clientes, por lo que ya es el cuarto operador de telecomunicaciones en España. Ingresó 279 millones de euros y alcanzó un ebitda de 45 millones. Estas cifras no son fácilmente comparables con las del año anterior, ya que en ese periodo la firma ha experimentado un crecimiento inorgánico muy importante con la compra de Yoigo y Pepephone.

La compañía destaca un crecimiento de su ebitda para 2017 que llegue a los 200 millones de euros. Una cifra que, sostienen, es muy superior a los 119 millones que daría la suma de todas sus compañías en 2016.

Pese a todo, existen una serie de advertencias que MásMóvil señala de "especial atención" para información de los accionistas:

1. Alto nivel de endeudamiento

El grupo cuenta con una deuda financiera neta de 777 millones de euros. Esta cifra se debe principalmente a la contratación de los recursos necesarios para la compra de Yoigo y Pepephone, que tuvieron un coste conjunto de 753 millones de euros.

2. Ausencia de beneficios

La compañía registró unas pérdidas de 1,5 millones en 2015 y de 58 millones en 2016. Estos números rojos se justifican, en gran parte, por las operaciones de adquisición de Yoigo y Pepephone, afirma MásMóvil. A cierre del primer trimestre de 2017, las pérdidas se elevaron hasta cerca de 42 millones de euros. Gran parte de los mismos, explica la firma, se deben al cambio contable de determinados instrumentos derivados sin que ello implique salidas de caja para el grupo.

3. Fondo de comercio y activos intangibles

Debido al fuerte crecimiento inorgánico, la compañía posee un fondo de comercio de 388 millones de euros. Esto es un 20,8% de los activos del grupo. Además, los activos intangibles suman en total 778 millones de euros. lo que es el 41,7% de los activos de la compañía. Estas partidas, considera MásMóvil, podrían verse deterioradas si se produce un retroceso de las expectativas de negocio de las compañías adquiridas. Pese a ello, no cree que deba hacer ninguna provisión.

4. Riesgo de dilución de accionistas

MásMóvil cuenta con dos préstamos relevantes que le han permitido comprar otras compañías y crecer. Uno con Providence Equitiy Partners de entre 165 millones y 200 millones. Por otro lado, la operadora de telecomunicaciones suscribió varios contratos de deuda con ACS por un importe mínimo de 120 millones y máximo de 200 millones de euros.

La deuda convertible en acciones de Providence es canjeable por acciones a partir de 2019 (tres años y tres meses después de su formalización) a 22 euros por acción. Teniendo en cuenta que las acciones de la empresa están en más de 60 euros, lo previsible es que los acreedores pasen a ser accionistas, lo que implicaría una sustancial reducción de la deuda. Sin embargo, esto implicaría una dilución para el accionista del 40%.

Algo similar sucede con ACS, que puede capitalizar su préstamo desde que se emitió hasta dentro de seis años. El canje se realizará entre los 25 y los 40 euros en función del momento de realizar la operación.

Si ambos acreedores decidieran capitalizar la deuda de MásMóvil, los accionistas actuales verían cómo su participación en el capital social se diluiría más del 60%. Ambos tenedores de instrumentos convertibles alcanzarían el 65,67% del capital de la empresa si decidieran canjear por acciones. El propio folleto remitido a la CNMV advierte de que en caso de convertir la deuda tendrían que lanzar una opa sobre toda la compañía, ya que la ley del mercado de valores obliga a hacerlo a cualquier tenedor de más del 30% del capital social de la compañía.

Provisiones "onerosas" heredadas

Al margen de los riesgos descritos, y otros más genéricos que señala MásMóvil, la operadora de telecomunicaciones realizó una provisión de casi 58 millones de euros por un contrato, calificado de "oneroso", que Yoigo tenía por alquilar las torres de Cellnex, y que MásMóvil considera que está "fuera de mercado". Yoigo decidió en 2013 vender alrededor de 600 torres a la antigua Abertis Telecom y alquilar el servicio de las mismas.

Provisiona 58 millones por un contrato de alquiler de torres "oneroso" con Cellnex

También se ha contabilizado una provisión de casi 38 millones de euros por un contrato, también considerado "oneroso", que Pepephone mantiene con Telefónica en relación a un contrato de operador móvil virtual. Esta dotación equivale al importe de la penalización establecida en el contrato.

Existe otra provisión de casi 30 millones de euros por la financiación que Yoigo daba a sus clientes desde 2013. Esta dotación recoge las estimaciones de los posibles riesgos derivados de impagos de la financiación y de la opción que se ofrece al cliente de abonar completamente la cuota final o valor residual mediante la entrega del terminal telefónico.

Otras provisiones menores son las de desmantelamiento de 'sites', que asciende a 8,3 millones de euros. Por último, se provisionan las obligaciones con el personal. Son 2,5 millones de euros para hacer frente a las indemnizaciones pactadas con determinados miembros de su personal a cierre de 2016.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios