venta de otra de ibercaja por 600 millones

Bain, Blackstone y Cerberus se disputan 500 millones de créditos fallidos del Popular

Banco Santander ha paralizado las ventas de los activos del Banco Popular que el anterior consejo de administración declaró como no estratégicos, como WiZink y TotalBank.

Banco Santander ha paralizado las ventas de los activos del Banco Popular que el anterior consejo de administración declaró como no estratégicos, como WiZink y TotalBank. Pero los nuevos dueños del grupo intervenido han decidido continuar con la política de los gestores precedentes de quitarse de encima los préstamos fallidos que le han costado la vida al casi centenario grupo financiero. Según distintas fuentes, en los próximos días esperan cerrar el traspaso de ‘Icaria’, una cartera de créditos impagados por la que pujan Bain Capital Credit, Blackstone y Cerberus.

El importe de este portfolio asciende a casi 500 millones de euros, como adelantó El Confidencial el pasado 11 de mayo. La cartera está compuesta principalmente por activos inmobiliarios, tanto hoteleros como de promociones residencial. La operación, que está siendo asesorada por Irea, broker especializado en el sector del ladrillo, está en la fase final después de que se hayan descartado las ofertas de otros fondos buitres como Oaktree, Apollo o el área de ‘distress’ de Bank of America Merrill Lynch.

Rodrigo Echenique, el nuevo presidente del Popular, tiene la misma prisa que Emilio Saracho, el primer ejecutivo de la entidad hasta el pasado 7 de junio, en desprenderse a la carrera del mayor volumen posible de ‘non performing loans’ o NPL, como se conoce en el sector financiero a los préstamos morosos. La entidad arrastra una mochila de activos no rentables de 37.000 millones, que apenas tienen una cobertura del 45,2%, cuatro puntos por debajo de la media de sus competidores. Pero la de adjudicados, casi la mitad del portfolio, es de apenas el 38,5%.

El cambio de dueño del Popular puede influir en el precio de venta de ‘Icaria’, un tipo de activo por el que los fondos suelen pagar entre el 20 y el 40% del importe original de los préstamos concedidos. La presencia del Santander puede presionar al alza la valoración, ya que el nuevo propietario tiene una posición más holgada como grupo y ya anunciado que intentará desprenderse de más de 15.000 millones en créditos tóxicos durante los próximos 18 meses. Además, el hecho de que vaya a destinar 7.800 millones a mejorar la cobertura de fallidos favorecerá obtener un mejor precio.

Por su parte, Ibercaja también está en la fase final para vender ‘Fleta’, otra cartera de crédito promotor impagado que asciende a unos 600 millones de euros. Los finalistas son Bain Capital Credit y el fondo oportunista de Deutsche Bank. El banco alemán se ha mostrado muy interesado en hacerse con portfolios de bancos competidores nacionales -Bankia entre otros- en los dos últimos años desde su departamento ‘distress’ en Londres, mientras al mismo tiempo se desprendía de créditos morosos acumulados en su balance en España.

Bain capital Credit está como finalista en los dos procesos, ya que el antiguo fondo conocido como Sankaty ha decidido acelerar su apuesta por el ladrillo español en el que empezó a tomar posiciones en 2014 con la adquisición de un lote de créditos hoteleros a Bankia por 400 millones. El pasado año se hizo con cuatro grandes carteras de Sabadell, Cajamar y Bankia por un importe cercano a los 1.500 millones, lo que le ha colocado entre los grandes fondos internacionales que han amasado miles de millones de préstamos tóxicos, junto a Blackstone, Cerberus, Bank of America Merrill Lynch, Apollo, Oaktree y el propio Deutsche Bank.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios