el mercado apuesta por los principales valores

Las constructoras vuelven a brillar en bolsa 10 años después del estallido de la crisis

Las grandes compañías del país se encuentran en la rampa de salida para consolidar su recuperación tras años de larga travesía por el desierto y una profunda reconversión

Foto: Gruas (Efe)
Gruas (Efe)

La vuelta de Inmobiliaria Colonial al Ibex 35 nueve años después de su salida del selectivo tras el pinchazo de la burbuja del ladrillo es representativo del momento que está viviendo el sector el su conjunto. Pero más allá de lo anecdótico del tema, lo cierto es que las grandes compañías del país se encuentran en la rampa de salida para consolidar su recuperación tras años de larga travesía por el desierto y una profunda reconversión que les ha llevado a abandonar o reducir a mínimos el peso en obra civil para especializarse el proyectos de alto valor añadido.

De esta manera, a pesar de acumular revalorizaciones superiores al 20% en el año, los analistas siguen apostando por Ferrovial, ACS y Sacyr. Mientras que FCC y OHL se quedan rezagadas. De hecho, en el caso de esta últimas hay otros factores que entran en juego y que han incrementado el ruido disparando la volatilidad del valor, que es el único del sector que no cotiza en positivo este año, con una caída de alrededor del 1% mientras que los inversores bajistas acumulan un 8,4% de su capital.

“Pensamos que el buen comportamiento que acumula el sector en lo que va de año es consecuencia de que el mercado considera que “lo peor ha pasado”. Se comienza a apreciar un punto de inflexión, observando de nuevo crecimientos en la actividad constructora tras varios trimestres consecutivos de caídas generalizadas”, explican a Cotizalia fuentes del mercado. “Las compañías se han centrado en los últimos años en el saneamiento de los balances y a la rotación de activos, lo que lleva a cristalizar valor en las mismas, haciéndolas más atractivas de cara a los inversores”.

De esta manera, Ferrovial, a pesar de acumular una subida del 21% en 2017 y un 28% desde los mínimos de noviembre, todavía ofrece un potencial de retorno del 9,2%. Así, un 85,2% del mercado recomienda "comprar" y sólo dos casas apuestan por vender y otras tantas por mantener después de que Santander le haya bajado su recomendación este lunes. Con todo, sigue siendo el valor favorito dentro del sector.

Y es que, como explican desde el departamento de análisis de Bankinter, “la compañía destaca positivamente por la calidad de sus activos de infraestructuras”, entre los que destacan las autopistas en EEUU y Canadá y el 25% del aeropuerto de Heathrow de Londres, “que aportan resultados por puesta en equivalencia y unos dividendos crecientes”, afirman. A esto hay que sumar la compra de Broadspectrum, que aumenta el volumen y diversificación de la cartera de servicios, “que también se verá favorecida por la mejora de márgenes desde mínimos en Reino Unido”, concluyen.

Evolución de las acciones de Ferrovial (Bloomberg)
Evolución de las acciones de Ferrovial (Bloomberg)

No en vano, no sólo en el caso de Ferrovial sino en el del sector en general, a la moderación de la caída de la actividad constructora en España se le suma la previsión del mercado de un incremento de los ingresos y del Ebitda en 2017 del negocio internacional gracias a las posibles alianzas estratégicas con socios con “músculo financiero” que reducirían el riesgo de proyecto.

Posibles riesgos

Además, estas carteras de proyectos con mayor peso del negocio exterior garantiza la actividad de cara a los próximos 2 o 3 años, mientras se sigue avanzando en la desinversión de activos no estratégicos para reducir el apalancamiento.

Ruth UgaldeRuth Ugalde

Sin embargo, los riesgos siguen existiendo. Así, “se han producido caídas de la actividad constructora en España y Portugal superiores a las previstas”, explican fuentes del mercado. A lo que hay que sumar “el impacto de subidas de tipos por el elevado apalancamiento frente a otros sectores” continúan. Otro de los factores negativos que tienen en cuenta los inversores son el estancamiento en la contratación de obra pública en España, los problemas puntuales de liquidez derivados de un deterioro del capital circulante o la exposición a riesgo de divisas, a pesar de las elevadas coberturas.

Con todo, en el caso de ACS el 73% del consenso de analistas recogidos por Bloomberg recomiendan "comprar" el valor y ninguno de ellos se encuentra en “vender”. Y eso que el recorrido que le queda a la constructora tras una subida anual del 23,8% hasta los 37,7 euros de precio objetivo.

En cuanto a Sacyr, un 53,8% de los analistas aconsejan "comprar" frente al 7% que recomiendan “vender”. Peor previsión hay para FCC, que sólo un 15% aconseja “comprar” y un 53% “mantener” y OHL para la que el 64% está en “mantener”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios