SIN REDUCIR LA LIQUIDEZ

Abengoa hará un contrasplit para agrupar las acciones 'A' y 'B' y limitar la volatilidad

Se aprobará delegar al consejo de administración la reducción del capital mediante la amortización de acciones Clase A y Clase B procedentes de autocartera

Foto: Sede de Abengoa (Reuters)
Sede de Abengoa (Reuters)

Una vez cerrada la reestructuración de Abengoa, el nuevo equipo gestor capitaneado por Gonzalo Urquijo se ha puesto manos a la obra para poner orden en la casa que lleva patas arriba desde que en noviembre de 2014 unas dudas sobre la contabilidad de su deuda en los resultados hicieran saltar las alarmas de que detrás había mucho que cortar, como finalmente fue. De esta manera, la compañía prepara un contrasplit para agrupar sus accones Clase A y B que en estos momentos están en circulación con el fin de reducir la elevada volatilidad que tiene el valor en el Mercado Continuo sin perder liquidez.

[Siga la cotización del valor]

Al menos así consta en el orden del día de la próxima junta de accionistas prevista para el 30 de junio, según el hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el comunicado explica que la operación se realizará a razón de un título nuevo por cada cien antiguos. Además, se aprobará delegar al consejo de administración la reducción del capital mediante la amortización de acciones Clase A y Clase B procedentes de autocartera.

Con esta operación la nueva Abengoa pretende adecuar la formación del precio de las acciones, limitar la volatilidad sin reducir la liquidez y reducir el número de acciones en circulación que, tras la ampliación de capital, era excesivo, según han informado a EP fuentes de la firma sevillana, que aplicará la misma relación de canje, una acción nueva por cada cien antiguas, en ambas clases de acciones, para no alterar la proporcionalidad entre las clases.

Tras la agrupación, el número de acciones representativas del capital social se verá reducido a 188.361.192, siendo 16.457.460 acciones Clase A y 171.903.732 acciones Clase B, sin alteración de la cifra de capital social. Y es que el plan de reestructuración llevado a cabo por la compañía produjo una avalancha de nuevos títulos cotizando resultado de la ampliación de capital.

Esta comunicación se produce apenas dos semanas después de que los 'brokers ciegos' pusieran precisamente su foco sobre las acciones 'B' de Abengoa, disparándose el volumen de negociación en un sólo día un 2.000%. Por no hablar de que las acciones llevan tiempo subidas en una montaña rusa en la que tan pronto se hunden un 16% como se disparan un 14% o acumulan cuatro sesiones consecutivas cerrando completamente planas tras vivir sesiones de fuertes altibajos.

Plan de incentivos

Por otro lado, la junta de accionistas aprobará previsiblemente la política de remuneraciones para los ejercicios 2018-2020. Conforme a lo previsto en la Ley de Sociedades de Capital, dicha política ha de aprobarse para periodos de tres años, debiendo ratificar este año la correspondiente a los ejercicios 2018, 2019 y 2020.

Asimismo, los accionistas abordarán la aprobación de un 'Management Incentive Plan' a cuatro años que acompañe el nuevo plan estratégico de la compañía, con el fin de retener y vincular a su personal clave.

Con este plan, la firma de ingeniería y energías renovables busca fidelizar e incentivar al equipo gestor necesario para cumplir el plan estratégico.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios