FRENTE A LOS RECORTES DE LA OPEP

Trump calienta la reunión de la OPEP: venderá la mitad de sus reservas de crudo

El presidente de Estados Unidos ha presentado la primera propuesta de presupuesto para 2018 en la que ha incluido su intención de poner a la venta la mitad de las reservas

Foto: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (Reuters)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (Reuters)

A falta de dos días de la reunión de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la que tenían que decidir si se prorrogan los recortes para el bombeo de petróleo y sostener los precios que se encuentran sumidos en un mercado bajista desde 2014, Donald Trump volvía a hacer de las suyas. Y es que este mismo martes el presidente de Estados Unidos ha presentado la primera propuesta de presupuesto para 2018 en la que ha incluido su intención de poner a la venta la mitad de las reservas estratégicas del país con el objetivo de reducir la deuda pública.

[La OPEP extiende los recortes de crudo tras el anuncio de Trump]

Según publica Bloomberg, con la mitad de los 688 millones de barriles que atesora EEUU, el mandatario pretende recaudar 500 millones de dólares en 2018 y llegar a los 16.000 millones en 2028. De esta manera, la mayor reserva de crudo del mundo metería en el mercado, de media, 95.000 barriles diarios durante los próximos diez años. Eso al mismo tiempo que Trump ha mostrado su interés en reactivar la explotación de los yacimientos petrolíferos de Alaska.


Una información que ha tenido su efecto inmediato en el mercado, que ha parado en seco la escalada que habían venido sufriendo los precios ante la expectativa de más recortes en la producción. De hecho, el Brent de referencia en Europa se ha dado la vuelta y cotiza ligeramente en negativo en el entorno de los 53 dólares, mientras que el Texas estadounidense se encuentra prácticamente plano en los 51 dólares.

Vuelco en la guerra del petróleo

De esta manera, parece que Trump está dispuesto a escribir un nuevo capítulo en la guerra por la hegemonía del petróleo que libra desde hace años con Arabia Saudí, a la que quiere desalojar del trono. Y es que todo vale para arañar cuota de mercado, incluso jugar con la delgada línea de precios que hace que el barril sea rentable y que se encontraría en el entorno de los 50 euros en el caso del fracking.

Prueba de esta batalla que se viene librando es como en los últimos años, a pesar de encontrarnos en un escenario de sobre oferta la OPEP haya tardado más tres años en reaccionar y recortar el bombeo para apuntalar los precios como habían venido haciendo en otros momentos de debilitamiento de la demanda como entre 1998 y 1999, en el 2001 y entre 2008 y 2009, cuando los precios entraron en barrena.

Y es que, según un estudio de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), Norteamérica aportará el 40% de los nuevos suministros energéticos, mientras la contribución de la OPEP se hundirá al 30%. De acuerdo con la AIE, la producción de petróleo y gas de esquisto en EEUU se disparará en los próximos 20 años y, para 2035, la agencia espera que el 25% del crudo y el 50% del gas del país procedan únicamente de estos yacimientos ‘enquistados’ en la roca.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios