HABRÁ QUE TRIBUTAR POR LAS RETROCESIONES

Rejonazo fiscal de la CNMV a los asesores independientes en las comisiones de fondos

Los asesores independientes tienen un rival inesperado en la implantación de la directiva MiFID II: Hacienda, que va a dificultar mucho su negocio al hostigar a sus clientes

Foto: Julio Alcaide, director de supervisión de la CNMV, durante su intervención en el congreso de Aseafi. (Aseafi)
Julio Alcaide, director de supervisión de la CNMV, durante su intervención en el congreso de Aseafi. (Aseafi)

La implantación de la directiva europea de mercados e inversiones (MiFID II) es vista por muchos como el despegue del asesoramiento independiente en España. La razón es que va a obligar a las entidades a declararse independientes o dependientes, y, en el segundo caso, a informar con detalle a los clientes de lo que ganan con ellos mediante las famosas retrocesiones de comisiones (lo que pagan las gestoras a los bancos por vender sus fondos de inversión). Los independientes, en cambio, deben devolver esas retrocesiónes o 'rebates' a sus clientes. Pero resulta que ahí se van a encontrar con un 'rejonazo' fiscal inesperado que puede entorpecer seriamente su desarrollo.

Al no cobrar comisiones de los productos que colocan, estos asesores —en España son los Eafi, pero también agencias de valores y gestoras no bancarias— cobrarán una tarifa directamente al cliente por su asesoramiento. Y esperaban poder "netear" dicha tarifa con las comisiones retrocedidas que van a devolverles. Por ejemplo, si un asesor cobra 200 de asesoramiento y recibe 100 de retrocesiones que debe repercutir, sólo cobraría 100 al cliente en una única operación. Sin embargo, eso no va a poder hacerse, según anunció ayer Juan Alcaide, director de supervisión de la CNMV, en el congreso anual de Aseafi (la asociación de estos asesores); al contrario, deberán cobrar íntegramente la tarifa y devolver íntegramente las comisiones retrocedidas.

La sede de la CNMV. (EFE)
La sede de la CNMV. (EFE)

A priori, parece algo inocuo: da igual cobrar 200 y devolver 100 que cobrar 100. Pero no lo es desde el punto de vista fiscal. En primer lugar, lo que pague el asesor al cliente de comisiones repercutidas deberá ser declarado por éste como rentas del capital en su declaración del IRPF. En cambio, con la opción de 'netear', no tendría que tributar nada en el ejemplo anterior; y si el saldo fuera a su favor, siempre pagaría menos a Hacienda al reducir las comisiones con la tarifa. Pero aún hay más: dado que la tarifa de asesoramiento tiene IVA, del 21%, al no poder netearla con las comisiones, el cliente tendrá que pagar mucho más por este impuesto.

Dicho de otra forma: los clientes de estas firmas verán engordada su factura fiscal tanto por el IRPF como por el IVA, así que el ganador de esta medida es el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Y, dado que los asesores dependientes, en especial los bancos, no deben asumir estos costes (podrán seguir cobrando retrocesiones con condiciones), tendrán una ventaja competitiva respecto a los independientes. Alcaide lo justificó ayer porque es una fórmula impuesta por Bruselas que la CNMV no puede modificar.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (i). (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (i). (EFE)

La banca gana otra vez

Ahora bien, para ganar con esta medida, la banca tiene que poder seguir cobrando retrocesiones a las gestoras de fondos, en especial a las extranjeras. Y eso no debería ser tan fácil, ya que, por principio, tampoco deben recibirlas (de hecho, países como Reino Unido han decidido prohibirlas totalmente). Sin embargo, el texto de la directiva abre una vía de escape para la banca: "Solo deben abonarse o cobrarse honorarios, comisiones o beneficios no monetarios cuando lo justifique la prestación de un servicio adicional o de nivel superior al cliente pertinente".

Y ahí viene el coladero, como informó El Confidencial, porque la propia norma europea ofrece una serie de supuestos excepcionales tan amplios que sabe prácticamente cualquier comportamiento actual de la banca. Por ejemplo, basta con que basta con que ofrezcan fondos de terceros, aunque sean de los que pagan retrocesiones y aunque el asesoramiento no sea independiente. O bien, con diseñar una cartera al cliente que se revise tan sólo una vez al año. O incluso con prestar otro servicio que "probablemente" aporte valor... a juicio del banco.

Gloria Hernández Aller (FinReg) e Ignacio Rodríguez Añino (M&G, 4i) en el congreso de Aseafi. (Aseafi)
Gloria Hernández Aller (FinReg) e Ignacio Rodríguez Añino (M&G, 4i) en el congreso de Aseafi. (Aseafi)

En todo caso, los Eafi sí se llevaron ayer un premio de consolación de la intervención de Alcaide: la CNMV se está planteando que puedan tener agentes sin necesidad de convertirse en agencias de valores, si bien con grandes controles y garantías para evitar fraudes. El sector lleva tiempo pidiendo esta figura porque ayudaría a su crecimiento. "Hay que tener en cuenta que para que haya un flujo de banqueros privados de entidades financieras hacia las Eafis, hay que pagarles, y es difícil que una empresa pequeña, como son la mayoría de nuestras Eafis, pueda crecer así", según Carlos García Ciriza, presidente se Aseafi.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios