sin aprobar siete meses después del anuncio

La CNMV pone de los nervios a la jet set por el dinero chino en la venta de Tressis

El organismo supervisor pide un informe sobre blanqueo de capitales a las autoridades de Hong Kong para asegurarse del origen lícito de los fondos de Haitong Capital

Foto: Sede de Tressis en Madrid.
Sede de Tressis en Madrid.

La venta de Tressis, la gestora de patrimonios controlada por algunos de los apellidos ilustres de la llamada jet set madrileña, sigue sin cerrarse casi siete meses después de su anuncio oficial. El motivo es la petición por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de un informe sobre blanqueo de capitales para cotejar el origen del dinero de los compradores de la sociedad, adquirida por un broker chino que opera desde Portugal.

Según han confirmado fuentes próximas al organismo regulador y a los accionistas de Tressis, la CNMV y el Ministerio de Economía han solicitado sendos informes para conocer la solvencia de Haitong Capital, una firma de capital riesgo controlada por el banco chino Haitong Bank, que se asoció con el equipo directivo para tomar el control de la gestora. El supervisor de los mercados españoles y Economía ya han recibido la documentación por parte de sus homólogos portugueses, país donde Haitong Capital tiene su base tras comprar Banco Espirito Santo de Inversión (BESI) en diciembre de 2014 por 379 millones de euros.

Esa adquisición fue el germen de la instalación de Haitong Securities en Europa, plataforma desde la que comenzó a extenderse al Reino Unido, con el objetivo de atacar también otros mercados del Viejo Continente y de Latinoamérica. Con este fin, el broker chino llegó a un acuerdo el 5 de agosto de 2016 para hacerse con Tressis, la sociedad de gestión de patrimonios controlada por la familia López Madrid, Lalo Azcona, Fernando Fernández Tapias, Guillermo Mesonero Romanos y Borja Prado, entre otros.

Tras un intento fallido de venta al banco andorrano MoraBanc, vetado por Economía, los socios de Tressis daban por hecho que la operación se completaría con rapidez. Sin embargo, siete meses después de la comunicación oficial, el traspaso aún sigue pendiente de un informe sobre blanqueo de capitales que la CNMV ha requerido a través del Sepblac a las autoridades financieras de Hong Kong, sede original de Haitong.

Distintas fuentes aseguran que esta petición es un trámite burocrático que, pese a su exigencia, no impedirá que se complete el acuerdo. De hecho, ponen como prueba que la compra del portugués BESI por parte de Haitong tardó casi nueve meses en ser autorizada. Otras apuntan a que Economía quiere cerciorarse del origen lícito del dinero del broker asiático tras el escándalo que justo hace un año saltó cuando la Guardia Civil entró en las oficinas del chino ICBC en pleno centro de Madrid por lavado de dinero.

Todos confian en que finalmente la CNMV y Economía den su visto bueno a la operación, pero, como reconocen fuentes próximas a Tressis, que gestiona cerca de 3.500 millones de euros de terceros tras un año récord, la inquietud se ha extendido entre algunos de sus principales accionistas

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios