Ya está en mínimos históricos

Credit Suisse empuja al Popular a caer más de un 7% y ya cotiza por debajo de los 0,8€

La entidad presidida por Ángel Ron ya acumula una caída anual de más del 70% en bolsa

Foto:

Banco Popular no remonta en bolsa. Tras el desplome sufrido la semana pasada, la entidad afronta los últimos días de noviembre con caídas de más del 7%. El banco presidido por Ángel Ron se ha vuelto a erigir como el farolillo rojo de la jornada desplomándose hasta situarse por debajo de los 0,8 euros por acción. Concretamente, ha cerrado en los 0,771 euros por acción, con una caída del 7,78%.

Una de las razones de esta caída es la última recoendación que ha recibido la entidad. Credit Suisse ha recomendado infraponderar las acciones de Banco Popular al tiempo que ha reducido su precio objetivo desde los 1,1 euros por acción hasta los 0,7 euros, precio al que se está acercando durante la jornada.

Asimismo, Credit Suisse reduce en sus previsiones las ganancias del Popular en los próximos dos años en un 10-20%. A pesar de esta caída, la financiera suiza asegura que las acciones aún no reflejan completamente los riesgos a los que se enfrenta la entidad.

En su último informe, Credit Suisse apunta a que, a pesar de que el sector bancario ya ha reducido su exposición a las propiedades, el Popular está en desventaja con respecto a sus homólogos, en parte por tener niveles de cobertura similares a pesar de una menor proporción de edificios terminados (44% vs. 52%) y más préstamos no garantizados (19% vs. 12%) en su cartera, al tiempo que tiene mayor exposición a tierras hipotecadas (42% vs. 35%).

Es por esta razón por la que la financiera reduce sus previsiones de la entidad española ya que consideran que las acciones ahora mismo son muy dependientes de una posible reducción de su exposición a la propiedad, lo que tendría impacto en sus niveles de capital.

Popular acumula ya una caída de más del 70% en bolsa desde que comenzó el año, cuando cotizaba por en torno a los 2,60 euros.

Asimismo, la entidad presidida por Ángel Ron ha culminado el cierre de 195 sucursales y ha integrado su negocio en otras oficinas, una acción que entra dentro del plan de reestructuración que está llevando a cabo la entidad y que contempla el cierre de 302 oficinas, proceso que podría finalizar el 22 de diciembre.

Popular explica que la mejora de la rentabilidad y la eficiencia se encuentran detrás de esta remodelación de la estructura de su red comercial, lo que permitirá mejorar en agilidad y simplificar los procesos administrativos que actualmente se producen en las oficinas, así como mejorar el tiempo de atención comercial.

"Este nuevo modelo se extenderá a todas las sucursales de la red a lo largo de 2017, acompañado de la optimización operativa y digitalización", apunta. La integración de estas oficinas coincide con el proceso de ajuste de plantilla que ha ejecutado el banco y que ha implicado la salida, mediante adhesiones voluntarias de 2.592 empleados.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios