Nadie quiere exponerse a un batacazo final

Riesgo Trump: los gestores prefieren no jugársela y venden bolsa

"Ante la probabilidad de una victoria de Trump, preferimos afrontar el hito con la flexibilidad que otorga un nivel de inversión moderado" explica Josep Prats

Foto: El candidato republicano, Donald Trump, durante un mitin en Eau Claire, Wisconsin. (Reuters)
El candidato republicano, Donald Trump, durante un mitin en Eau Claire, Wisconsin. (Reuters)

"Hemos vendido todas nuestras posiciones en futuros, reduciendo el nivel de inversión del 130% al 90%", escribía ayer Josep Prats a los inversores de su fondo, Abante European Quality. "Ante la probabilidad, no despreciable, de una victoria electoral de Donald Trump en las elecciones norteamericanas, preferimos afrontar el hito con la flexibilidad que otorga un nivel de inversión moderado", explicaba.

"Hemos reducido la exposición a mercados emergentes", anunciaba ayer también Jim Leaviss, gestor de M&G Investments, durante una conferencia en Madrid que se pudo seguir en directo en Finect, la red social de finanzas. También su especialista en renta fija emergente, Claudia Calich, aseguraba que había neutralizado el riesgo en el peso mexicano. 

Además de los analistas, muchos gestores habían venido ya reduciendo su exposición a activos de riesgo en las últimas semanas, para prevenirse de las caídas potenciales, pero el movimiento defensivo se ha acelerado en las últimas horas. "La distancia en los sondeos de los candidatos se está reduciendo, por lo que no puede descartarse una victoria de Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses", afirman desde Schroders en este análisis sobre las implicaciones de las elecciones en EEUU.

Muchos gestores habían venido ya reduciendo su exposición a activos de riesgo, pero el movimiento defensivo se ha acelerado en las últimas horas

¿Pero están siendo demasiado complacientes? Los expertos de la gestora suiza Vontobel así lo creen: "Los planes expuestos durante la campaña de Trump acarrean riesgos mucho más elevados para los mercados financieros. Hasta ahora, la renta variable estadounidense ha permanecido bastante tranquila, a pesar de que el resultado de las elecciones podría afectar a los beneficios y a los resultados de las compañías", avisan. "Va a ser una carrera reñida. Y, como ha demostrado el referéndum británico del Brexit, el resultado de una votación potencialmente emocional puede dar lugar a sorpresas".

El Brexit, aquella caída inolvidable aquel 24 de junio en que se conoció el resultado, aparece en cualquier conversación con gestores. Aquella experiencia traumática quedó marcada a fuego en la memoria y nadie quiere pasar por ella de nuevo.  

"Si gana Clinton, los mercados no tendrán ninguna reacción fulgurante. Si venciera Trump, es probable que la reacción sea marcadamente negativa"

Como entonces, "el riesgo es claramente asimétrico", explica Josep Prats: "Si todo sale según lo previsto y gana Hillary Clinton, los mercados no tendrán ninguna reacción fulgurante. Si venciera Trump, es muy probable que la reacción de los mercados sea marcadamente negativa. Probablemente se corregiría en un periodo de tiempo corto, aunque quizá no tanto como el que fue necesario para corregir la exagerada caída inmediatamente posterior al Brexit", considera.

En Andbank ven razonable reducir peso en bolsa española, aunque sin pasarse, porque el entorno sigue siendo positivo: "Es un mercado que en este contexto podría sufrir; si Trump pone barreras por todas partes, uno de los perjudicados es Latinoamérica, y México es BBVA y Santander es Brasil y Telefónica también tiene elevada presencia. Se puede quitar algo de exposición a mercado español para quedarnos más tranquilos de cara a las elecciones, sin caer en catastrofismos, pero no es momento de no estar, porque renta variable española en este punto de mejora del sector financiero nos gusta", explica Fernando Hernández.

Muy pocos gestores están dispuestos a afrontar como si nada un potencial terremoto a corto plazo como sucedió con el Brexit

En mercado se hacen muchas cábalas sobre si demócratas o republicanos son mejores para el mercado, pero los datos no son concluyentes, como recuerdan desde Fisher Investments. "Ningún partido es 'malo para las acciones'. Mientras que ni los republicanos ni los demócratas son 'categóricamente malos para las acciones', los datos no pueden demostrar ni demuestran la superioridad de ninguno de los partidos.

Los gestores no acaban de ponerse de acuerdo en el efecto que tendrá a largo plazo la victoria de uno u otro candidato, pero muy pocos están dispuestos a afrontar como si nada un potencial terremoto a corto plazo como sucedió con el Brexit. No solo para evitar un susto bestial, sino para tener también munición para comprar si la histeria electoral se dispara.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios