SU VALOR SE DISPARA UN 20%

El fondo azote de Popular y Sabadell se forra con posiciones bajistas en el Brexit

No todo el mundo se ha arruinado con el desplome posterior al Brexit. El 'hedge fund' Odey, que tiene fuertes posiciones bajistas en Popular y Sabadell, se ha forrado

Foto: Estatuas del oso, símbolo bajista, y del toro, alcista, en la Bolsa de Fráncfort. (Reuters)
Estatuas del oso, símbolo bajista, y del toro, alcista, en la Bolsa de Fráncfort. (Reuters)

La película 'The Big Short' ('La gran apuesta') nos enseña que incluso la crisis financiera más grave desde la Gran Depresión supone una oportunidad de obtener fantásticas ganancias para quienes sepan anticipar estos movimientos... y se atrevan a hacerlo. El Brexit, la victoria de la salida de Reino Unido de la UE en el referéndum del jueves pasado, no iba a ser una excepción, y algunos gestores también se han puesto las botas apostando en el mercado contra la libra para anticiparse a ese resultado.

El más destacado es Odey Asset Management, un fondo muy conocido en nuestro país por ser uno de los inversores bajistas más activos en los bancos españoles, es decir, de los que tienen mayores posiciones cortas, que ganan cuando caen las acciones. Según la CNMV, Odey tiene el mayor corto en el Popular, por el 0,7% de su capital, a fecha 23 de marzo, y tiene una posición inferior al 0,5% (el umbral que marca la ley para hacerse pública) en el Sabadell, aunque a principios de año alcanzaba el 0,44%.

Crispin Odey, fundador de Odey Asset Management. (YouTube)
Crispin Odey, fundador de Odey Asset Management. (YouTube)

Pues bien, el gestor de este 'hedge fund', Crispin Odey (57), decidió ir en contra de la mayoría del mercado, que compró alegremente activos de riesgo en los días previos a la consulta convencido de la victoria de la opción de seguir en la UE. Así que compró oro (el activo refugio por excelencia) y se puso bajista mediante derivados en la libra y en varios miembros del FT-100 londinense. La estrategia le ha salido redonda: ha ganado un 20% en solo dos días, lo que supone un incremento patrimonial de 220 millones de libras (265 millones de euros), según cifras de 'Citywire'.

Dado el enorme riesgo que implican las posiciones bajistas (las pérdidas potenciales son muy superiores a los beneficios teóricos y, además, tomarlas tiene un coste elevado), Odey fue uno de los 'hedge funds' que encargaron encuestas a pie de urna, pero se cuidó muy mucho de dar publicidad a sus resultados; hay quien dice incluso que algunos gestores difundieron el rumor contrario para hacer subir más las bolsas y la libra el jueves pasado -como así fue- y maximizar los beneficios de sus estrategias bajistas. La jugada tuvo un éxito absoluto, mientras que el grueso del mercado sufrió un fiasco histórico con un desplome generalizado de las bolsas y una caída de la libra a niveles de 1985.

GCI Systematic Macro Fund se puso bajista en la libra, apostó por una subida del yen y consiguió una rentabilidad del 10,5% en un día

Se da la circunstancia, además, de que Odey era un activo partidario de la salida del Reino Unido de la UE. De hecho, este gestor es conocido por tomar posiciones basadas en sus convicciones, lo que a veces le lleva a sufrir grandes pérdidas cuando estas resultan equivocadas. Crispin Odey lanzó su gestora en 1990 y gestiona en la actualidad unos 8.000 millones de libras (9.655 millones de euros) en una reducida gama de 'hedge funds'. Su fortuna personal se estima en 900 millones de libras (1.085 millones de euros).

Dos fondos asiáticos, disparados por el Brexit

Este gestor no ha sido el único que ha sacado tajada del Brexit. Otro fondo beneficiado es GCI Systematic Macro Fund, un fondo japonés que invierte por criterios cuantitativos (basados en fórmulas matemáticas), que también se puso bajista en la libra y apostó por una subida del yen, y consiguió una rentabilidad del 10,5% en un día. Según su director de análisis cuantitativo, Kyo Yamamoto, habían posicionado su cartera de forma que podían capturar una elevada rentabilidad si triunfaba el Brexit pero no sufrirían grandes pérdidas si se equivocaban, y explica que el fondo suele ganar más en entornos de alta volatilidad. Su rentabilidad en 2016 alcanza el 24%, y su objetivo anual es obtener retornos de entre el 40% y el 50%.

Evolución de la libra contra el dólar. (Bloomberg)
Evolución de la libra contra el dólar. (Bloomberg)

También aparece en esta lista PruLev Global Macro Fund de Singapur, que ganó el 6,2% el 24 de junio al posicionarse al alza en los bonos Reino Unido, EEUU, Australia y Corea en anticipación de un 'cisne negro' en el referéndum británico, según su gestor, Norman Tang. La deuda pública, en especial de los grandes países, ha actuado como puerto seguro para el dinero que huye de las bolsas. Este producto va todavía mejor que el anterior este año, con una ganancia del 38%. No obstante, se trata de fondos con un patrimonio muy pequeño: GCI gestiona 100 millones de dólares y PruLev, 70.

El que no ha tenido tanta suerte esta vez como con su ataque a la libra en 1992 es George Soros. Según él mismo ha reconocido, estaba largo (alcista) en la divisa británica antes del referéndum, pero sí se ha beneficiado de la caída de otros activos de riesgo, ya que tenía una visión general bajista en los mercados mundiales. 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios