SEGÚN UN ESTUDIO DE UBS

La bolsa no se cree un Gobierno de Podemos... y puede desplomarse si llega

Los mercados no incorporan en sus valoraciones un escenario de coalición entre Podemos y PSOE, ni tampoco unas terceras elecciones. Si se producen, sufrirán importantes caídas

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de IU, Alberto Garzón, en un mitin en Alicante (Reuters)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el de IU, Alberto Garzón, en un mitin en Alicante (Reuters)

Por si los inversores no tuvieran suficiente motivo de preocupación con el referéndum del Brexit y la tormenta perfecta que puede provocar, las elecciones españolas del próximo domingo suponen otro importante factor de riesgo. Según un extenso estudio de UBS, ni la bolsa ni los bonos españoles recogen en sus precios actuales la posibilidad de una coalición entre Podemos/IU y PSOE, a pesar de que se han comportado peor que el resto de Europa... y de que este escenarió cada vez es más probable. Por tanto, si ese escenario termina por ocurrir, existe un margen para importantes pérdidas adicionales, algo que también sucedería -si bien en menor medida- en caso de un nuevo bloqueo que conduzca a unas terceras elecciones.

Según la última encuesta​ realizada por El Confidencial este fin de semana, la suma de Unidos Podemos y del PSOE se quedaría al filo de la mayoría absoluta en el Congreso; bastaría con el apoyo del PNV para que la colaición de izquierdas alcanzase el Gobierno. Por el contrario, la caída del PP haría todavía más inviable un Gobierno apoyado por Ciudadanos, salvo que la formación de Pedro Sánchez se abstuviera. Con estos resultados, parece evidente que las probabilidades de un Gobierno de Podemos/IU y PSOE crecen notablemente.

Pero el mercado no lo contempla de momento, según el citado banco suizo. Así, a pesar de que el Ibex lo ha hecho un 15% peor que el resto de Europa desde enero de 2015 (por el riesgo político sumado a la exposición a los emergentes de las empresas españolas y a los problemas de la banca), su valoración no recoge el escenario de una coalición de izquierdas y el impacto que tendría en la economía. A juicio de UBS, un resultado así dispararía la incertidumbre entre las empresas, los hogares y los participantes en el mercado. En especial, las perspectivas de subidas de impuestos frenarían en seco las decisiones de gasto e inversión, y los costes de financiación subirían como consecuencia del aumento de la prima de riesgo de España.

Bancos y eléctricas, los más castigados

En el lado positivo, esta contracción de la actividad privada sería compensada inicialmente por el aumento del gasto público, pero a medio plazo el crecimiento potencial de España se vería perjudicado porque no se actuaría sobre las tres áreas "cruciales" para nuestra economía: la reforma del mercado laboral, la consolidación fiscal y las reformas estructurales favorables al crecimiento. Además, acabaría con las expectativas de recuperación de los beneficios empresariales al golpear las ganancias de la banca a base de nuevos impuestos sobre los depósitos o sobre las transacciones financieras, y de las eléctricas: en este sector, espera una caída del 10% del beneficio como media, que alcanzaría el 15%-20% en Endesa, Red Eléctrica y Enagás. Estos sectores serían los más perjudicados en el mercado.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, de Syriza (EFE)
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, de Syriza (EFE)

La consecuencia de todo esto sería un incremento del diferencial con Alemania de unos 50 puntos básicos (0,5 puntos porcentuales) y una fuerte caída de la bolsa que no cuantifica. Además, se abriría una nueva incertidumbre sobre la posible renegociación con Bruselas de los objetivos de déficit público que probablemente porovocaría todavía más volatilidad con el recuerdo de Grecia en la mente de los inversores internacionales.

La bolsa, feliz sólo con una coalición de derechas

En opinión de UBS, el mercado tampoco tiene asumido otro escenario, el de que sea imposible de nuevo formar Gobierno y que haya que ir a unas terceras elecciones. Esta posibilidad tendría como consecuencia una caída de la confianza del sector privado y nulos avances ni en la necesaria consolidación fiscal, ni en las otras reformas estructurales. En este caso, la prima de riesgo subiría entre 15 y 20 puntos básicos respecto a Alemania yel riesgo político seguiría pesando sobre la bolsa española.

Mejor para el mercado sería un escenario de gran coalición PP-PSOE-Ciudadanos, que permitiría que la bolsa española redujera su descuanto con el resto de Europa, que UBS cifra en un 9%. Pero el mercado tampoco tendría el camino despejado, ya que el PP tendría que hacer concesiones a Sánchez respecto a las reformas estructurales y a la reducción del déficit; de hecho, cree que el impacto de esta solución en el mercado dependería del acuerdo que se alcance en materia presupuestaria. Por tanto, la única opción completamente satisfactoria para los inversores sería la coalición PP-Ciudadanos, ya que permitiría la continuidad de las reformas y una reducción del déficit. Pero este escenario es casi imposible según la citada encuesta de El Confidencial.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios