Los gurús alertan de nuevas caídas pero descartan un desplome por las elecciones
  1. Mercados
XIII ROUND TABLE DE COTIZALIA

Los gurús alertan de nuevas caídas pero descartan un desplome por las elecciones

Los expertos achacan la incapacidad de la bolsa para recuperar a los malos resultados empresariales y están convencidos de que habrá más sustos aunque no por las elecciones

La décimotercera edición de la Round Table que organiza Cotizalia en colaboración con M&G Investments mantuvo la división que se había evidenciado en el anterior debate a cuenta de si las caídas iniciales del año estaban o no justificadas y, en consecuencia, sobre si el mercado debe remontar o no. Sí hubo un mayor acuerdo en que los malos resultados empresariales son el principal lastre de la bolsa y en que habrá nuevos sustos, aunque descartan que las elecciones en España vaya a provocar un desplome.

Ignacio Rodríguez Añino, sales director Spain M&G Investments, explica que las turbulencias que llegarán en el futuro respnden a la búsqueda de rentabilidad: "Los activos más seguros históricamente, como sería la deuda pública, tienen cierto riesgo porque no están ofreciendo casi rentabilidad y también tienen volatilidad. Los inversores se ven forzados a tener activos de cierto riesgo como puede ser 'high yield', bonos corporativos o incluso bolsa, dentro de sus carteras. Ante episodios de volatilidad, que creemos que se van a producir tanto por temas macroeconómicos como por temas políticos o geoestratégicos, podremos ver que hay gente que se asusta mucho ante caídas y que esos movimientos se acentúan".

Los expertos coincidieron con la percepción generalizada en el mercado de que las inversiones están paradas a la espera de las elecciones

Coincide con él Daniel de Fernando, socio director de MdF Family Partners, para quien "en un entorno de mercados financieros como en el que nos vamos a mover, no sólo este año, sino los próximos, va a haber sustos más frecuentes. Los tipos de interés son bajos y van a seguir bajos durante mucho, mucho tiempo, y eso pone presión en todos los activos financieros. La rentabilidad va a ser muy baja, el crecimiento económico va a ser bajo, la bolsa va a dar rentabilida dbaja y la gente va a estar buscando activos que le den más rentabilidad. Cuando los depósitos no dan dinero, buscas bonos; cuando los bonos no dan dinero, buscas acciones; y al final nos encontramos con un inversor que asume más riesgo del que estaría dispuesto a tomar en condiciones normales y, por tanto, que tiene pánico más rápidamente. Cuando tiene pánico y viene un pequeño movimiento a la baja, retira el dinero, lo que hace que la volatilidad sea mayor".

La bolsa no recupera por los malos resultados

Pero más allá de los posibles sustos que los inversores tienen por delante, los participantes en la mesa redonda debatieron sobre los motivos por los que el mercado, aunque ha recuperado bastante terreno del perdido a principios de año, sigue en negativo en 2016. La opinión mayoritaria es que la culpa la tienen los malos resultados empresariales. Según Eduardo Roque, director de inversiones Mutuactivos, "la bolsa no ha recuperado los niveles por una causa muy sencilla: los resultados empresariales han sido muy malos. Ha habido tres sectores, fundamentalmente el financiero, los materiales básico y el energético, que han lastrado mucho los beneficios y por tanto las cotizaciones de las bolsas lo han reflejado".

En esta misma línea se expresa Gabriela Orille, responsable de CFDs y divisas en Andbank, para quien hay motivos para pensar que lo peor ha pasado: "el petróleo se ha estabilizado, el crédito viene mejorando y los tipos de interés ya están cotizados. Pero, a su juicio, "falta un poco de euforia en el mercado. Hemos recuperado muy rápido, sobre todo en el Ibex 35 desde la zona de 8.600 hasta 9.100 sin problemas. Pero si nos miramos la foto desde un entorno más alejado, la verdad es que los resultados no han sido buenos. Si hacemos un cálculo y quitamos el sector financiero, los resultados en EEUU arrojan un doble dgito negativo, lo cual nos deja la situación un poco en 'stand-by'".

Marc Garrigasait, presidente y director de inversiones de Koala Capital Sicav, añade que la evolución de los índices no es fiable para medir el comportamiento de las bolsas, que ha sido mucho peor de lo que parece: "Yo creo que los índices nos están engañando. Esto ocurre algunas veces, aunque no es habitual. Si miramos la evolución del Ibex y de los valores fuera del Ibex, ha habido caídas fortísimas en 12 meses, pero como no forman parte del índice, no se reflejan en el Ibex. Y en EEUU, que el viernes pasado estaba casi en máximos, el 42% de todas las acciones de la bolsa americana han caído más de un 20% desde sus máximos de 12 meses". "Es decir, que hay mucha distribución, pero como suben Faceboook, Johnson & Johnson, Coca Cola o Pepsico, los índices están muy arriba. Pero no están reflejando que está habiendo un cambio de tendencia y una señal clara de distribución", concluye.

Alberto Artero, director general de El Confidencial, recuerda que hay más acciones en pérdidas que en beneficios este año y que tampoco hemos visto una gran actividad corporativa. Y subraya que han salido más de 100.000 millones de dólares han salido de las bolsas a nivel global en lo que llevamos de 2016.

Las elecciones no dan demasiado miedo

Los expertos que participaron en la Round Table coincidieron con la percepción generalizada en el mercado de que las inversiones en España están paradas a la espera de los resultados electorales, entre otras cosas por la posibilidad de que se adopten medidas con efecto retroactivo como hizo el PP con las energías renovables. Pero se mostraron bastante confiados en que los comicios no provoquen grandes movimientos de las cotizaciones.

José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, sostiene que "de cara a las elecciones del 26 de junio, no es tan importante lo que no sabemos, que es quién va a ser el próximo presidente del Gobierno, sino lo que ya sabemos, que es que el populismo en España da para lo que da. Es decir, que después de la mayor crisis de nuestra historia reciente, el vuelco populista que ha sufrido la sociedad española no es para tanto: en términos relativos, es para muy poco. Todo lo contrario, el titular sería que la sociedad española es tremendamente conservadora".

Más peligroso les parece el referéndum del Brexit en Reino Unido o los próximos movimientos de la Reserva Federal: si seguirá subiendo o no los tipos y, sobre todo, cómo lo van a recibir los bonos del Tesoro de EEUU, sobre lo que se evidenciaron grandes discrepancias. En todo caso, Rodríguez Añino busca la lectura positiva a estas turbulencias: "Para los inversores a largo plazo, esos momentos son oportunidades de compra, que es lo que nosotros hemos hecho en febrero y es lo que pensamos seguir haciendo a lo largo del año".

Bolsas Resultados empresariales Inversores Bonos corporativos Rentabilidad
El redactor recomienda