Cae en renta variable, la renta fija y otros productos

Los datos de BME que evidencian el frenazo de la inversión en España durante 2016

Bolsas y Mercados Españoles ha registrado durante los tres primeros meses del año un considerable retroceso en los volúmenes negociados con respecto al Q1 de 2015

Foto: Campo escamado por la sequía
Campo escamado por la sequía

La presentación de resultados de Bolsas y Mercados Españoles (BME) trae cifras que ofrecen una evidencia más de que la inversión se frenó en España en los primeros tres meses de 2016. Al margen del desgaste de la compañía, que ha ganado 42,9 millones de euros, un 8,9% interanual menos hasta marzo, los números más preocupantes vienen en los volúmenes negociados en los mercados españoles (la materia prima con la que trabaja BME).

Renta variable, corrección y política

Su principal material, la renta variable, que supone la parte más importante en la cuenta de resultados de la entidad (47% de los ingresos), ha caído un 24,2% interanual. Desde enero hasta marzo de 2015, los parqués españoles negociaron un volumen de efectivo por valor de 260.774 millones de euros, mientras que los tres primeros meses de este ejercicio la cantidad cayó hasta los 197.623 millones de euros. 

Fuente: BME
Fuente: BME

Para entender esta caída, hay que tener muy en cuenta que en el inicio de 2016 la renta variable a nivel global sufrió una fuerte corrección, lo que lleva a que las operaciones bursátiles disminuyeran considerablemente. A este efecto de contagio exterior, hay que sumar la situación de bloqueo político que vive España desde las elecciones del pasado 20 de diciembre, que alumbraron el parlamente más atomizado de la historia de la democracia. A fecha de hoy, España continúa con un Gobierno en funciones y está a las puertas de celebrar nuevos comicios en verano, con lo que la inestabilidad política es uno de los factores que los expertos entienden que ha hecho mella en el apetito inversor. 

En este contexto, la analista de Renta 4 Natalia Aguirre considera que lo peor podría haber pasado ya: "Esperamos una comparativa interanual más fácil en la segunda mitad del año (menor incertidumbre cíclica y política) y que previsiblemente vendrá apoyada por la reanudación de salidas a bolsa".

Por lo visto esta semana, el regreso al parqué de Telepizza ha sido el mayor fiasco de la historia en España y Dominion también cerró a la baja en miércoles, y eso que ambos ofrecieron el precio más bajo posible. Por su parte, Parques Reunidos, que también se colocaba este viernes en el rango bajo de la parrilla de salida, ha finalizado con un retroceso del 5%.

Renta fija y el BCE

Aunque para BME la negociación de renta fija supone una parte pequeña del total de lo que se mueve en España, es preocupante la evolución interanual que refleja en este segmento del negocio. El volumen total negociado ha pasado de 196.475 millones de euros a 115.442, lo que supone una caída del 41,2%. Si extraemos de ese dato lo que corresponde a deuda pública y renta fija privada, los números son aún más esclarecedores. La negociación de la parte pública ascendió a 33.515 millones de euros, desde los 28.105 millones del año pasado, lo que implica un ascenso del 19,2%. Esta cifra se sitúa en consonancia con la ola de datos macro que hablan de un aumento del gasto público en 2015 que acabó con un déficit por encima de lo pactado con Bruselas. BME explica que hubo un repunte de Letras del Tesoro a corto plazo por una disminución de las emisiones a medio y largo plazo.

Caso muy diferente es el de la renta fija privada. La negociación pasó de los 159.046 millones de euros en el primer trimestre de 2015 a 58.244 en este invierno de 2016. El hundimiento es del 63,4%. El propio informe de BME remitido a la CNMV sostiene que "la renta fija ha continuado limitada y condicionada por el entorno de tipos de interés fijado por el Banco Central Europeo, que desincentiva la negociación de este tipo de productos".

Fuente: BME
Fuente: BME

Como explican desde Selfbank, los particulares, a través de fondos de inversión y planes de pensiones, son los principales inversores de renta fija. Esto ha sido así tradicionalmente ya que la renta fija se consideraba un producto de menor riesgo y volatilidad. De esta manera, los chutes de liquidez aprobados en el último año por el BCE han hundido la rentabilidad de los bonos y han disparado su volatilidad, con lo que ya no es un producto tan apetecible para los particulares, y sus fondos y planes, como lo era antes.

Derivados y otros productos

El debilitamiento no acaba en los clásicos bonos y bolsa. Los derivados también han sufrido una contracción del 8,9%, aunque en esta parte se trata de volúmenes muy por debajo de los anteriores. Destaca la caída de 43,1% de la Opciones sobre el índice Ibex 35 y el hundimiento del Futuro Bono 10, que ha perdido un 92,7%, por lo que prácticamente ha desaparecido.

Fuente: BME
Fuente: BME

Las operaciones liquidadas han bajado un 15,8%, el efectivo liquidado ha descendido un 19,5% y el volumen registrado ha perdido un 4,3%. Sólo en actividades de información que desempeña BME, el negocio se ha mantenido con ligeros repuntes respecto a 2015.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios