A pesar de la caída del crudo, mantiene su competitividad

S&P mantiene el rating de Repsol y le retira la vigilancia negativa

Tras el mantenimiento del rating de Moody´s, la otra gran agencia de calificación, S&P, también ha mantenido el rating de Repsol, por lo que la petrolera española no ha caído a bono basura

Foto: Sede de Repsol (Reuters)
Sede de Repsol (Reuters)

Standard & Poor's ha confirmado el rating a largo plazo de Repsol en 'BBB-', con lo que concede, al igual que ha hecho Moody's, su visto bueno a las medidas adoptadas por la petrolera para combatir el actual escenario bajista de precios del crudo.

En un comunicado, la agencia de calificación señala que saca de la  'vigilancia negativa' (creditwatch negative) en que situó a Repsol a principios de febrero, y que suponía una amenaza de una posible rebaja en sus calificaciones crediticias, para colocarlo en perspectiva 'negativa'.

S&P señala que aunque los efectos de la fuerte caída de los precios del petróleo están presionando las métricas de crédito de Repsol, considera que es probable que la petrolera continúe tomando medida para mejorar el crédito a corto plazo, en línea con su "fuerte compromiso" con el grado de inversión.

S&P reconoce la capacidad de recuperación de beneficios "más fuerte" de Repsol con respecto a sus competidores, merced a su alta competitividad

Además, reconoce la capacidad de recuperación de beneficios "más fuerte" de Repsol con respecto a sus competidores, merced a su alta competitividad en las actividades de 'downstream', así como a las sinergías por la adquisición de Talisman y a su participación en el capital de Gas Natural Fenosa.

La agencia subraya que la perspectiva 'negativa' refleja los riesgos continuos de un mayor deterioro en el entorno operativo, incluyendo una caída en los márgenes del refino, que en 2015 alcanzaron máximos.

S&P tras los pasos de Moody´s 

En la mñana de este lunes, la agencia de medición de riesgos Moody's ha confirmado la calificación crediticia de Repsol en "Baa2" (aprobado) con perspectiva negativa, lo que refleja su expectativa de debilidad en la generación de caja y beneficios debido al escenario de bajos precios del crudo. Las acciones de la compañía apenas reaccionaban en bolsa y se movían con caídas de entorno al 0,3% hasta los 10,51 euros.

REPSOL

16,9000€0,2150€1,29 %
  • VOL. DIARIO (Tit.)5.027.192
  • APERTURA16,6850€
  • MÁXIMO16,7800€
  • MÍNIMO16,9950€
  • ÚLTIMA SESIÓN04/09/2018

Según ha explicado la agencia en un comunicado, a pesar de estas debilidades, la dirección tiene capacidad para mantener la flexibilidad financiera y subraya que la generación de caja se beneficiará de la fortaleza del negocio de refino y márketing en España.

El anuncio cierra la revisión de la calificación crediticia para una posible rebaja comunicada el pasado mes de enero. Desde entonces y ante la situación de bajos precios del crudo, Repsol ha anunciado varias medidas de disciplina financiera, entre ellas un recorte del dividendo, un programa de desinversiones y menores inversiones.

No en vano, la petrolera ha sufrido un castigo superior al 35% desde el pasado mes de julio en paralelo al depslome de los precios del crudo. La decisión de Moody´s llega en un momento en el que, con las cuentas de la compañía ya sobre la mesa, los analistas empiezan a plantearse si Repsol ha tocado ya fondo en bolsa y lo que le espera por delante es una buena recuperación.

Flexibilidad para vender activos

Además, valora la flexibilidad de la compañía para afrontar su programa de venta de activos, con el que prevé alcanzar los 3.100 millones de euros entre 2016 y 2017, y del que ya ha ejecutado 1.000 millones de euros.

Así, Moody's, que no ve más emisiones de híbridos de la petrolera, a pesar de considerar que la compañía sigue interesada en ellas cuando el mercado "se vuelva más receptivo", cree que hay activos de la cartera de la petrolera no ligados al precio del petróleo que pueden venderse "sin afectar a su negocio principal".

Respecto al recorte de dividendo adoptado por la compañía, que abonará una retribución como dividendo complementario de 0,30 euros por acción bajo el Programa 'Repsol Dividendo Flexible', frente a los 0,50 euros por título anteriores, la agencia lo valora positivamente, ya que evita más salida de caja.

El pasado 22 de enero, Moody's había situado en revisión para una posible rebaja los ratings de unas 200 compañías de todo el mundo de los sectores energético y minero, incluyendo la nota de solvencia de la española Repsol, como consecuencia de la caída del precio del crudo.

También debe pronunciarse sobre el rating de la compañía Standard & Poor's, que el pasado 1 de febrero lo situó en 'vigilancia negativa' ('creditwatch negative'). No obstante, S&P ya valoró el pasado 1 de marzo la gestión de la directiva de Repsol para mantener la calificación crediticia de la compañía, al considerarla "creíble".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios