hasta la refinería de cepsa

España recibe al primer petrolero de crudo iraní que llega a Europa desde las sanciones

España ha sido el país encargado de recibir al primer primer petrolero de crudo iraní que ha llegado a Europa desde que entraron en vigor las sanciones contra aquel país en 2012

Foto: Foto archivo Petrolero (Reuters)
Foto archivo Petrolero (Reuters)

España ha sido el país encargado de recibir al primer primer petrolero de crudo iraní que ha llegado a Europa desde que entraron en vigor las sanciones contra aquel país a mediados de 2012 a cuenta de su programa nuclear. El Monte Toledo, propiedad de Cepsa, atracó este domingo en las costas de Cádiz con un millón de barriles en el interior de sus 275 metros de eslora.

Después de diecisiete días de viaje, el coloso del mar llegó a su destino de forma discreta, sin grandes fanfarrias. No en vano, para los trabajadores de la refinería española se trata tan sólo de uno más de los ocho buques que van a llegar a lo largo del mes de marzo. Cepsa es de momento la refinería europea que ha acaparado todas las exportaciones de petróleo de Irán, según publica Bloomberg.

Pero más allá de lo anecdótico de la arribada, lo cierto es que la importancia del acontecimiento reside en que al mismo tiempo que el Monte Toledo comenzaba a bombear crudo al oleoducto submarino de 1,8 kilómetros de largo, el presidente iraní, Hassan Rouhani aseguraba en Teherán que esta es la primera partida de otras muchas exportaciones que se van a llevar a cabo en los próximos días y semanas.

Irán no está dispuesta a congelar producción

Y es que en febrero un total de 29 superpetroleros emprendieron su viaje hacia Europa con crudo procedente del país de Oriente Medio. Los próximos en llegar son el Constanza, que arribará a Rumanía, y el Atlantas, con destino Francia. A este se unirá en breve el Distya Akula, que se encuentra en la entrada del Canal de Suez.

Así, las estimaciones hechas recientemente por Petro-Logistics SA, sitúan en los 1,4 millones los barriles exportados por Irán el mes pasado, lo que supone un incremento de 350.000 barriles respecto a la media de 2015. Pero van a ser muchos más, teniendo en cuenta que Tehéran situó en los 500.000 el aumento medio estimado de las exportaciones. 

Además, según anunció el  director ejecutivo de la compañía nacional de petróleo iraní, Roknedin Yavadí, su país ha preparado el envío en breve de cuatro millones de barriles de crudo a Europa, en particular a España.

Con todo, no parece que Irán tenga intención de congelar su producción, como le han pedido desde Arabia Saudí y Rusia, ahora que acaba de volver al circuito después de levantarse el embargo impuesto en 2012. No en vano, la economía iraní ve la luz tras sufrir una contracción de entorno al 20% en los últimos años y ha comenzado a bombear a toda velocidad para aumentar los antes posible sus ingresos y comenzar a tapar los agujeros que estos cuatro años han quedado en sus arcas.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios