El caso Bankia se lleva por delante el departamento de contabilidad del BdE
  1. Mercados
TRAS LA PELEA POR EL CONTRAINFORME

El caso Bankia se lleva por delante el departamento de contabilidad del BdE

La trifulca en el Banco de España por el famoso contrainforme del caso Bankia ha provocado la desaparición del prestigioso departamento de normativa contable, que se oponía a Restoy

Foto: El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (i), y el gobernador, Luis Linde. (EFE)
El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy (i), y el gobernador, Luis Linde. (EFE)

Los informes de los peritos del Banco de España (BdE) sobre las cuentas de la salida a bolsa de Bankia, publicados a finales de 2014, cayeron como una bomba nuclear en la sede de Cibeles. El escándalo que se montó y que dejaba en entredicho la actuación del supervisor exigía una respuesta contundente, a juicio del subgobernador, Fernando Restoy, el verdadero hombre fuerte de la institución. Por ello, decidió poner a trabajar a otros expertos para elaborar un contrainforme que demostrase que dichas cuentas eran correctas. Y ahí se encontró con la oposición de la división de normativa contable, encargado de elaborar ese informe.

Este departamento era uno de los de más peso en el BdE, puesto que era el encargado de elaborar las normas que regían los destinos de los bancos, por lo que sus decisiones marcaban la diferencia entre ganar o perder dinero... o entre recibir más o menos ayudas públicas en el rescate. Así, este equipo había adaptado a la normativa española las nuevas normas internacionales de contabilidad del sector financiero en 2013, un trabajo que le había granjeado gran prestigio y que significó la modificación de la famosísima Circular 4/2004, la piedra angular de la contabilidad bancaria en España.

Este enfrentamiento entre Restoy y el departamento de normativa contable llevó a que finalmente el contrainforme saliera de otra área del BdE, concretamente de la dirección general de supervisión que ocupa Mariano Herrera. Como informó El Confidencial hace cerca de un año, el FROB asumió como suyo dicho contrainforme -aunque citando como autor intelectual al BdE- junto a otro elaborado por la CNMV que también avalaba el proceso de colocación de las acciones de Bankia, cuestionado igualmente en los informes de los peritos Víctor Sánchez Noguera y Antonio Busquets.

Solución final: suprimir el departamento

Ante la posibilidad de que la propia Audiencia Nacional u otros juzgados solicitasen nuevos informes al BdE para aclarar esta confusión generada por tanto informe y contrainforme, el consejo del BdE ha decidido cortar por lo sano y suprimir directamente la división de normativa contable, y reubicar a sus miembros en distintas áreas del supervisor. Las atribuciones que tenía hasta ahora han sido asumidas por un nuevo grupo de regulación y política supervisora en la dirección general llamada 'de estabilidad financiera y resolución', que ocupa Julio Durán y sustituye a la antigua dirección general de regulación.

Asimismo, Restoy ha creado otra área llamada 'división de expedientes sancionadores y colaboración con órganos judiciales', al frente de la cual ha colocado a María Ortega, encuadrada dentro del departamento jurídico que preside Roberto Ugena. Esta división es la que ha respondido recientemente a un requerimiento del Juzgado número 1 de Navalcarnero repitiendo palabra por palabra los argumentos del contrainforme de Mariano Herrera para defender la validez de las cuentas de la OPV de Bankia.

El BdE niega ahora el contrainforme

El BdE, que en su momento no dijo nada del contrainforme, ahora ha respondido a las nuevas informaciones aparecidas sobre el mismo auspiciadas por el ministerio negando la existencia del mismo, aunque añade que "no pueden considerarse 'informes del Banco de España' las opiniones o análisis" emitidos por directivos o técnicos, lo cual supone admitir que estas opiniones y análisis sí existen. Un desmentido que se inscribe en el punto álgido que ha alcanzado la guerra entre Restoy y el ministro Luis de Guindos.

Los principales argumentos de los técnicos afines a Restoy respecto al caso Bankia son que los peritos aplican "juicios subjetivos y metodologías distintas" a las aplicadas en la elaboración de las cuentas, lo que "subraya la existencia de un margen de apreciación o estimación amplio"; que no tienen en cuenta la información disponible en el momento de su elaboración sino que piden que se hubiera aplicado en ese momento la conocida posteriormente, es decir, la grave crisis económica que vino despues; que omitieron en su análisis un cuantioso volumen de provisiones ya constituidas y no asignadas que tenía Bankia en su salida a bolsa, que ascendían a 3.027 millones, "más que suficientes" para afrontar los ajustes propuestos por los dos peritos, y que proponen un reparto de los deterioros por meses y por trimestres, algo que no es lo habitual en el sector.

Banco de España Caso Bankia Noticias de Bankia Fernando Restoy Salidas a bolsa
El redactor recomienda