Citi también cree que el panorama está más despejado

Saxo Bank se mira en González-Páramo: comprar banca barata pese a las dudas

El sector financiero sufren un fuerte castigo en este 2016. Las dudas siguen latentes pero empiezan a aparecer quienes ven oportunidades y ya están tomando posiciones en bolsa

Foto: BBVA inaugura en México su nueva sede de 50 pisos. (EFE)
BBVA inaugura en México su nueva sede de 50 pisos. (EFE)

"El movimiento se demuestra andando", reza el dicho popular o si se quiere una versión más litúrgica "Por sus obras los conoceréis". Maneras distintas de expresar que lo importante son los actos más que las palabras, que recurriendo de nuevo el acerbo costumbrista "se las lleva el viento".  

Trayendo la sabiduría del pueblo al asunto que nos ocupa, hay que destacar el hecho de que José Manuel González-Páramo, miembro ejecutivo del Consejo de BBVA, ha invertido 54.000 euros en 10.000 acciones del propio banco. De esta manera, el que fuera una de las escasísimas voces autorizadas españolas dentro del Banco Central Europeo consigue lanzar un mensaje de confianza en las acciones de BBVA de una manera más creíble: apostando su propio dinero. 

El consejero de BBVA, José Manuel González-Páramo. (EFE)
El consejero de BBVA, José Manuel González-Páramo. (EFE)

Como nadie tira piedras contra su tejado, la compra de González-Páramo quizás advierta un posible cambio de tendencia en la trayectoria bursátil del sector bancario europeo, castigado fuertemente durante lo que va transcurrido de 2016 por diversas causas. Peter Garnry, jefe de estrategia de renta variable de Saxo Bank, sostiene que "ha sido un año terrible para las bolsas hasta el momento, marcado por la ralentización de China y la caída del petróleo. Los bancos europeos, expuestos a los mercados asiáticos y la preocupación por el crecimiento global, han sido duramente golpeados".

Respecto al sector financiero, Garnry explica que "un cóctel peligroso de los costes de litigio, las tasas de interés negativas en Europa y un panorama económico sombrío han obligado al mayor prestamista de Alemania, Deutsche Bank, a anunciar su primera pérdida anual desde 2008. Mientras Deutsche Bank, por ejemplo, ha visto cómo sus acciones se desplomaban en torno al 50% desde el pasado mes de julio, Credit Suisse ha comprobado cómo sus títulos desdcendían en torno al 40%, a pesar de la insistencia de las compañías en defender su solvencia.

El jefe de renta variable de Saxo cree que las acciones de los bancos "están baratas y han tocado fondo" y están listas para una recuperación: "rebote a la vista"

Por si todo esto fuera poco, hay que añadir un fuerte foco de tensión para la banca europea, que fue el desplome al completo del sector financiero italiano. Según Azzurra Guelfi, analista de la multinacional financiera Citigroup, la desconfianza vino provocada fundamentalmente por "la preocupación que había con algunos de sus activos". Sin embargo, tras la constitución de un banco malo a la española, para sacar el material tóxico inmobiliario del balance de las entidades transalpinas, se disipó parte del miedo. En este sentido, desde Citi destacan que "tras la fuerte caída del 30% en el año y despejadas las dudas de sus activos, los resultados presentados hasta el momento deberían propiciar un entorno más favorable". Por ello, apuestan por las acciones "baratas" de Unicredit y ven con buenos ojos ISB, Mediobanca o BPER.

Si miramos hacia España, y obviando las particularidades de cada banco, vemos un sector con un fuerte castigo en 2016 pero que sin embargo consiguió superar las expectativas del mercado con sus resultados de 2015. Preocupa algo más, sin duda, el panorama de 2016. La profundización de la puesta en negativo de los tipos de interés por parte del BCE, deja un margen de maniobra cada vez más limitado para el negocio tradicional de la banca. El euribor ya se ha puesto en negativo

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. (EFE)
El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. (EFE)

En este sentido, desde Saxo Bank comparten la preocupación por las tasas negativas y también por el cada vez más "complicado ambiente regulatorio". De ahí que pidan al BCE y al Banco de Japón que "frenen la caída de tipos". 

No obstante, el jefe de renta variable de Saxo cree que las acciones de los bancos "están baratas y que han tocado fondo" y están preparadas para una recuperación: "rebote a la vista". Para que se produzca, considera que el programa 'QE' del BCE ayudará. Así, justifica la subida de los bancos en los datos macro y fundamentos de la economía europea, coyuntura altamente ligada al comportamiento bancario. Peter Garnry concluye: "Entre los últimos datos macro del Viejo Continente, las ventas de coches en Europa, por ejemplo, han subido un 6,3%, la tasa de paro está cayendo y aumenta el crédito de los bancos, evidencias de que el sector bancario no puede estar tan mal y puede ser un ramo para comprar".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios