la entidad devolverá la inversión a los minoristas

"Cualquier persona con responsabilidad en la OPV de Bankia está fuera del proceso"

Bankia finalmente ha decidido devolver a todos los minoristas que acudieron a la salida a bolsa el 100% de la inversión que realizaron, más un 1% adicional de intereses

Foto: El CEO Bankia, José Sevilla (d), y el director general adjunto de banca de particulares, Fernando Sobrini (i)
El CEO Bankia, José Sevilla (d), y el director general adjunto de banca de particulares, Fernando Sobrini (i)

Bankia finalmente ha decidido devolver a todos los minoristas que acudieron a la salida a bolsa en julio de 2011 el 100% de la inversión que realizaron, más un 1% adicional en concepto de intereses compensatorios y que la entidad calcula alcanzará un total de unos 1.500 millones de euros, que quedarán completamente cubiertos con los 1.840 millones que se provisionaron a tal efecto. Bueno, a todos no. El anterior equipo directivo con responsabilidad en la OPV que suscribió parte de la misma se queda fuera del proceso.

"Cualquier persona con responsabilidad en la salida tiene un conflicto de interés y no lo van a solicitar... pero si lo solicitaran, están fuera del proceso" ha asegurado el consejero delegado de Bankia, José Sevilla Álvarez. Esto no incluye a los trabajadores de Bankia que no pertenecían al equipo directivo en aquel momento y que acudieron a la colocación en el tramo minorista como cualquier inversor más.

De los fondos que levantó Bankia con la colocación, 1.855 millones se correspondían al tramo minorista. De esta cantidad, 255 millones "se vendieron antes de marzo de 2012, de forma que estos accionistas o bien tuvieron pérdidas mínimas o, incluso, ganaron, mientras que 370 millones se vendieron con posterioridad, por lo que las pérdidas no son del 100%", han asegurado.

En este sentido, la entidad calcula que el número de inversores que finamente acepten esta propuesta que, en palabras del propio Sevilla "es imbatible", debería rondar la cifra de las 200.000 personas y están incluidos tanto los que mantienen las acciones como los que las vendieron con pérdidas en su día, así como todos aquellos que ya se encuentran sumidos en procesos judiciales.

El modus operandi es el siguiente: si las acciones las compró a través de la propia Bankia, con presentar la solicitud (que también se puede encontrar en la web) y el DNI es suficiente. En el caso de que la adquisición se hiciera a través de otra entidad, deberá adjuntar un estrato bancario en el que figuren. Estas acciones deberán estar libres de cualquier tipo de carga y en un periodo máximo de 15 días, el inversor recibirá el dinero en la cuenta que aporte más un interés del 1% anual, que Bankia ha calculado basándose en las ganancias que hubiera obtenido teniendo ese dinero en un depósito a tipo fijo. Los pequeños inversores cuentan con un plazo de tres meses a contar a partir de mañana.

"Es una propuesta imbatible, donde todo el mundo recupera la inversión de manera ágil, sin coste, gratuita y estoy convencido de que la mayor parte va a acudir", ha afirmado Sevilla, quien ha explicado que para el criterio de establecer el 1% de interés ha sido el mismo que se siguió con las referentes y que es más que generoso porque, "si ese dinero hubiera estado invertido en bolsa, en un fondo del Ibex 35, por ejemplo, con la volatilidad del mercado hubieran perdido en este tiempo un 10%", ha asegurado.

En cuanto a aquellos inversores que tengan abiertos ya procesos judiciales pueden acudir igualmente. En estos casos, deberán firmar un documento en el que afirmen que se sienten satisfechos con la solución aportada por Bankia y con el mismo la entidad acudirá al juez del caso para pedir el cierre del proceso. Será el juez el que determine las costas derivadas del mismo hasta ese momento teniendo en cuenta la reclamación que presente por las mismas la parte contraria y Bankia asumirá la cifra que, según ha explicado Sevilla, "en cualquier caso siempre será inferior a la que hubieran tenido que asumir si el proceso hubiera llegado hasta el final". De esta manera, Bankia calcula que se ahorrará entre 400 y 500 millones de euros entre costes judiciales e intereses de demora.

Fiscalidad

Asimismo, sobre la forma en la que la devolución computará para los inversores en términos fiscales, Sevilla ha explicado que en el caso de aquellos inversores que todavía mantengan en su poder los títulos adquiridos en la OPV no creen que vaya a haber mayor problema, porque se deshará la compra y será como si nunca la hubieran hecho. No obstante, en este punto están manteniendo conversaciones con el Ministerio de Hacienda para informarse sobre cómo habrá que declararlo, en tanto que los que vendieron y presentaron unas minusvalías, ahora deberán presentar unas plusvalías.

Por otro lado, Sevilla ha explicado que esto se ha hecho ahora y no antes porque la entidad "ha defendido la regularidad de la OPV por el proceso civil. Hemos entendido que el recurso estaba bien fundamentado en derecho, pero el juez no lo ha visto así". Además, en sus palabras, tampoco se podía hacer "sin el amparo judicial porque estamos gestionando el patrimonio de nuestros accionistas y no estábamos autorizados a devolver el dinero sin el amparo de la justicia".

Sobre el proceso abierto en la Audiencia Nacional, Sevilla ha afirmado que mantienen la misma postura. En este sentido, cabe recordar que tanto Bankia como el Banco de España, el FROB y la CNMV elaboraron contrainformes que rebaten la tesis de los peritos de que las cuentas no reflejaban la situación de la entidad en 2011.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios