Chris Hart, gestor de robeco

"Las empresas españolas más sólidas están demasiado caras"

Chris Hart, gestor del fondo Robeco BP Global Premium Equities, ofrece su visión desde el otro lado del charco, sobre los temas principales que preocupan a día de hoy en los mercados

Foto: Chris Hart, gestor de Robeco.
Chris Hart, gestor de Robeco.

Chris Hart, gestor del fondo Robeco BP Global Premium Equities, ofrece su visión desde el otro lado del charco sobre los temas principales que preocupan a día de hoy en los mercados y que pasan por China, el desplome de los precios del petróleo, la amenaza de una nueva recesión global y la postura de la Reserva Federal de Estados Unidos ante las nuevas tensiones surgidas en un escenario de gran incertidumbre.

PREGUNTA: El arranque de año está siendo complicado... ¿Cuáles son sus previsiones de cara al conjunto del año? ¿Se han visto obligados a hacer cambios en su estrategia anual tras el último mes?

RESPUESTA: En Robeco Boston Partners no hacemos previsiones económicas explícitas, pero vemos la tensión que hay en los mercados. Esto ha llevado a revisar a la baja algunas previsiones de beneficio y anticipamos que habrá más, lo que se traducirá en menores ingresos de 2016.

No tenemos una "estrategia anual." Operamos con la misma filosofía en todos los mercados, que es un enfoque de abajo hacia arriba para identificar los valores que tienen un precio incorrecto y una valoración atractiva, con fuertes fundamentales y crecimiento de beneficio o impulso positivo. Esta estrategia, que llamamos enfoque de "tres círculos", nos ha funcionado bien desde la fundación de la firma hace más de veinte años.

El mes pasado hemos hecho un cambio importante de participaciones que estaban más caras por valores más soportados por el lado de la valoración en tanto que los diferenciales se han ampliado. Esto nos ha proporcionado nuevas oportunidades dadas las condiciones del mercado.

P: ¿Cree que nos encontramos en un momento puntual de tensión en el mercado o realmente China puede hacer descarrilar la economía mundial?

R: El mercado se ha tensado por las dudas sobre el crecimiento global. El crecimiento de China se ha desacelerado en los últimos años y los datos procedentes del país son poco fiables. Gran parte del desfase del mercado que podría ser visible desde China ya se está produciendo en los sectores intensivos en capital, tales como la energía, industriales y productos básicos. Creemos que todavía puede verse una mayor debilidad, pero esta afectará más por el lado del crédito, especialmente a entidades financieras con exposición a los mercados emergentes.

P: En cuanto a las caídas sufridas en las bolsas al calor del desplome del petróleo... ¿un crudo más barato no estimula el consumo y, por tanto, la economía aunque sea a costa de las empresas del sector?

R: El petróleo no está bajando por la bolsa, y la bolsa no está cayendo debido por el petróleo. El crudo vive una situación específica provocada por un exceso de inversión en los últimos 15 años, lo que ha dado lugar a una falta de correlación en la ley de la oferta y la demanda. No es distinto de lo que estamos viendo en el sector de la minería y otros sectores relacionados con las materias primas.

El ahorro en el consumo de petróleo en los EEUU equivale a alrededor de 50 puntos básicos del PIB. Los efectos de la caída de la demanda y del precio de las materias primas no se limita al sector de la energía. Empresas de otros sectores, en particular industriales, que suministran equipos al sector de la energía y materiales primas, también se están viendo afectados negativamente.

P: ¿Cree que la recuperación de Estados Unidos es lo suficientemente sólida para resistir las turbulencias o debemos prepararnos para una nueva crisis?

R: El entorno actual es muy distinto al que vimos en los años previos a la gran recesión en 2008/2009. Aquella se produjo por los excesos cometidos en los mercados de capitales, donde simplemente había demasiado apalancamiento en el sistema. Si hay una crisis financiera ahora, es probable que sea una crisis impulsada por el crédito, similar a la de 1994, o por la desaceleración de los mercados emergentes como ocurrió en 1997.

Habría sido más prudente que la Reserva Federal hubiera aumentado los tipos de interés hace tres años

P: En este escenario, ¿puede la Reserva Federal mantener su hoja de ruta para seguir con la subida de tipos de interés?

R: Nosotros no hacemos predicciones sobre la toma de decisión de la Fed. Una vez dicho esto, habría sido más prudente que la Reserva Federal hubiera aumentado los tipos de interés hace tres años, pero el reciente incremento de 25 puntos básicos no es lo que ha provocado los disturbios en el mercado. El verdadero problema es el exceso de inversiones en los emergentes, especialmente en la energía y minería que, finalmente, se ha puesto al día lo que ha dado lugar a una rápida reversión de las expectativas económicas.

P: Mirando a Europa, su situación es más delicada que la de EEUU. ¿Cuáles son los principales riesgos a los que se enfrenta la renta variable europea?

R: El mayor peligro al que se enfrenta la renta variable europea es el exceso de optimismo por el crecimiento de los beneficios por acción como resultado del QE. La economía europea ha estado creciendo más despacio que la de EEUU... Por tanto, las expectativas de beneficio y la exposición de China son los mayores riesgos a la renta variable europea.

P: ¿Cree que los inversores tienen en la cabeza la salida de Reino Unido de la Unión Europea como una posibilidad real?

R: Sobre el "Brexit" se viene hablando desde hace muchos años, pero parece que ahora hay más impulso detrás. No vamos a hacer predicciones sobre acontecimientos económicos o políticos como pueda ser este. Lo que sí vamos a hacer, sin embargo, es estudiar si surgen oportunidades como puedan ser empresas que se venden sólo por el temor a cualquier cambio sustancial en el negocio o sus fundamentales.

P: En cuanto a la inestabilidad política de Europa, ¿les preocupa el aumento de los llamados populismos?

R: Si usted está hablando de los problemas actuales de inmigración, entonces sí, podría haber aún más costes sociales que podrían afectar a cuestiones fiscales dentro de la UE. Esto no cambia nuestra postura de inversión, sin embargo, como siempre, vamos a buscar grandes oportunidades dentro de nuestro marco de inversión.

Hemos sido capaces de obtener de manera constante rendimientos elevados en Europa en los períodos de estrés económico. Y es que en este tipo de períodos suelen surgir oportunidades para encontrar divergencias entre el precio y el valor de los activos, como vimos en 2011 y 2012. Durante ese período, estábamos sobreponderados en Europa en un momento en que el resto del mercado sobre reaccionaba a los problemas macroeconómicos.

La situación actual en España no ha dado lugar a ningún cambio significativo en nuestra percepción de donde están las oportunidades de españoles

P: ¿Le parece que la inestabilidad política de España es motivo suficiente para sacar al país del radar inversor?

R: Nuestro criterio de inversión se basa en el análisis fundamental de abajo hacia arriba. La situación actual en España, aunque somos conscientes de ello, no ha dado lugar a ningún cambio significativo en nuestra percepción de donde están las oportunidades de españoles. La mayoría de las empresas españolas en las que estaríamos interesados ​​-aquellas con sólidos fundamentales- están actualmente demasiado caras para nuestro gusto.

P: ¿Dónde cree de que están las oportunidades de inversión?

R: Estamos encontrando oportunidades en casi todos los sectores económicos fuera de los servicios públicos. Vemos multitud de oportunidades en los sectores de materiales y la industria, especialmente cuando se compara con nuestro índice de referencia.

P: ¿Cómo cree que el inversor debe configurar su cartera con tanta incertidumbre?

R: La mejor estrategia en este tipo de mercados es aplicar métodos muy diligentes y prudentes a la hora de invertir. No se debe reaccionar de forma exagerada a los cambios en el mercado; estos períodos de estrés tienden a ser transitorios en el tiempo. Cuando las cosas se vean más negras, es cuando los inversores deben moverse en los activos más volátiles del mercado, específicamente las acciones.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios