Petrólero, China e India

¿Te gusta el riesgo? Aquí tienes dos ideas de inversión no aptas para cardíacos

Pimco ha encontrado una oportunidad en el petróleo, mientras que Mirae Asset Global Investment empieza a testear otra en dos de los mayores mercados emergentes del mundo: India y China

Foto: Vista de una válvula para pozos petroleros de la compañía estadounidense Exxon Mobile.
Vista de una válvula para pozos petroleros de la compañía estadounidense Exxon Mobile.

Siempre se ha dicho que los momentos de incertidumbre también son momentos de grandes oportunidades. Y a eso se dedican las grandes firmas de inversión internacionales, a tratar de encontrar ventanas abiertas donde la mayoría sólo ve puertas cerradas. La todopoderosa Pimco, una de las gestoras más reputadas del mundo en renta fija, ha encontrado una en el petróleo, mientras que Mirae Asset Global Investment empieza a testear otra en dos de los mayores mercados emergentes del mundo: India y China.

La primera ya ha empezado a plantear la posibilidad de empezar a crear una cartera de materias primas a largo plazo, sobre la base de que la perspectiva para el petróleo puede no ser tan mala. Así lo ha recogido en el blog de la firma uno de sus gestores, Greg Sharenow, que advierte sobre tres anomalías del mercado del crudo que pueden anticipar un cambio de tercio.

El primero hace referencia a los márgenes de las refinerías que, mundialmente, continúan siendo muy rubostos, algo que no parece lógico cuando se convive con entornos de baja demanda. El segundo es el diferencial entre los contratos a corto y largo plazo del crudo, que se han reducido, debido a que los primeros han caído menos que los segundos, cuando lo normal en un entorno de recorte de precios derivado de una demanda débil y de unos mercados saturados sería que los precios a corto cayeran más que a largo. La gestora explica que han sido los bancos y algunos fondos los que han generado esa mayor presión de venta en el largo plazo, al haber puesto en marcha operativas para cubrir su exposición a productores de petróleo.

Evolución del crudo.
Evolución del crudo.

Por último, Pimco advierte sobre la anomalía que está habiendo también por el lado de la oferta y que hace referencia a la relación entre el barril West Texas (WTI) y el Brent, que ha vuelto a la dinámica que era habitual hasta 2010, por tanto, hasta antes de la revolución del 'fracking', al haberse invertido el precio del primero, que ahora vuelve a tener una prima sobre el segundo. Una posible explicación, según la gestora, es que la caída de la producción de Estados Unidos ha sido tan grande que el país ahora va a tener que importar suministros de crudo adicionales y, de hecho, afirma que ya hay indicios de que la producción en tierra (on-shore) está cayendo drásticamente algo que, en su opinión, sienta las bases para que los precios mejoren. 

Como señala Guillermo Santos, socio de iCapital, "en momentos en que impera el pesimismo sobre un activo financiero, todo tiende a nublarse sobre él. Esto es lo que hoy le sucede al petróleo. Sin embargo, salvo que llegara un inesperado y velocísimo cambio tecnológico, nuestra dependencia del petróleo como fuente de energía y materia prima para la industria química es tal, que se hace impensable que su precio pueda seguir durante largo tiempo por debajo de costes de producción (para muchas empresas y países). Ante esta situación y con una visión de medio y largo plazo, los inversores con capacidad de asumir riesgo pueden vincular una parte de su cartera a una recuperación del precio del barril y conseguir con el tiempo importantes plusvalías".

La oportunidad de China e India

Hasta que llegue ese momento, una alternativa que plantea Mirae Asset consiste, precisamente, en aprovechar las bondades que puede tener para las económicas china e india el bajo precio del crudo. El gigante asiático es el segundo mayor consumidor e importador del mundo, lo que significa que la caída del precio del barril es un ahorro inmediato de su factura energética, abaratamiento que, además, va directo al bolsillo de los ciudadanos, ya que China tiene el mayor parque automovilístico del mundo, con 23 millones de vehículos.

Por tanto, si cada vez cuesta menos a sus ciudadanos llenar el depósito, cada vez tienen más dinero para consumir, algo que ya se está dejando sentir, como demuestra el dato de que las ventas minoristas hayan pasado de crecer un 10,5% en julio a un 11% en octubre; o que los Singles Day (el equivalente al Cyber Monday del pais asiático) hayan alcanzado la cifra récord de 14.300 millones, frente a los 9.300 millones del año anterior. 

Por lo que respecta a India, la oportunidad que identifica Mirae viene por el lado de que es el mayor importador de petróleo del mundo. Como gran consumidor de esta materia prima, al abaratarse ésta se reduce la preción sobre los precios de consumo, lo que ayuda a contener la inflación y abre la puerta a que India tenga unos tipos de interés más bajos (actualmente se mueven en el 6,75%), lo que debería dar lugar a una mayor inversión que estimule el crecimiento del país. Además, un petróleo barato ayuda a reducir el actual déficit por cuenta corriente de La India, algo que ya se dejó sentir en el segundo trimestre de 2015, cuando éste descendió desde 7.800 millones de dóalres hasta 6.200 millones. "La combinación de baja inflación y deuda estable sienta las bases para reformas estructurales que modernicen el país y fortalezcan su economía", apuntan desde Mirae.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios