La sabrosa OPV de Telepizza en bolsa dejará sin ninguna porción a los minoritarios
  1. Mercados
Proyecto 'tasty' para cotizar a finales de abril

La sabrosa OPV de Telepizza en bolsa dejará sin ninguna porción a los minoritarios

La compañía trata de preservar su imagen de marca como elemento clave para que la salida a bolsa no se vuelva en contra del proyecto. La OPV se limitará a vender acciones a inversores institucionales

placeholder Foto: Restaurante de Telepizza
Restaurante de Telepizza

Los dos grandes private equity Permira y KKR han bautizado el regreso a bolsa de Telepizza con el sugerente nombre en clave de ‘Proyecto Tasty’,cuya traducción literal equivale a ‘sabroso’ o ‘delicioso’. Pero más allá de los dictados del marketing bursátil los actuales dueños de la cadena multinacional se van a cuidar muy mucho de ofrecer porciones de su oferta en bolsa a los accionistas minoritarios. Ni el horno de los mercados está para pizzas ni tampoco la experiencia de las grandes colocaciones públicas de acciones sugiere apuestas muy delicadas para una compañía obligada a asegurar su imagen de marca ante el consumidor final.

Telepizza volverá al parqué a finales de abril si se cumple el calendario manejado por los dos asesores contratados por el emisor, que son el banco de inversiónRothschildy el despacho jurídico Linklaters. El diseño de la operación se estructura a partir de una OPV que facilitará a Permira y a la familia Ballvé la puesta en valor del 51% del capital que todavía controlan en la empresa que ellos mismos decidieron excluirde bolsa a finales de 2006. Es previsible que KKR salga del accionariado donde ahora posee un 36% derivado de una capitalización de deudas por valor de 200 millones llevada a cabo a finales de 2014.

El lanzamiento de la oferta será efectuado por la empresa Foodco Finance Sarl, que es la tenedora del 100% de las acciones de Foodco Pastries Spain, compañía que actuará en calidad de entidad emisora y que actualmente tiene naturaleza jurídica de sociedad limitada. Una vez efectuada la transformación en sociedad anónima el calendario de la OPV contempla la presentación a los analistas a principios de marzo para rematar toda la tramitación preceptiva en la CNMV durante la primera quincena de abril. A lo largo de la segunda quincena se llevará a cabo el 'roadshow' con el consiguiente proceso de 'bookbuilding' a fin de reanudar la negociación en bolsa durante los últimos días del mismo mes.

Los asesores de la colocación en bolsa se curan en salud para evitar falsas expectativas en el mercado 'retail' ante la incertidumbre del momento económico

La operación mantiene todavía la incógnita de ampliar la oferta con una oferta de suscripción de nuevas acciones y no ha delimitado aún con exactitud el tramo del llamado ‘greenshoe’ reservado a los bancos aseguradores que, en todo caso, se situará en torno al 15% de las acciones en venta. Lo que sí parece muy claro es que no habrá tramo ‘retail’ dentro de la tendencia que se está imponiendo de un tiempo a esta parte en la mayoría de las salidas a bolsa. Los mercados de valores han reactivado la incorporación de nuevos inquilinos en los dos últimos años pero el mal sabor de boca que dejaron las grandes colocaciones en los últimos años previos a la crisis todavía perdura en el recuerdo de los inversores minoritarios.

Los flamantes emisores prefieren nadar y guardar la ropa asegurando la venta con inversores institucionales, sin tentar la suerte de ese capitalismo popular que se hizo célebre a finales de los años 90. La definición de un precio equitativo que satisfaga a los ahorradores particulares se ha convertido en un reto para los bancos de inversión que prefieren disuadir a sus clientes de cualquier experimento que pueda socavar su reputación ante el gran público. En el caso de una compañía como Telepizza el miedo guarda la viña, sobre todo si se tiene en cuenta la más odiosa comparación que el mercado hará rápidamente con relación a los precios de cotización que marcaba la compañía en su anterior etapa bursátil.

Telepizza es la primera empresa no estadounidense en su segmento de negocio con más de 1.300 tiendas y unas ventas en cadena de más de 490 millones

Casi diez años después,objetivo más ambicioso de Telepizza consiste en aproximarse ahora lo más que se pueda a los niveles de valoración que registraba la compañía cuando fue excluida de cotización. Este desafío sitúa a los bancos encargados de la colocación muy cerca de la frontera de los 1.000 millones de euros, una meta que va a depender lógicamente de la evolución económica del primer trimestre en nuestro país pero que la multinacional española espera alcanzar con la base de un modelo de negocio verticalmente integrado y que constituye el gran elemento diferenciador frente a la competencia de sus grandes rivales estadounidenses.

Telepizza es la quinta empresa del mercado por número de establecimientos a nivel mundial detrás de Pizza Hut, Domino’s Pizza, Papa Johns y Little Caesars, todas ellas norteamericanas. La compañía española cuenta con más de 1.300 tiendas, repartidas al 50% entre España y el resto del mundo, de las que casi 500 son de propiedad y el resto operan bajo franquicia. La multinacional dispone de siete fábricas en España, Polonia, Chile, Perú, Ecuador, Colombia y Portugal. Los resultados estimados al cierre del pasado año 2015 apuntan a un ebitda recurrente de 60 millones, en la misma senda de 2014. Las ventas en cadena superarán los 490 millones de euros con un incremento del 9% respecto al ejercicio precedente.

Telepizza Permira KKR Salidas a bolsa CNMV Rothschild
El redactor recomienda