Es noticia
Menú
Europa afronta cuatro elecciones en 2016: la política también inquieta a los mercados
  1. Mercados
EUROPA AFRONTA CUATRO VOTACIONES CRUCIALES

Europa afronta cuatro elecciones en 2016: la política también inquieta a los mercados

Todo el mundo cita como grandes temas de los mercados en 2016 China, la Fed y los emergentes. Pero hay otro factor que puede tener todavía más importancia: los acontecimientos políticos

Foto: Angela Merkel junto a François Hollande en París la semana pasada. (EFE)
Angela Merkel junto a François Hollande en París la semana pasada. (EFE)

El panorama de los mercados para 2016 se presenta muy complicado y posiblemente será el fin de la era de las ganancias fáciles en deuda y bolsa, como alerta Barclays. Esto se debe a la conjunción del inicio del ciclo alcista de los tipos de interés en EEUU -cuyo final es muy incierto- y de la impredecible ralentización de China, con la crisis de los emergentes como corolario. Pero hay un factor adicional que muy poca gente tenía en cuenta antes de los atentados de París de hace dos semanas: el riesgo político. Una variable especialmente importante en Europa, que afronta cuatro votaciones clave empezando por las elecciones españolas del 20-D.

Una vertiente de este riesgo se ha analizado profusamente en los últimos días: el posible impacto del terrorismo islámico y de la repuesta de Occidente en la economía y los mercados. Pero los analistas no son capaces de vislumbrar efectos claros más allá de un posible repunte del petróleo tras el desplome de este año, repunte que de momento no se ha materializados. En general, su opinión es que por muy dramáticos que sean estos ataque en términos de vidas humanas, no tienen un impacto relevante en la actividad económica, y en todo caso éste es menor que el de los desastres naturales.

La respuesta al terrorismo puede traducirse en subidas del petróleo, pero también en mayor gasto público y en una reducción del comercio mundial

Citigroup añade a la posible subida de las materias primas el efecto que tendría una guerra a gran escala sobre las finanzas públicas, ya que el incremento de los déficit puede reducir el apetito por el riesgo y la confianza de los mercados. Pero también tiene el lado positivo de la mayor demanda derivada del gasto público y el impulso para el crecimiento que supone. Finalmente, existe un riesgo de que la combinación de sanciones a los países que dan cobijo a los terroristas y un incremento del proteccionismo en todo el mundo puede reducir el comercio mundial y, en definitiva, el crecimiento global.

Pero si vamos más allá, nos encontramos con que hay otro riesgo político mucho más relevante para la economía, que es el electoral, donde el terrorismo y otros elementos como la crisis de los refugiados sí pueden tener un impacto decisivo. Hay que tener presente que 2016 y 2017 van a ser años plagados de votaciones cruciales: primero las elecciones generales en España todavía en los últimos días de 2015; después las elecciones presidenciales en EEUU y, ya en 2017, también en Francia y Alemania; y finalmente, el referéndum sobre la salida de Reino Unido de la UE, el famoso 'Brexit'.

Riesgos: 'Brexit' o dimisión de Merkel

Este último es el mayor riesgo, a juicio de Citi; aunque las encuestas dan una victoria a la opción de seguir en la UE, el margen es tan estrecho que va a mantener una gran incertidumbre abierta hasta la celebración de la consulta, prevista para finales de 2017. Si finalmente no se cumple su escenario base y Reino Unido abandona la Unión (opción a la que otorga entre un 20% y un 30% de probabilidades) supondría un duro golpe para la economía británica y tendría importantes consecuencias para su política, ya que posiblemente Cameron dimitiría y Escocia pediría otro referéndum para separarse de Inglaterra y seguir en la UE.

El otro gran riesgo político que advierte este banco de inversión es una posible dimisión de Angela Merkel en 2016. Una eventualidad que parecía impensable hasta hace muy poco, pero que la crisis de los refugiados ha puesto sobre la mesa con una fuerte caída de la popularidad de la canciller alemana: hace dos días, el 'Bild' publicó una encuesta según la cual el 48% de los alemanes no quiere que sea candidata a la reelección (en abril su popularidad se situaba en el 75%). Tampoco es su escenario base, pero se trata de un riesgo que va a valorar el mercado porque, de producirse, cuestionaría la capacidad de Alemania para seguir liderando la UE ante los desafíos que afronta y abriría una enorme incertidumbre electoral no sólo en ese país sino también en Francia.

Los populismos bajan... pero siguen ahí

Y en Francia siempre está presente la amenaza del Frente Nacional. Es cierto que el apoyo del electorado a los partidos populistas de derecha e izquierda se ha reducido bastante en los principales países (en España es palmario el ejemplo de Podemos), y que sólo el griego Syriza mantiene una intención de voto por encima del 30%. Ahora bien, aunque haya perdido algo de fuelle, el partido de Marine Le Pen mantiene un 28% en las encuestas, y eso antes de que ocurrieran los atentados de París, que pueden beneficiarle por la ola de islamofobia que han generado. E incluso hay casos como el italiano, donde el Movimiento Cinco Estrellas sí está subiendo en las encuestas y ya alcanza el 27%, lo que le sitúa como segunda fuerza política.

En todo caso, Schroders considera descartado que ninguno de estos partidos pueda gobernar en solitario en su país y que es muy complicado que alguno se convierta en la fuerza más votada. Ahora bien, reconoce que las cifras son lo suficientemente altas como para suponer un riesgo real, por lo que seguirá contribuyendo a la incertidumbre en los mercados, lo que siempre se traduce en mayores primas de riesgo y en episodios de fuerte volatilidad.

El panorama de los mercados para 2016 se presenta muy complicado y posiblemente será el fin de la era de las ganancias fáciles en deuda y bolsa, como alerta Barclays. Esto se debe a la conjunción del inicio del ciclo alcista de los tipos de interés en EEUU -cuyo final es muy incierto- y de la impredecible ralentización de China, con la crisis de los emergentes como corolario. Pero hay un factor adicional que muy poca gente tenía en cuenta antes de los atentados de París de hace dos semanas: el riesgo político. Una variable especialmente importante en Europa, que afronta cuatro votaciones clave empezando por las elecciones españolas del 20-D.

Tipos de interés Bolsas Inversores
El redactor recomienda