alternativas de inversión

'Be flexible, my friend': fondos para adaptarse a todo tipo de mercados

Tipos al 0%, rendimientos negativos en la deuda pública, volatilidad en la bolsa... No son tiempos fáciles para los inversores, que buscan alternativas para manejarse en estos mercados

Represión financiera. Es uno de los conceptos que se han puesto de moda en los últimos tiempos por cortesía de los bancos centrales. Instituciones como la Reserva Federal (Fed) estadounidense, el Banco Central Europeo (BCE) o el Banco de Inglaterra han recortado el precio del dinero hasta mínimos históricos, prácticamente hasta apurar el límite del 0%. ¿Su propósito? Facilitar el retorno del crédito y que el dinero no se embalse, sino que fluya. ¿Sus consecuencias? Variadas, aunque para los inversores y los ahorradores particulares tiene una muy concreta: complicarles la vida

En el caso de la eurozona, con los tipos oficiales en el 0,05% desde septiembre de 2014, el producto más tradicional, el depósito bancario, ha ido perdiendo brillo por momentos. Los tiempos del 4% al año quedan muy lejos, y ahora 'pescar' rendimientos al 0,5% es un lujo. Más increíble aún es lo que está ocurriendo en la deuda pública a más corto plazo, puesto que los inversores no cobran intereses, sino que los pagan: actualmente, la rentabilidad de las letras del Tesoro a 12 meses se encuentra en el -0,06%.

 

Estos rendimientos son los que permiten que se ponga en marcha la maquinaria de la represión financiera: con el rendimiento de los productos más conservadores reprimidos -o, directamente, por los suelos-, no queda otra que asumir riesgos. Y la bolsa emerge como la gran alternativa. Pero, claro, las aguas de la bolsa no bajan precisamente tranquilas. Un día por China, otro por la intención de la Fed de empezar a subir los tipos... el caso es que 2015 está siendo un año inestable, característica que parece que ha venido para quedarse. 

El momento de la gestión activa

La situación, por tanto, es de lo más complicada. Quien solo invierte en productos seguros se pierde los momentos en que les va bien a los activos de riesgo; y quien solo invierte en activos de riesgo se expone a verse embestido cuando regresa la volatilidad. ¿Y no existen los términos medios? Sí, existen. Los proporciona la diversificación y la gestión activa. O lo que es lo mismo, las dos cualidades que definen a los fondos flexibles -ver vídeo-. 

"Un fondo flexible nos permite adaptarnos a la situación de los mercados", sostienen desde Deutsche Bank. Desde la entidad alemana efectúan un paralelismo entre los fondos flexibles y un equipo de fútbol (ver vídeo), en el sentido de que no solo se puede atacar o defender, sino que hay que combinar ambas facetas. "Un fondo flexible puede hacer jugar tanto a atacantes (las acciones) como a defensas (los bonos), y esta diversificación nos permite ser más eficaces ante el adversario, la situación de mercado, tanto en momentos ofensivos como defensivos", subrayan.

En la eurozona, con los tipos oficiales en el 0,05% desde septiembre de 2014, el producto más tradicional, el depósito bancario, ha perdido brillo

Su secreto reside en que el gestor está sujeto a menos restricciones que en los productos de otras categorías de fondos, con lo que cuenta con un mayor margen para virar la cartera en función de las condiciones de mercado. Por este motivo, resulta clave la trayectoria y la experiencia de los gestores, como muestra de su capacidad para maniobrar en distintos escenarios, así como la necesidad de contar con un suficiente nivel de transparencia para poder seguir su estrategia. 

Según los datos recabados por Morningstar, dentro de la categoría de fondos mixtos flexibles euro, los más rentables en la última década son el fondo R Club C Eur, de la gestora Rothschild & Cie Gestión, con un rendimiento anualizado del 6,9%; le sigue Belgravia Épsilon, de la firma Belgravia Capital, con 6,8%, y completa el podio Cartersio Y, de la gestora Cartesio, con el 5,9%. Ampliando el foco geográfico, en la categoría de mixtos flexibles euro-global ,el más rentable es R Valor C Eur, de Rothschild & Cie Gestión, con un rendimiento del 8,7% anualizado a 10 años; le siguen DWS Multi Opportunities FC, de Deutsche AW Management, con un 7,1%, y Carmignac Portfolio Investissement Latitude A Eur Acc, de la gestora Carmignac Gestión, con un 6,7%. 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios