Barclays alerta: la calma en los emergentes es ficticia... y Brasil lo tiene muy crudo
  1. Mercados
ESPERA UN NUEVO DESPLOME DEL PAÍS SUDAMERICANO

Barclays alerta: la calma en los emergentes es ficticia... y Brasil lo tiene muy crudo

Barclays advierte a los inversores que se han relajado tras la reciente recuperación de los emergentes: la calma es ficticia a la vista de la salida de fondos. Y el mayor peligro está en Brasil

placeholder Foto: La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. (EFE)
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. (EFE)

Después de la tempestad viene la calma. Muchos gestores están tratando de tranquilizar a sus clientes tras las fuertes pérdidas sufridas en los mercados emergentes con el argumento de que el susto ya ha pasado y las cosas se han tranquilizado, como muestra el repunte de sus activos y la mejoría de los datos económicos en China (la causa de la crisis del verano). Si es su caso, Barclays le advierte de que esta tesis está equivocada, porque la calma en estos países es ficticia, como indican las salidas de fondos. Y señala comoel más vulnerable a Brasil, donde espera nuevas caídas importantes.

El banco británico destaca la solidez de los activos de los países emergentes en las últimas semanas a pesar de los ataques en París y la cercanía de la subida de tipos de la Fed de diciembre. Así, las bolsas de estos países han recuperado parte de sus fuertes pérdidas, las rentabilidades de los bonos han bajado (los precios han subido) e incluso algunas divisas han repuntadocon fuerza, como el real brasileñoo el rublo. Esta mejoría se explica por razones técnicas, un posicionamiento defensivo y por un menordeterioro de los datos económicos de estos países. Esto último va a continuar impulsando el sentimiento y los precios de los activos emergentes a corto plazo, a su juicio.

Sin embargo, el flujo de fondos se ha mantenido claramente negativo, y en este caso la principal causa es la Fed. No por la subida de diciembre, ya totalmente descontada, sino por la incertidumbre sobre el ritmo de las siguientes alzas; una por reunión -que es lo que espera Barclays- es un escenario muy negativo para los activos emergentes. Por eso, concluye que la estabilidad de los datos macro por sí sola no será capaz de contrarrestar la presión de este panorama sobre la salida de fondos, la deuda pública y los mercados locales en 2016. "Por tanto, aunque parece que el 'momentum' a corto plazo para los activos emergentes es positivo, el reciente 'rally' puede ser una subida peligrosa", sentencia.

Brasil tiene el panorama más negro

Y el mayor peligro dentro del mundo emergente está en Brasil, en su opinión. En otro informe diferente, Barclays se muestra extraordinariamente duro con la situación del país. Para empezar, considera los objetivos fiscales del Gobierno deDilma Rousseff"ambiciosos pero poco realistas", y por eso cree que el escenario más probable es uno en que el Ejecutivo se limite a salir del paso. Así,el déficit primario se quedarálejos del objetivo y la ratio de deuda pública sobre PIB alcanzaráel 87% en 2019, desde el 65% en que estaba al cierre de 2014, incluso sin un gran estrés en los mercados.

"Laperspectiva de este deterioro probablemente va a provocar mayores caídas en los activos brasileños y puede derivar en un contagio, especialmente a los emergentes más vulnerables, dada la importancia sistémica de Brasil", concluye.

Aunque el escenario no sea tan malo como se teme el banco británico (con una situación macro más benévola y un plan de ajuste fiscal creíble), sigue esperando que el nivel de deuda sobre PIB se deteriore en los próximos tres años. Y si resulta que es todavía peor de lo que estima, es decir, un escenario de estrés que dispara la prima de riesgo, llevaría a la deuda pública muy por encima del 100% del PIB, a pesar de la baja proporción de deuda denominada en divisas extranjeras (y eso, sin contar con las posibles contingencias de Petrobras y de los bancos públicos).

El problema de Brasil es estructural

Barclays advierte de que la situación en Brasil no es simplemente producto de la caída de las materias primas y el empeoramiento de la actividad económica. Al contrario, considera que el deterioro de la situación fiscal es estructural y "los políticos no parecen capaces de dar la vuelta a esta dinámica negativa en el futuro previsible". Algo a lo que hay que sumar lo que llama "dominio fiscal", una situación donde la política monetaria está dominada por los problemas de solvencia del país, lo que significa una combinación "tóxica" de alto endeudamiento y elevados tipos de interés.

Como es sabido, Brasil es un mercado clave para varias de las principales empresas españolas, en especial Santander. El banco que presideAna Botínsufrió una caída del 14,8% de su resultado en el país, que tuvo que compensar con la mejoría de las cuentas en Europa. Si las predicciones de Barclays se hacen realidad, le queda todavía bastante sufrimiento por delante.

Países emergentes Brasil Barclays Noticias de China Dilma Rousseff
El redactor recomienda