POR ESO NO AHORRA PARA LA JUBILACIÓN

¿Plan de pensiones? El español mira el corto plazo y es conservador, pero quiere ganar

Con el arranque de la campaña de planes de pensiones, se pone de manifiesto que el inversor español no ahorra a corto plazo y que no tolera perder, pero encima espera altas rentabilidades

Foto: Un grupo de jubilados en la playa de la Concha de San Sebastián. (EFE)
Un grupo de jubilados en la playa de la Concha de San Sebastián. (EFE)

La queja generalizada del sector de planes de pensiones al llegar esta época del año es que los españoles apenas invierten para la jubilación. Y más allá del maltrato fiscal a estos productos, hay factores culturales que lo explican. Así, el horizonte de inversión medio del ahorrador ibérico es de tan sólo uno o dos años, lo cual hace que ahorrar a 20 ó 30 años vista sea algo casi impensable. Pero además, es carne de frustración: su prioridad a la hora de invertir es la protección del capital -es decir, no perder-, pero al mismo tiempo su expectativa de rentabilidad media es de un 8,2% anual.

Según el último Observatorio de Inverco, el 57% de los ahorradores tiene un horizonte temporal de entre 1 y 3 años, y sólo el 18% asegura invertir a más de tres años. El cortoplacismo del inversor español viene determinado por su motivación para ahorrar. Según una encuesta de la OCDE, el principal destino del ahorro para la media de los europeos es la jubilación (respuesta que da el 42%), mientras que para los españoles es "mantener el estilo de vida actual en caso de pérdida del trabajo o reducción del salario" (44%). Según el citado Observatorio, el 50% ahorra para imprevistos y el 30% para complementar la jubilación.

Es fácil relacionar esta actitud hacia el ahorro con la inseguridad laboral que ha creado la crisis en nuestro país y que no se da en los principales países europeos. Así, los españoles ahorran por si se quedan sin ingresos mañana y, en esa tesitura, pensar en la jubilación de pasado mañana es secundario. 

Fuente: Observatorio Inverco
Fuente: Observatorio Inverco

 

Conservadores, pero ambiciosos

Más llamativa es la aparente contradicción entre el conservadurismo y las altas expectativas de rentabilidad de los españoles que puso de manifiesto Joseba Orueta, consejero delegado de Kutxabank Gestión, en unas recientes jornadas organizadas por APD y Deloitte. Respecto al primero, la citada encuesta de la OCDE arroja que la prioridad de los inversores europeos (citada por el 29%) es el crecimiento del capital -ganar dinero- mientras que la de los españoles (33%) es la protección del capital -no perder-. Según Inverco, el 62% de los ahorradores se define como conservador frente al 26% de 2009. La mayor incertidumbre laboral en nuestro país y las pérdidas ocasionadas por muchos productos de inversión aparentemente seguros -como las preferentes- son factores que apoyan este conservadurismo.

Esta prioridad choca aparentemente con unas expectativas de rentabilidad muy elevadas, del 8,2% como media, expectativas que Orueta denomina "tendentes a la frustración". ¿A qué obedece esto? Un posible factor es que el ahorrador de nuestro país está bastante acostumbrado a productos seguros con muy alta rentabilidad: hay que recordar la guerra de depósitos entre los bancos de hace unos años o las citadas preferentes, que llegaron a ofrecer más del 8%. Esta situación ha podido hacer que aquí no tengamos tan presente el binomio rentabilidad-riesgo (para obtener más rentabilidad hay que asumir más riesgo) como en el resto de países.

Fuente: Observatorio Inverco
Fuente: Observatorio Inverco

Campo para mejorar en planes de pensiones

Con estas expectativas, es normal que al inversor le parezca escasa la rentabilidad obtenida por los planes de pensiones en España, aunque Orueta cree que "no está tan mal": un 5% en los últimos cinco años frente a una inflación del 1,48% como media en el período, porcentaje anual que también se obtiene en un período de 25 años. Rentabilidad que se ha conseguido con muy poca inversión en bolsa, puesto que el conservadurismo antes citado hace que la mayoría de estos productos sean monetarios y garantizados, mientras que esptamos a la cola de la OCDE en exposición a la renta variable.

Pese a este panorama desolador, la industria ve motivos para la esperanza. Así, una encuesta de BBVA indica que el 85% de los ciudadanos de nuestro país cree que ahorrar para la jubilación es necesario. Ahora bien, sólo lo consigue el 24%; y de ese 24%, el 57% lo hace sin ninguna planificación. Como la gente es consciente de que debería prepararse para el retiro, miente en la encuesta de Inverco, donde el 47% asegura que tiene un plan de pensiones. "Hay un enorme campo para mejorar la asignación de activos y para gestionar las expectativas", asegura el directivo de la entidad vasca.

"Tenemos visión cortoplacista, expectativas de rentabilidad tendentes a la frustración, un ahorro no polanificado y un perfil de riesgo conservador... lo tenemos todo para mejorar", concluye.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios