reducir costes antes la nula rentabilidad

La banca europea anuncia 30.000 despidos en menos de dos semanas... y subiendo

En su campaña de reducción de costes llevada al extremo, que ha llegado a medidas tan variopintas como cortar la luz a las 7 de la tarde, ha tocado el turno del área más sensible: recursos humanos

Foto: Oficinas de Deutsche Bank (Reuters)
Oficinas de Deutsche Bank (Reuters)

El sector financiero no pasa por su mejor momento. El endurecimiento de los requerimientos de capital y un escenario de tipos de interés cero están erosionando la rentabilidad de los bancos, que tienen que tirar de recortes para que les cuadren los números. Una campaña de reducción de costes llevada al extremo, que ha llegado a medidas tan variopintas como cortar la luz a las siete de la tarde (Banco Comercial Portugués), reducir la limpieza de oficinas a 6 al año (Banco Sabadell) o pedir los empleados que sean ellos los que limpien sus mesas una vez a la semana (Lloyds). Con este bagaje, no es de extrañar que ahora haya tocado el turno del área más sensible: recursos humanos.

De esta manera, en las dos últimas semanas los empleados de la banca han sufrido una buena sacudida de la mano de tres de los grandes de Europa. Entre Deutsche Bank, Credit Suisse y Standard Chartered han anunciado más de 30.000 despidos, a los que se podrían sumar próximamente otros 12.000 de Unicredit en su afán por mejorar los niveles de capital, según han asegurado fuentes cercanas a la entidad en Bloomberg. De hecho, es posible que la semana que viene se desvele el número final coincidiendo con la presentación de resultados del banco más grande de italia.

Fuente: Bloomberg
Fuente: Bloomberg
Unas políticas de reducción de costes que coinciden con la llegada a estas tres entidades de sus nuevos consejeros delegados. Así, John Cryan, el co-CEO de Deutsche Bank desde el pasado mes de julio, pretende eliminar un total de 26.000 puestos de trabajo, incluyendo los puestos que se pierden por la venta de activos, lo que supone un cuarto del total de la plantilla. Por su parte, Tidjane Thiam, de Credit Suisse, va a prescindir de unas 5.600 personas entre Reino Unido y Suiza; mientras que Bill Winters, de Standard Chartered, pretende ahorrarse 2.900 millones de dólares antes de 2018 y, de hecho, ha cancelado el dividendo para la segunda mitad del año por primera vez desde 1988.

Hay dudas de su capacidad de generar capital bueno, en tanto que un banco vive de intermediar y con estos tipos, aquí no hay quién intermedie

Y es que "hay más que evidencias de que los bancos europeos no se adaptaron lo suficientemente rápido al nuevo mundo post crisis y ahora están pagando las consecuencias", asegura un analista de Atlantic Equities a Bloomberg. De hecho, la desconfianza del mercado hacia el sector es total, con la mayor parte del consenso manteniendo, en general, un posicionamiento negativo o, en el mejor de los casos, neutral, hacia la mayor parte de las entidades de la región. No en vano, fuentes del sector aseguran que existen serias dudas "de su capacidad de generar capital bueno", en tanto que "un banco vive de intermediar y con estos tipos de interés aquí no hay quién intermedie", concluyen.

 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios