¿Qué efecto tendrá en el mercado el fin del hijo único en China?
  1. Mercados
el tema demográfico, una de sus grandes debilidades

¿Qué efecto tendrá en el mercado el fin del hijo único en China?

Entre los expertos más escépticos domina la idea de que no será fácil cambiar la mentalidad de los ciudadanos ni la visión de los jóvenes, que piensan que una familia numerosa es un verdadero gasto

placeholder Foto: Dos abuelos sacan de paseo a su nieta en un parque de Pekín (China). (EFE)
Dos abuelos sacan de paseo a su nieta en un parque de Pekín (China). (EFE)

De ser la gran potencia económica a convertirse en un gigantesco asilo mundial. El envejecimiento de la población en China representa ya una de las mayores preocupaciones para los líderes del país. La cifra de personas en edad de trabajar ha empezado a caer y el país pierde capacidad productiva. Además, los ancianos requieren cuidados, pero apenas tienen red familiar de la que tirar, más que un solo hijo necesitado de cuidar su trabajo.

China necesita más niños, por lo que el Gobierno ha vuelto a relajar una de sus políticas más controvertidas: la prohibición de tener más de un hijo, salvo en determinados casos. Ahora, todas las parejas podrán tener dos niños. ¿Pero conseguirá esta medida recuperar la natalidad en China?

Para algunos gestores, como Marc Garrigasait, no hay dudas: "Es la noticia más importante en años, supone un incremento en la demanda mundial de alimentos", explicaba en el grupo del fondo Panda Agriculture&Water Fund en Unience, la red social de inversores. Como Garrigasait piensan muchos otros gestores, que explican con este argumento las leves subidas que registraron muchas de las principales compañías de alimentación, como Nestlé, Danone u otras compañías con una mayor exposición de sus ventas al gigante asiático.

Sin embargo, en mercado también podemos encontrar escepticismo sobre el impacto de la medida, como el que muestra Craig Botham, economista de emergentes de Schroders: "Se trata de una noticia de gran importancia política, pero de efectos inmediatos limitados. El impacto negativo de uno de los más mayores intentos de ingeniería social de la historia ya es inevitable, con un descenso del 3% de la población de China en edad de trabajar proyectada entre 2015 y 2030 por la ONU", afirma.

Según explica, esta caída de la población laboral apenas restaría entre 0,1 y 0,3 puntos porcentuales por año de crecimiento en este periodo, pero el problema estaría en el coste fiscal: "Su tasa de dependencia se agrava a niveles de los mercados desarrollados incluso cuando los ingresos permanecen en territorio de mercados emergentes. Esto dará lugar a una carga fiscal dolorosa para China y no está claro cómo va a ser atajado", añade Botham.

Entre los expertos más escépticos, domina la idea de que no será fácil cambiar la mentalidad de los ciudadanos, acostumbrados a poder tener solo un hijo y ante la visión reinante entre los jóvenes de que tener familia numerosa es un gasto que no se pueden permitir. "Las relajaciones previas de esta medida apenas han tenido impacto: la última, en 2014, permitía a 11 millones de parejas optar a tener un segundo hijo, pero solo un millón lo solicitó", añade Botham.

Lo cierto es que, aunque sea una cuestión de largo plazo, cada vez más gestores de mercados emergentes citan el tema demográfico como una de las grandes debilidades de China, sobre todo cuando la comparan con el otro gran gigante asiático: India. "Tiene mejor demografía que China, es un Estado de derecho y es una democracia", explica Don Amstad, director de Aberdeen AM, en esta entrevista.

De momento, si medimos la evolución de los dos gigantes, la bolsa india ha tomado la delantera a la china en las preferencias de los inversores institucionales. Está por ver si la tendencia se mantiene o el gran dragón rojo consigue revertirla con estas medidas.

Noticias de China Población Inversores Marc Garrigasait Unience Schroders Demografía
El redactor recomienda