XI ROUND TABLE DE COTIZALIA

"Debemos acostumbrarnos a rentabilidades más bajas con volatilidades más altas"

¿En qué se puede invertir en un entorno tan incierto como el actual? Bolsa y renta fija corporativa son las principales recomendaciones, pero asumiendo que las rentabilidades serán más bajas

Los participantes en la XI Round Table organizada por Cotizalia también discrepan sobre cuáles son las mejores opciones para invertir en un entorno marcado por las incertidumbres derivadas de la crisis china, las dudas de la Reserva Federal y las elecciones en España. Las opciones favoritas son bolsa -mejor en Europa que en EEUU- y deuda corporativa, mientras que la deuda pública prácticamente ha quedado descartada. Ahora bien, la mayoría de estos expertos alertan de que debemos acostumbrarnos a un mundo con rentabilidades más bajas y volatilidades más altas.

Daniel de Fernando, del 'family office' MdF, achaca este "nuevo régimen" a un crecimiento mundial más bajo y sin inflación, lo cual asegura que los tipos de interés seguirán bajos pero también los beneficios empresariales y, en consecuencia, los dividendos. A su juicio, en este entorno las bolsas ofrecerán como mucho rentabilidades del 5% ó 6%, y los bonos, de entre el 2% y el 3%. En cuanto a la volatilidad, se explica en parte por esta bajada de rentabilidades, y en parte porque los bancos han dejado de operar en muchos mercados por las penalizaciones regulatorias y la liquidez queda en manos de inversores finales que son más nerviosos y están menos preparados.

XI Roun Table de Cotizalia. (Fotos: Jorge Echegoyen)
XI Roun Table de Cotizalia. (Fotos: Jorge Echegoyen)

Ignacio Rodríguez Añino, de la gestora M&G, coincide en que el sector financiero ha ca,mbiado mucho y que la nueva regulación le ha sacado del 'trading', así como en que la tendencia global es que las rentabilidades serán más bajas en el futuro. Tristán Pasqual de Pobil, de Mutuactivos, también se queja de que la renta fija se ha convertido en un mercado ilíquido por falta de la contrapartida de los bancos, por lo que vender se complica y suele llevar una penalización en precio.

Iturriaga: "La bolsa debe duplicar su precio"

La voz discrepante es la de José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, quien considera que la volatilidad que hemos visto este verano no es mayor que la habitual en las correcciones dentro de las tendencias alcistas y que no vamos a volver a los niveles que se vieron en la crisis de 2008 y 2009. Sí está de acuerdo en que las rentabilidades de la bolsa serán más bajas a largo plazo, pero con un matiz: cuando se normalicen las valoraciones, algo para lo que falta mucho, porque los tipos bajos implican múltiplos más altos para la renta variable.

La volatilidad que hemos visto este verano no es mayor que la habitual en las correcciones dentro de las tendencias alcistas

Según sus estimaciones, la rentabilidad por dividendo de las acciones debe situarse entre el nivel de tipos a corto y el de tipos a largo: si esta rentabilidad está actualmente en el 4% y se tiene que ir al 2%, que es el tipo medio entre el corto y el largo plazo, eso implica que la bolsa debería duplicar su precio. De ahí que recomiende encarecidamente invertir en renta variable, en especial en España (aunque no en el Ibex por su exposición a emergentes), donde cree que estamos ante una oportunidad "de las de una vez en la vida" por el saneamiento emprendido por las empresas y las buenas perspectivas para nuestra economía.

Bolsa europea y deuda corporativa

Pasqual de Pobil  coincide con Iturriaga en recomendar bolsa española y también europea, pero descarta la norteamericana -por su elevada valoración y bajo crecimiento de beneficios- y las emergentes. Ve oportunidades en los bonos corporativos, pero sólo si el inversor es capaz de esperar a vencimiento.

Huir de la deuda pública, entrar en renta fija corporativa y mantener posiciones en liquidez para aprovechar posibles oportunidades

Añino también recomienda sobreponderar la renta variable, más en Europa que en EEUU y también dejando fuera los emergentes. Asimismo, aconseja huir de la deuda pública, entrar en renta fija corporativa (de alta rentabilidad o bono basura en EEUU y de grado de inversión en Europa), y mantener posiciones en liquidez para aprovechar posibles oportunidades. De Fernando discrepa en cuanto a la deuda pública -sí ve valor en la norteamericana- y los países emergentes, donde cree que "va a haber oportunidades buenísimas".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios