Es noticia
Menú
Arabia Saudí empieza a retrasar los pagos y pone en alerta a las constructoras españolas
  1. Mercados
por la caída del precio del petróleo

Arabia Saudí empieza a retrasar los pagos y pone en alerta a las constructoras españolas

Los peores temores se han cumplido. Arabia Saudí está pagando con hasta seis meses de retraso a los grandes contratistas, una política que, en breve, podría aplicar a proyectos de grupos españoles

Foto: El rey Juan Carlos junto al príncipe heredero de Arabia Saudí, Salman Bin Abdelaliz
El rey Juan Carlos junto al príncipe heredero de Arabia Saudí, Salman Bin Abdelaliz

Los peores temores se han cumplido. La todopoderosa Arabia Saudí ha empezado a retrasarse en los pagos a los grandes contratistas internacionales, un retardo que, en algunos casos, hasta supera los seis meses, según ha podido saber la agencia de noticias Bloomberg, que explica que estos retrasos son un reflejo más del duro golpe que está suponiendo en sus cuentas públicas la caída del precio del petróleo, un recorte que amenaza al país con incurrir en déficit por primera vez desde 2009.

Aunque esta amenaza venía mascullándose desde hacía tiempo, su confirmación es un duro golpe para las constructoras españolas, muchas de las cuales están trabajando actualmente en importantes proyectos del país. Entre ellas destaca FCC, que en un consorcio con Samsung y Alstom, entre otras compañías, está construyendo el metro de Riad, faraónica obra cuyas tres primeras líneas cuentan con un presupuesto superior a 6.000 millones de euros.

Bloomberg cita específicamente este proyecto como uno de los que podrían verse afectados de manera inmediata por los retrasos en los pagos. Desde la compañía, no obstante, señalan que se les "está pagando al día". La constructora controlada por Carlos Slim es uno de los valores del Ibex 35 más castigados en el arranque de la jornada de este lunes, con recortes cercanos al 2%, que sitúan el precio de sus acciones en los 7,3 euros por título.

El farolillo rojo de la sesión es otra constructora con intereses en la región, OHL, que se deja más de un 3,5%, hasta los 8,19 euros. Aunque su cotización está más condicionada por la ampliación de capital de 1.000 millones de euros que está llevando a cabo actualmente, tampoco pueden olvidarse sus intereses en la región, donde es una de las compañías presentes en el AVE Medina-La Meca.

ACS, Talgo o Técnicas Reunidas son otras compañías nacionales con importantes intereses en la región y, por tanto, también están en alerta ante la decisión de Arabia Saudí de retrasar los pagos para tratar de salvaguardar su caja. A estos retrasos se suma que el país también está analizando la opción de recortar tanto el número de proyectos como su importe.

Por ejemplo, en el citado caso del metro de Riad, se da prácticamente por hecho que el proyecto final será mucho más reducido del actualmente presupuestado, que si se llevara a cabo en su totalidad superaría los 22.000 millones de dólares. La incertidumbre que desde finales del pasado ejercicio se viene palpando en la región ha hecho ya que algunas compañías, como OHL, hayan optado por reducir su exposición a este mercado para apostar por economías anglosajonas.

Los peores temores se han cumplido. La todopoderosa Arabia Saudí ha empezado a retrasarse en los pagos a los grandes contratistas internacionales, un retardo que, en algunos casos, hasta supera los seis meses, según ha podido saber la agencia de noticias Bloomberg, que explica que estos retrasos son un reflejo más del duro golpe que está suponiendo en sus cuentas públicas la caída del precio del petróleo, un recorte que amenaza al país con incurrir en déficit por primera vez desde 2009.

Petróleo Arabia Saudí Noticias de FCC Samsung Alstom Ibex 35
El redactor recomienda