caen hasta sus mínimos históricos

Los bonos de Abengoa se hunden un 30% por las dudas sobre su solvencia

La deuda corporativa de la compañía se desploma hasta mínimos históricos por la incertidumbre sobre el futuro de la ampliación de capital, vital para que la empresa pueda repagar a la banca

Foto: Abengoa da el campanazo de cierre de la sesión de Nasdaq. (EFE)
Abengoa da el campanazo de cierre de la sesión de Nasdaq. (EFE)

La falta de apoyo de la banca para cerrar la ampliación de capital de 650 millones anunciada ya hace más de mes y medio está hundiendo a Abengoa. No solo en bolsa, donde sus acciones pierden casi el 8%, sino también en el mercado de bonos. La deuda corporativa de la compañía de ingeniería se está desplomando un 30% debido al pánico que hay entre los inversores por la solvencia del grupo.

La emisión con vencimiento en 2016 está cotizando a un precio de 41,37 céntimos de euros, tras caer un 33%, lo que ha elevado la rentabilidad de estos bonos al 287,34%. Por su parte, la deuda que expira en 2021 se paga a 28,72 céntimos, al registrar un batacazo del 30,26%, hasta dar un rendimiento del 37,35%. En otras palabras, el mercado refleja que la probabilidad de recuperar lo invertido es del 41 y del 28% a uno y cinco años, respectivamente.

Se trata de precios mínimos históricos. Un movimiento extremo que está llevando a muchos hedge funds a cerrar posiciones en el mercado de deuda y a otros inversores a aumentar sus apuestas a que la sangría irá a más al tomar acciones prestadas para venderlas a precios más bajos.

Es el caso de Sothic Capital Management, que ya se ha se ha hecho con el 1% de Abengoa, y con Blackrock, que ya tiene cerca del 0,7%, según los últimos datos publicados por Bloomberg. Desde dos bancos americanos con bonos de la empresa española en cartera critican la falta de información oficial sobre la ampliación de capital de 650 millones, que fue anunciada el 3 de agosto y que a día de hoy aún está sin cerrar.

Una incertidumbre motivada por las pegas de los bancos que supuestamente iban a darle el apoyo financiero a Abengoa, como HSBC. El banco británico, que había acordado asegurar la emisión junto con Banco Santander y Crédit Agricole, aún no ha confirmado que colocará los 120 millones de la ampliación a los que se había comprometido en un principio. Estos 120 millones representan el 20% de la emisión, dinero sin el cual Abengoa tendrá grandes problemas para financiar sus proyectos más inminentes. La entidad británica, el segundo mayor acreedor del grupo, ha exigido una serie de condicones a la familia Benjumea, principal accionista, para prestarle su balance y participar en el rescate.

La aversión de los inversores a tomar riesgo de Abengoa es tal que la compañía ha sido expulsada del mercado de seguros de impago o credit default swap (CDS), un producto financiero que permite cubrir la posición de cualquier empresa para minimizar posibles pérdidas futuras. El precio por comprar su seguro se había disparado a tal nivel que ningún inversor estaba dispuesto a pagar tal prima y asumir tal exposición. El último precio dado en este tipo de plataforma significaba que había un 93% de probabilidades de que la compañía entrase en concurso de acreedores en los próximos cinco años.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios