NOMBRA A JARQUE CONSEJERO DELEGADO

Slim pone en evidencia a la CNMV tras hacerse con el control efectivo de FCC

El magnate ya está al mando de FCC tras poner a uno de sus hombres como consejero delegado de la constructora y esquiva por los pelos la obligación de lanzar una opa por el 100% del capital

Foto: El multimillonario mexicano Carlos Slim. (Reuters)
El multimillonario mexicano Carlos Slim. (Reuters)

Hecha la ley, hecha la trampa. Aunque Carlos Slim ha sabido esquivar como nadie la normativa que regula las ofertas públicas de adquisición de acciones (opa), cada vez se va estrechando más el cerco sobre su persona. Su último movimiento ha sido colocar a uno de sus hombres como consejero delegado de FCC, el también mexicano Carlos Jarque, director ejecutivo de Relaciones Corporativas, Gubernamentales e Internacionales de América Móvil, la operadora de telecomunicaciones de Carlos Slim. Ya es oficial por tanto que la primera fortuna de México es quien lleva la batuta después de que a la familia Koplowitz no le quedase más remedio que recurrir a él para salvar la compañía con una ampliación de capital de 1.000 millones.

Pero ahora entra en juego el perro guardián de los mercados, la CNMV, que se enfrenta al quiebro definitivo que Slim está dispuesto a hacer a la Ley de Opas. Aunque el espíritu de la norma establece que debe lanzarse una oferta por el 100% cuando se toma el control de la compañía, la letra pequeña especifica los casos concretos en que esta debe darse. A saber: alcanzar una participación igual o superior al 30% o designar a un número de consejeros que representen más de la mitad del consejo de administración.

La CNMV, recelosa

Slim ha sabido jugar muy bien sus cartas. Aunque ha puesto a su hombre de confianza al frente de la compañía, el primer accionista 'sólo' tiene el 25,6% de la sociedad, porcentaje inferior al 30% necesario para que se vea en la obligación de lanzar una opa. Esquiva así el primer toro.

Junta de accionistas de FCC. (EFE)
Junta de accionistas de FCC. (EFE)

Para evitar que se le acuse de tener el control del consejo -órgano donde cuenta con cuatro representantes de un total de doce y donde sumaría uno más con el nombramiento de Jarque-, se ha valido de los siempre cuestionados consejeros independientes, tres administradores designados tras la llegada de Slim. El problema al que se enfrenta ahora al nombrar un consejero delegado próximo a él es a romper el acuerdo pactado con la CNMV de que tanto él como la familia Koplowitz equilibrarían poderes nombrando a sólo cuatro consejeros cada uno.

De hecho, las fuentes consultadas aseguran que este es el motivo por el que Jarque no aparece ocupando un sillón en la nueva composición que el consejo envió ayer a la CNMV. La duda ahora es si el supervisor autorizará esta trampa en solitario. Las evidencias del cambio de timón en FCC tras el desembarco del 'capitán' son seguidas con lupa por la CNMV desde el principio, un control que el magnate ha vuelto a desafiar ahora.

La mano que mece la cuna

Por si fuera poco, la mano de Slim mece la cuna de las dos filiales de FCC, Cementos Portland y Realia. Es su posición de control en la constructora lo que le ha permitido llevar la batuta en las dos cotizadas. El treintañero Gerardo Kuri Kaufmann fue designado consejero delegado de la cementera y además se incorporó al consejo de administración de Realia y FCC. Su padre es una de las manos derechas históricas del magnate mexicano, lo que le abrió la puerta para ocupar estos importantes cargos a pesar de su juventud. 

¿Cómo se explica que alguien con su experiencia y conocimiento de la compañía sea nombrado primer ejecutivo de una cotizada cuando ésta acababa de cerrar el fichaje de un nuevo presidente, si en teoría el accionista que representa no tiene control efectivo de la sociedad?

No es la única ficha que ha movido el mexicano. Bankia y FCC habían dado un mandato de venta sobre Realia que se rompió en cuanto llegó Slim. A partir de ese momento, la constructora optó por no vender y el mexicano compró a Bankia el 24%, movimiento que le permitió imponerse a Hispania en la opa que había lanzado sobre la inmobiliaria y que ahora le confiere el control del 60% de Realia. 

Se multiplican los problemas para la CNMV, pues Slim demuestra no sólo que tiene el control efectivo de FCC, sino también de Portland y Realia

Mueve los hilos de las tres cotizadas, modifica planes estratégicos, cambia consejeros delegados y mueve puestos directivos clave tras adquirir del 25,6% de FCC. ¿Está quebrando la normativa que obliga a presentar una opa sobre el 100% cuando se toma el control de una sociedad? La CNMV sigue sin pronunciarse. Ya lo decía un antiguo alto cargo del organismo supervisor: “el problema de la Ley de Opas es que está hecha para que nadie lance opas”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios