Es noticia
Menú
El indicador favorito de Warren Buffett aconseja pasar de la bolsa a los bonos
  1. Mercados
LA RELACIÓN ENTRE TAMAÑO DE LA BOLSA Y EL PNB

El indicador favorito de Warren Buffett aconseja pasar de la bolsa a los bonos

Nos encontramos en uno de los pocos momentos en que es más aconsejable invertir en deuda pública que hacerlo en bolsa, según una variable que sigue el inversor más famoso del mundo... en bolsa

Foto: El empresario Warren Buffett. (EFE)
El empresario Warren Buffett. (EFE)

Warren Buffett, que está de actualidad estos días por haber acometido la mayor adquisición de su historia por más de 37.000 millones de dólares, tiene un indicador favorito para saber cuándo hay que invertir en bolsa y cuándo salirse y buscar la seguridad de los bonos del Estado. Aludió a ella en una de sus famosas cartas anuales a los inversores de su holding Berkshire Hathaway, la de 1992, y se trata de la relación entre la capitalización de la bolsa estadounidense y el PNB, producto nacional bruto (una forma de medir la economía parecida al PIB pero que no mide los bienes donde se producen sino donde está su propiedad).

Cuando la bolsa pesa demasiado en relación a la economía, significa que está sobrevalorada -los precios son excesivamente altos- y, en consecuencia, conviene salir del mercado porque debe bajar. Este indicador aparece reflejado en el primer gráfico adjunto, donde se aprecia que se encuentra en los mismos niveles de noviembre de 1999, es decir, justo antes del doloroso estallido de la burbuja puntocom y la consiguiente tendencia bajista; no pierdan de vista que el Ibex está por debajo de los niveles alcanzados en el año 2000 y que el Nasdaq lucha por reconquistar los máximos históricos que marcó entonces y a los que le ha costado 15 años volver.

Resulta que este indicador tiene una impresionante capacidad de acierto: si se toma la predicción para el S&P 500 que está implícita en este indicador y se compara con el comportamiento que realmente tuvo el índice, se aprecia que ambos van muy parejos; es decir, que lo que anuncia este indicador se cumple. Y sus mayores fallos no se refieren a la tendencia de la bolsa, sino a la magnitud de las mismas: por ejemplo, la caída de la bolsa en la crisis del petróleo de 1973-74 fue mayor de la anunciada por el indicador de Buffett y, en el otro extremo, la subida de la burbuja puntocom también superó esa previsión, como se ve en el segundo gráfico (la línea azul es la previsión implícita en el indicador y la roja es el comportamiento real de la bolsa).

Vayamos un paso más allá. Si comparamos ahora la previsión para la bolsa que implica el citado indicador -recuerden, la relación entre la capitalización bursátil y la economía- (línea azul del siguiente gráfico) con la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años (línea roja), podemos ver que casi siempre las expectativas son mejores para la bolsa que para los bonos, es decir, que la línea azul está por encima de la roja. Ahora bien, hay algunos momentos puntuales en que la línea roja se coloca por encima de la azul, lo que significa que las perspectivas de la deuda son mejores que las de las acciones.

Y efectivamente, ahora nos encontramos en uno de esos raros momentos. Y, según un estudio realizado por el analista Jesse Felder, invertir guiándose por estas dos líneas es enormemente rentable. Un inversor que hubiera comprado bolsa cuando ésta era más atractiva según este indicados, y hubiera cambiado a deuda cuando hubiera dejado de serlo, habría batido con enorme diferencia a un inversor tradicional de los de "comprar y mantener" -principalmente, porque habría evitado los dos últimos grandes mercados bajistas de la bolsa-.

Lo más llamativo en la actualidad es que el diferencial entre las dos variables (rentabilidad prevista para la bolsa del -1,07% frente a una rentabilidad del bono del 1,98%) es uno de los mayores de la historia. Sólo ha habido un puñado de trimestres en los últimos 50 años que ofrecieran a los inversores una oportunidad mejor que la actual de pasar de bolsa a deuda. De hecho, la última vez que el diferencial fue tan amplio fue en el segundo y tercer trimestres de 2007... justo antes de la crisis financiera que provocó una caída del 50% de la bolsa.

Warren Buffett, que está de actualidad estos días por haber acometido la mayor adquisición de su historia por más de 37.000 millones de dólares, tiene un indicador favorito para saber cuándo hay que invertir en bolsa y cuándo salirse y buscar la seguridad de los bonos del Estado. Aludió a ella en una de sus famosas cartas anuales a los inversores de su holding Berkshire Hathaway, la de 1992, y se trata de la relación entre la capitalización de la bolsa estadounidense y el PNB, producto nacional bruto (una forma de medir la economía parecida al PIB pero que no mide los bienes donde se producen sino donde está su propiedad).

Warren Buffett PIB Nasdaq Ibex 35
El redactor recomienda