fue la firma que destapó las mentiras de gowex

Gotham vuelve a triunfar: Quindell reconoce que había inflado sus cuentas

La firma que se hizo famosa en España por su demoledor informe sobre Gowex se anota otra victoria. Esta vez es la británica Quindell la que reconoce que había exagerado sus resultados

Foto: Gotham vuelve a triunfar: Quindell reconoce que había inflado sus cuentas

Gotham City Research, la firma que cobró fama en España por elaborar el informe que destapó el fraude de Jenaro García en Gowex, vuelve a demostrar su tino cuando pone a una empresa en su punto de mira. En abril de 2014, lanzó uno de sus afilados informes, esta vez sobre la empresa británica de servicios tecnológicos y consultoría Quindell. Titulado Una casa de campo construida sobre arenas movedizas, ponía en duda el origen de entre el 42 y el 80% de sus beneficios y valoraba sus acciones a 3 peniques, cuando entonces cotizaban a 39 peniques. Casi 16 meses después, y tras llegar a ganar incluso un juicio por difamación a Gotham, la compañía británica ha confesado que la firma estadounidense tenía razón. 

Lo ha hecho en sus cuentas anuales de 2014. Y ahora se entiendo porque la compañía había retrasado su presentación. Una palabra domina todo su Informe anual y estados financieros para el año finalizado en 2014: reexpresado (restated). Aparece 105 veces en las 134 páginas del informe porque, básicamente, la empresa se dedica a eso: a corregir las cifras que había anunciado inicialmente porque estaban infladas. 

Las que revisa son, sobre todo, las cifras de 2013, que son las que despertaron el interés de Gotham. En un principio, Quindell había comunicado en 2013 unos ingresos de 380 millones de libras y unos beneficios de 80 millones. Ahora, una vez reexpresadas, esas cifras se reducen a unos ingresos de 61 millones de libras y a unas pérdidas de 67,7 millones de de libras. A partir de ahí, en 2014 los ingresos repuntaron hasta los 72 millones de libras y las pérdidas crecieron hasta los 374,5 millones de libras. 

De este modo, Gotham, que ya había conseguido la dimisión del presidente y fundador de Quindell, Robet Terry, ve reforzada su victoria. Y la firma estadounidense no ha dejado pasar la ocasión para reivindicarla. "Quindell y su anterior consejero delegado, Robet Terry, con su demanda por difamación y sus comunicados contra nosotros fueron difamatorios, maliciosos y falsos. Para que quede registrado", ha proclamado desde su cuenta de Twitter

Las acciones de Quindell llevan suspendidas de cotización desde el pasado 24 de junio, fecha en la que la Autoridad de Conducta Financiera británica abriera una investigación sobre la contabilidad de la tecnológica. En el momento de la suspensión, las acciones cotizaban a 124,75 peniques, un precio que se deriva del contrasplit -agrupamiento de acciones- de 1 acción nueva por 15 antiguas que llevó a cabo en junio del año pasado. Sin esta operación, su cotización sería de 8,31 peniques, un precio que refleja la huella que ya dejó el informe de Gotham.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios