adelanta pérdidas de 260 millones hasta mayo

Premio en bolsa para el plan estratégico de Abril-Martorell para Indra

Indra ha anunciado que prevé un ahorro de costes de entre 180 y 200 millones de euros gracias, principalmente, a la reestructuración organizativa que ha planteado despedir a 2.850 personas

Foto: Fernando Abril-Martorell (Efe)
Fernando Abril-Martorell (Efe)

Indra ha presentado hoy su nuevo plan estratégico para el periodo 2014-2018 y el mercado lo ha recibido por la puerta grande. Más de un 10% suben sus acciones en bolsa por encima de los 10 euros después de que la compañía haya anunciado que prevé un ahorro de costes de entre 180 y 200 millones de euros gracias, principalmente, a la reestructuración organizativa que ha planteado despedir a 1.850 personas en España y otras mil en Latinoamérica.

INDRA A

10,3400€0,0000€0,00 %
  • VOL. DIARIO (Tit.)-
  • APERTURA10,3400€
  • MÁXIMO-€
  • MÍNIMO-€
  • ÚLTIMA SESIÓN05/09/2018

Con dicha reestructuración organizativa, Indra confía ahorrar unos 120 millones de euros, según la documentación remitida hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). También prevé ahorrar 30 millones en costes de producción, entre 20 y 40 millones en sobrecostes y pérdidas en proyectos y otros 10 millones de euros mediante la optimización del modelo de entrega.

Apoyada en estas mejoras, Indra espera elevar sus ventas entre el 2,5% y el 4,5% en tasa anual acumulada compuesta y generar un "cash-flow" libre (flujo de caja) en 2018 de unos 200 millones de euros, lo que representará aproximadamente el 6 % de la facturación esperada para dicho año.

Fuerte deterioro de las cuentas

La semana pasada, el presidente de la compañía, Fernando Abril-Martorell, anunció la puesta en marcha de un ERE en la compañía y lo justificó en la caída del mercado nacional en más de un 40% y en las pérdidas registradas en 2014 y el primer trimestre de 2015.

De esta manera, el nuevo presidente de la empresa participada por el Estado y Telefónica continúa con el lavado de cara de la compañía que inició tras su aterrizaje de la mano de César Alierta el pasado mes de enero después de que la operadora iniciara su desembarco en Indra con una participación del 6%.

Así, Abril-Martorell está tratando de levantar una empresa que el año pasado presentó pérdidas por valor de 92 millones de euros tras realizar unas provisiones de 313 millones lastrado, en parte, por la depreciación de su filial brasileña y la cancelación de contratos, retrasos de proyectos y reprogramación de actividades. Pero el negocio no ha ido mucho mejor en el primer trimestre con unos números rojos de 19,6 millones por la mala evolución en el exterior.

Pérdidas de 395 millones hasta mayo

Además, la compañía ha adelantado que registrará un resultado negativo por un importe aproximado de 260 millones de euros a 31 de mayo de 2015 por proyectos "onerosos" y además ha reducido el valor de sus activos por un importe aproximado de 135 millones de euros. Por tanto, la cifra total ascendería aproximadamente a 395 millones de euros a 31 de mayo de 2015 sin considerar los efectos fiscales positivos asociados. De este impacto, los proyectos en Latinoamérica, especialmente en Brasil, representan un 59%.

El grupo ha explicado que, tras verificar la evolución del cumplimiento de las principales hipótesis técnicas y económicas de los proyectos de su cartera, se han puesto de manifiesto una serie de "nuevos acontecimientos" que implican cambios en las previsiones y expectativas sobre algunos proyectos debido a las dudas que pesan sobre la "recuperabilidad" de trabajos realizados, costes que exceden el importe de los ingresos previstos en el contrato e indemnizaciones por incumplimiento.

 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios