Los inversores asustados vuelven a los fondos monetarios, pero no están libres de riesgo
  1. Mercados
CRECEN POR PRIMERA VEZ EN JUNIO

Los inversores asustados vuelven a los fondos monetarios, pero no están libres de riesgo

El movimientos más llamativo en los fondos de inversión es el repunte de los fondos monetarios pese a su nula rentabilidad. Son el refugio de inversores asustados que no saben que tienen riesgo

placeholder Foto: Luis de Guindos, ministro de Economía. (EFE)
Luis de Guindos, ministro de Economía. (EFE)

Los fondos monetarios (los antiguos Fiamm) son en teoría los más seguros que existen porque invierten en activos de deuda pública a muy corto plazo. Desde que el BCE instauró su política de tipos cero, su atractivo era nulo puesto que no ofrecen apenas rentabilidad. Sin embargo, en el último mes la tendencia histórica de salida de patrimonio se quebró y registraron entradas netas de 235 millones (que pueden ser bastantes más porque los datos de Inverco no recogen los últimos días del mes, cuando estalló la crisis griega).

Según varios expertos consultados, este movimiento responde a factores de demanda, es decir, a las solicitudes de los propios clientes de un producto lo más conservador posible, no a una estrategia comercial de bancos y gestoras. Estos inversores provienen de otros productos en teoría prudentes, sobre todofondos de renta fija, y se han encontrado con la sorpresa de que han perdido dinero en los últimos meses. Según los datos oficiales de la asociación del sector, esta categoría perdió una media del 0,56% en junio, con lo que se queda sinrentabilidad en lo que va de 2015 (un pírrico 0,05%).

En los últimos tiempos existe un serio problema de liquidez en los mercados de deuda pública como daño colateral de las compras del Banco Central Europeo

Como ha informadoEl Confidencial, estas pérdidas responden a que la deuda pública europea ha sufrido su peor semestre desde el nacimiento del euro, con subidas de las rentabilidades del 100% o incluso superiores en los principales países de la zona euro. Algo que se explica por una necesaria "normalización" desde los niveles insostenibles que habían alcanzado los bonos por el programa de compras del BCE, y por la incertidumbre derivada de la situación política en España y de la crisis griega.

La cuestión es que estos partícipes se han encontrado de repente con que pierden dinero en un activo con el que siempre habían ganado en los últimos años. Y se han asustado. Así que han reclamado a su entidad un producto más seguro todavía que los fondos de renta fija, que han descubierto de pronto que no era tan fija como ellos pensaban. Y ésta ha desempolvado los olvidados fondos monetarios para ofrecérselos.

Peor que un depósito... y con más riesgo

Ahora bien, las prisas y el miedo no suelen ser buenos consejeros y este movimiento no parece demasiado acertado. En primer lugar, porque, por muy poca rentabilidad que ofrezcan ahora los depósitos a plazo fijo de los bancos, dan más que el nulo rendimiento de los fondosmonetarios. Si de lo que s etrata es de evitar cualquier pérdida, mejor si encima se gana algo, por poco que sea. Eso sí, los monetarios ganan a los depósitos en liquidez, que es diaria, mientras que en los productos bancarios hay que esperar al vencimiento o tienen penalización.

Pero es que, además, los monetarios pueden perder dinero; de hecho, lo están perdiendo: según Inverco, registraron una rentabilidad negativa del -0,06% en junio y pierden el -0,02% en el acumulado de 2015. Es cierto que son cifras ínfimas, pero negativas en todo caso, y se explican porque muchos de los activos en que invierten (básicamente letras a muy corto plazo)se han emitido con tipos negativos, es decir, en vez de cobrar intereses por ellos, el fondo tiene que pagárselos al Estado emisor.

Y ahí no acaba la cosa. En los últimos tiempos existe un serioproblema de liquidez en los mercados de deuda pública como daño colateral de las compras del BCE: compra tanta cantidad de bonos que 'seca' el mercado. A priori no tiene por qué tener ningún impacto en los fondos, pero si se diera el caso de una salida masiva de partícipes, podrían encontrarse sin contrapartida. Y eso haría caer los precios y sí provocaría pérdidas apreciables para estos inversores ultraconservadores.

Inverco Deuda pública Banco Central Europeo (BCE) Fondos de Inversión
El redactor recomienda