EL VALOR SE RESINTIÓ AYER EL 1,19%

Goldman y Cerberus se caen de la puja por los pisos de Popular por la situación política

El mercado vuelve a estar nervioso con Popular porque no reducirá sus activos tóxicos de momento. La incertidumbre política ha entorpecido la venta de una cartera de 500 millones hasta las elecciones

Foto: El presidente del Banco Popular, Ángel Ron. (EFE)
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron. (EFE)

El llamado 'Proyecto Elcano', por el que el banco que preside Ángel Ron pretendía desprenderse de activos inmobiliarios valorados en 500 millones ha sufrido un revés por la incertidumbre política. Los principales candidatos para quedarse con esta cartera, el fondo de private equity Cerberus y Goldman Sachs, han preferido aplazar su inversión hasta las elecciones generales de noviembre, cuando quede despejado el dudoso panorama actual, según fuentes conocedoras de la situación. 

Dichas fuentes añaden que estos dos candidatos han planteado al Popular que, dada la situación que se vive en nuestro país tras los resultados de las elecciones municipales y autonómicas y los pactos posteriores, no están dispuestos a pagar el precio exigido por el banco; es decir, que si la entidad quiere vender ya, debe rebajar sus pretensiones.

La respuesta de Ron ha sido una negativa porque no está dispuesto a asumir pérdidas adicionales a las provisiones ya realizadas en esta cartera. Además, hay más interesados en la operación, con lo que todavía podría salir adelante antes de los comicios. Un portavoz del Popular declinó hacer comentarios a esta información.

Esta retirada no es un caso aislado. Como ha informado El Confidencial, la incertidumbre generada tras el 24-M ha tenido un doble efecto entre los grandes inversores internacionales: el primero, ser cautos y pisar el freno, lo que está aplazando numerosas operaciones. El segundo, rebajar las ofertas, lo que permite pinchar la incipiente burbuja que se estaba formando en el mercado español, en especial en los activos de mejor calidad. Aparte de los grandes proyectos que pueden quedarse durmiendo el sueño de los justos, como Campamento y Chamartín.

Nerviosismo en el mercado

Así pues, el Popular no es más que la última víctima de este nuevo entorno en el mercado español. Sin embargo, en el caso del banco, lo ocurrido es más preocupante, a juicio de los inversores y gestores. Éstos están preocupados por la fuerte exposición inmobiliaria del Popular (unos 11.000 millones netos de provisiones), porque consideran que no está suficientemente provisionada y cuyas pérdidas latentes pueden exigir nuevas aportaciones de capital. En consecuencia, el anuncio de que iba a desprenderse de un primer paquete de 500 millones generó alivio en el mercado.

Por eso mismo, ahora los problemas citados para culminar la colocación han puesto nerviosos a algunos en el mercado, algo que ayer ya se tradujo en caídas del 1,16% en bolsa en un día de subidas para el Ibex. Popular acumula una revalorización cercana al 15% en el año, superior a la del resto del sector salvo BBVA y Sabadell, si bien su valoración es inferior a la de los grandes del sector: 0,76 veces su valor en libros.

Asimismo, ha sido de los más castigados en la reciente corrección postelectoral de la banca, ya que a la incertidumbre política se suma que será el más afectado por la nueva norma contable que cambiará la forma de dotar las provisiones. Tampoco hay que olvidar que algunos analistas, como JP Morgan, son especialmente negativos con esta entidad dentro de su desconfianza generalizada en el sector bancario.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios