FUNCIONARÁ ANTES DE FINALES DE AÑO

La CNMV pondrá en marcha un ‘gendarme electrónico’ contra el 'insider trading'

El nuevo Sistema Avanzado de Monitorización de Mercados Secundarios (SAMMS) está basado en un 'software' de alta potencia que permite detectar en tiempo real movimientos sospechosos

Foto: La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez. (EFE)
La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez. (EFE)

La CNMV tiene previsto implantar antes de que termine el presente ejercicio 2015 un nuevo sistema de vigilancia informática en la bolsa española con objeto de prevenir las prácticas tendentes a la manipulación de precios y al denominado abuso de mercado. Ambas conductas, que inciden de manera directa en lo que se conoce como el célebre insider trading, constituyen uno de los caballos de batalla que más quebraderos de cabeza vienen produciendo de forma tradicional a los responsables de la institución que ahora preside Elvira Rodríguez.

El nuevo Sistema Avanzado de Monitorización de Mercados Secundarios (SAMMS) forma parte de los nuevos instrumentos de alerta preventiva que se han incluido dentro del plan de actividades elaborado por la Comisión de Valores como garantía de una mayor eficiencia de toda su labor supervisora. El futuro mecanismo de control se estructura a partir de un software de alta potencia que permite la detección en tiempo real de actuaciones presuntamente irregulares que condicionan la evolución de los valores sometidos a cotización y contratación bursátil.

El organismo regulador considera que un mercado en el que se perciba tolerancia con las situaciones de abuso es menos susceptible de atraer y retener la inversión exterior que es esencial para el buen funcionamiento de la economía española. Desde el pasado año, el SAMMS ha estado sometido a un amplio proceso de verificación interna mediante una serie de pruebas de aceptación destinadas a garantizar el correcto funcionamiento de arranque. En 2015 está previsto llevar a cabo la fase de implantación, a la que seguirá un programa de mantenimiento de dos años de duración, hasta 2017.

La CNMV pretende que el nuevo 'gendarme electrónico' pueda estar trabajando a pleno rendimiento para mediados de 2016

El proyecto está diseñado para analizar todas las operaciones intradía que puedan efectuar los inversores profesionales y se articula a través de un sistema automático de introducción de órdenes que permite detectar las posibles prácticas de manipulación de mercado. La CNMV trata de adaptar los fundamentos de su actividad a las necesidades de unos mercados en constante evolución y en los que cada vez es más urgente trabajar a la misma velocidad y con los mismos componentes tecnológicos que emplean los distintos operadores bursátiles.

Nueva directiva comunitaria

El organismo encargado de vigilar el correcto funcionamiento de los mercados pretende que el nuevo 'gendarme electrónico' pueda estar trabajando a pleno rendimiento para mediados de 2016, cuando está prevista la incorporación al ordenamiento mercantil en España de las nuevas normativas comunitarias sobre información privilegiada y abuso de mercado que sustituyen a las vigentes desde el año 2003. La Directiva 2014/57/UE del 16 de abril de 2014 y el Reglamento 596/2014 suponen un cambio radical que afectará a la Ley del Mercado de Valores y modificará el tratamiento de conductas que a partir de ahora podrán ser consideradas como delitos.

La nueva Market Abuse Regulation (MAR), como se conoce en el argot europeo, establece un marco común normativo que incluye multas y penas de privación de libertad de hasta 4 años por operaciones de insider trading con manipulación de mercado y de hasta 2 años por la divulgación ilícita de información privilegiada. A diferencia de la antigua directiva, la futura disposición comunitaria regula la responsabilidad de las personas jurídicas cuando las infracciones hayan sido cometidas en su beneficio por cualquier persona, ya sea si actúa a título individual o como parte de un órgano directivo de la propia entidad.

Imagen de la Bolsa de Madrid. (EFE)
Imagen de la Bolsa de Madrid. (EFE)

La información privilegiada ha campado a sus anchas en la bolsa española como moneda de uso corriente detrás de cada gran operación corporativa. La CNMV se las ha visto y deseado para detectar casos flagrantes, hasta el punto de que alguno de sus máximos responsables llegó a hacer célebre las quejas ante una regulación que, en su opinión, “sólo permitía pillar, si acaso, al marido de alguna secretaria”. Así se manifestaba a modo exculpatorio el que fuera presidente de la Comisión de Valores entre los años 1996 a 2000, Juan Fernández-Armesto.

En la etapa más reciente de Julio Segura, durante la última parte del Gobierno de Zapatero, la Comisión de Valores hizo público un estudio que demostraba el fracaso del organismo regulador para atajar este tipo de conductas debido a una inacción que se traducía en la escasa aplicación de sanciones. El cuadro de multas impuestas por información privilegiada presentaba cifras irrisorias hace diez años, con sólo siete sanciones acumuladas entre el año 2000 y el 2006.

La CNMV de Elvira Rodríguez se ha puesto las pilas desde fechas más recientes y los datos presentados hace quince días por la presidenta del organismo regulador en el Parlamento demuestran un celo mucho más riguroso en la lucha contra la información privilegiada. No en vano, a lo largo de 2014 la Comisión supervisó más de 125 millones de operaciones, lo que supone casi un 40% más con respecto a 2013. Estas actuaciones se han traducido en 11 expedientes sancionadores por abuso de mercado contra una veintena de personas físicas o jurídicas. Unos datos bastante más elocuentes y que podrían crecer en proporción geométrica a lo largo de los próximos ejercicios de la mano del flamante ‘vigilante electrónico' que empezará a funcionar antes de finales de año. 

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios