Los brokers se rebelan: la banca en la sombra no es tan mala como la pintan
  1. Mercados
SE QUEJAN DEL EXCESO DE REGULACIÓN

Los brokers se rebelan: la banca en la sombra no es tan mala como la pintan

El 'lobby' de los brokers se enfrenta a las quejas de la banca contra la llamada 'banca en la sombra' y asegura que hay que hacer distinciones dentro de ella y que basta con que sea transparente

Foto: Un broker en la bolsa de Nueva York. (Reuters)
Un broker en la bolsa de Nueva York. (Reuters)

Las entidades tradicionales consideran a la 'banca en la sombra'(shadow banking)la mayor amenaza para su negocio y su supervivencia, de ahí que no desaprovechen ninguna ocasión para pedir que se la regule y se la ate en corto. Por eso es llamativo que los participantes en los mercados de valores -brokers y gestores de fondos- se atrevan a replicarles. Ellos, que defienden las fórmulas de financiación alternativas a la banca, sostienen que la banca en la sombra no es necesariamente mala, que hay que distinguir los distintos operadores de un concepto tan difuso y que basta con que sean transparentes sin necesidad de imponer una regulación excesiva.

"Existe la tendencia a considerar una amenaza todo lo que genera riesgos", denunció ayerRamiro Martínez-Pardo, uno de los directores del Observatorio anual sobre la reforma de los mercados financieros europeos que presentó este lunesestelooby, agrupado en la Fundación de Estudios Financieros."Es necesario un esfuerzo para afinar el concepto, porque las definiciones de los organizamos internacionales son demasiado amplias e incluyen muchas cosas diferentes", añadió. Por banca en la sombra se entiende cualquier actividad de financiación prestada por alguien que no sea un banco, lo que puede incluir, según el estudio, los fondos de titulización, elcrowdfunding, los microbancos, el préstamo de valores, los fondos monetarios e inmobiliarios, los de capital riesgo, los repos o incluso algunas actividades de seguros.

Este trabajo también recuerda a los bancos que "se trata de una actividad que está siendo fomentada por las autoridades europeas y las de los Estados miembros como alternativa a la financiación bancaria tradicional en un momento de especial escasez del crédito bancario". "Y ello está bien porque resulta preciso impulsar iniciativas de mejora y refuerzo del papel de los mercados de capitales en Europa en la financiación de la economía real", opinan los autores del mismo.

No a más regulación: basta con transparencia

La conclusión de este argumento es que los brokers se oponen radicalmente a la insistente petición de la banca de que estas entidades estén sometidas a la misma regulación estricta que sufrenlos bancos para competir en igualdad de condiciones (levelplaying field) con ellas. "El dilema que se plantea exige conseguir un equilibrio entre las opciones extremas de no regular para entorpecer la mejora del crecimiento económico que la actividad crediticia no bancaria favorece, o regularlo todo en aras de evitar el riesgo de deterioro de la estabilidad financiera", que es lo que pide la banca, segín Martínez-Pardo.

Esa posición intermedia consistiría, según esta Fundación, simplemente en imponer exigencias de transparencia sobre la actividad en la sombra, es decir, que tengaque revelar la naturaleza y los riesgos de sus operaciones, junto a una supervisión macro-prudencial, es decir, sectorial que no entre en la situación interna de cada entidad. Y, en ningún caso, las exigencias de solvencia y liquidez típicas de la banca, como las que imponen las normas internacionales de Basilea III.

Roldán: banca en la sombra sí, pero limitada

El invitado a clausurar la presentación del Observatorio en la Bolsa de Madrid fue, precisamente,José María Roldán, presidente de la patronal bancaria AEB. Roldán, que ha defendido públicamente la regulación de la banca en la sombra, modero su discurso en 'territorio enemigo'. Así, admitió que la banca en la sombra ha jugado un papel importante en la financiación de la economía real, por lo que,si se elimina, "podría haber otra crisis".

Ahora bien, ha mantenido inamovible el presupuesto fundamental de los bancos en este asunto: es necesario definir y delimitar su actividad, porque el sistema supervisor no está preparado para hacer frente a sus desafíoa. Y ha insistido en que muchos de estos actores actúan con un altísimo apalancamiento (endeudamiento frente a capital), lo que puede provocar crisis sistémicas. Además, ha asegurado que las empresas más pequeñas "siempre van a depender de la financiación bancaria", porque es "ilusorio" pensar que puedan acceder a los mercados de capitales.

Bróker Gestoras de fondos José María Roldán Asociación Española de Banca (AEB)
El redactor recomienda