OPV POR EL 60% DEL ACCIONARIADO

Kutxabank se queda con el 30% de Euskaltel para proteger el ADN vasco del PNV

La Oferta Pública de Venta del operador de telecomunicaciones abarcará el 60% del capital, ya que el banco vasco ha decidido mantener una participación de referencia a petición del PNV

Foto: Un operario coloca en una oficina el rótulo con el logotipo de Kutxabank. (EFE)
Un operario coloca en una oficina el rótulo con el logotipo de Kutxabank. (EFE)

Euskaltel ya ha puesto en marcha la salida a bolsa con la que se convertirá en una empresa cotizada en la primera semana de julio. Lo que todavía no ha desvelado la compañía es quiénes de los actuales accionistas venderá en la Oferta Pública de Venta (OPV) destinada exclusivamente a inversores institucionales.

Según indican fuentes próximas a la operación, Kutxabank, que tiene un 50% del actual, se quedará como inversor de referencia por indicación del Partido Nacionalista Vasco (PNV). Una vez completada la colocación, la entidad financiera mantendrá un 30% del capital de Euskaltel en cartera, de tal forma que guarde la vinculación con la región.

“Euskaltel es un referente familiar, profundamente arraigado en el País Vasco, que forma parte activa de la sociedad vasca gracias a su intensa participación en actividades de patrocinio y mecenazgo a nivel regional y local”, asegura la empresa en la descripción de una compañía que al saltar a bolsa ampliará su espectro geográfico y su naturaleza.

Las mismas fuentes indican que Kutxabank venderá un 20% respecto al 50% que tiene actualmente, mientras que los dos fondos de capital riesgo, Trilantic e Investindustrial, dueños del 48% de la operadora de telecomunicaciones, apenas se quedarán con entre un 4 y u 8% del 48% que ostentan ahora mismo en su cartera de inversiones. El restante 2% está en manos de Iberdrola. 

En total, la OPV de Euskaltel incluirá la venta del 60% del capital, por lo que teniendo en cuenta que la compañía está valorada en unos 1.500 millones, la colocación ascenderá a cerca de 900 millones. Al vender más de la mitad del accionariado, la sociedad pasaría a ser una empresa “opable”, ya que los accionistas de referencia solo tendrá el 40% del capital bajo control. Ese es el pacto al que han llegado Trilantic, Investindustrial y Kuxtabank, dado el proceso de concentración en el que está inmerso el sector de las telecomunicaciones, como demuestran las adquisiciones de Ono y Jazztel por Vodafone y Orange.

Juego de integraciones

Se da por hecho que la empresa con sede en el Parque Tecnológico de Bizkaia entrará en el juego de las concentraciones, ya sea como jugador activo, con las posibles adquisiciones de Telecable o de R, la empresa gallega, o como jugador pasivo, objetivo de otros operadores más grandes. No obstante, el banco resultante de la fusión de las tres cajas vascas se ha guardado varias cláusulas para proteger el ADN vasco de Euskaltel, especialmente en lo relacionado con las redes de transmisión.

En 2014, Euskaltel obtuvo unos ingresos de 321,2 millones de euros, un beneficio bruto de explotación o Ebitda ajustado de 155,9 millones, con un margen del 48,5%),y un flujo de caja libre operativo de 113,6 millones de euros. La compañía no ha ofrecido los datos de beneficio neto.

Al tiempo que la compañía prepara la salida a bolsa, los accionistas actuales están negociando la solicitud de un préstamo sindicado próximo a los 400 millones de euros para adecuar el balance a su nuevo estatus de sociedad cotizada, ya que los inversores le exigen un eficiente uso de la caja. Un endeudamiento que coincide con el reparto de un dividendo extraordinario de unos 200 millones de euros, que permitirá a Kutxabank, Trilantic e Investindustrial obtener unas plusvalías adicionales muy jugosas.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios