el bce mantiene los tipos en el 0,25%

La baja inflación y los riesgos sobre el crecimiento no fuerzan la actuación de Draghi

Nada. El BCE entiende que, por el momento, las presiones deflacionistas pueden esperar. Lo deja todo para marzo, cuando revisará sus previsiones

Foto: La baja inflación y los riesgos sobre el crecimiento no fuerzan la actuación de Draghi

De nuevo, palabras. Y el compromiso de "tomar más acciones decididas si resulta preciso" y la promesa de que "está preparado" para actuar. Pero nada más. Ninguna sorpresa en la segunda reunión de política monetaria de 2014 por parte del Banco Central Europeo (BCE). Ni rebajas de los tipos de interés oficiales, que permanecen en el mínimo histórico del 0,25%, ni medidas excepcionales. Todo queda como estaba, a la espera de que llegue la cita del 6 de marzo, en la que sí podría pasar a la acción al abrigo de las nuevas previsiones económicas que, como cada trimestre, presentará el próximo mes. 

El BCE se ha decantado, por tanto, por la opción de esperar y ver. Y eso que su presidente, Mario Draghi, ha reconocido que la inflación continuará baja durante "un prolongado periodo de tiempo" y que, además, la recuperación económica sigue sometida a "riesgos a la baja", entre los que ha citado explícitamente los acontecimientos vistos en las últimas semanas en los mercados emergentes

La frialdad mostrada por el BCE contrasta con las crecientes expectativas que envolvían a la cita. Más que nada, porque en enero, y según los datos provisionales, la inflación volvió a relajarse hasta el 0,7%. Es decir, el mismo nivel que se había visto en octubre y que obligó a la institución a reaccionar con una reducción del precio del dinero del 0,5 al 0,25%. Fue su respuesta a las presiones deflacionistas que emergían en ese momento; tres meses después, el BCE ha preferido darse más tiempo para analizar los datos antes de pasar a la acción con más medidas. 

Además de mantener el precio del dinero, también ha dejado sin cambios el interés de la facilidad de depósito, que sigue en el 0%, y el de la facilidad de préstamo, que continúa en el 0,75%. Con relación a los tipos de interés, el BCE ha reiterado "firmamente" su orientación -forward guidance- al enfatizar que "los tipos seguirán en el nivel actual o más bajos durante un extenso periodo de tiempo". Y ha acompañado este mensaje con otro de los mantras habituales en los últimos tiempos: "Las evidencias recientes confirman totalmente nuestra decisión de mantener una política monetaria acomodaticia tanto tiempo como sea necesario, que apoyará una recuperación económica gradual en la Eurozona". 

La muestra más evidente de que el mercado esperaba otro truco de Draghi se observa en el euro. La divisa europea, que justo en el momento en el que el presidente del BCE empezaba su rueda de prensa se cambiaba a menos de 1,35 dólares, supera ahora los 1,36 dólares. 

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios